La danza de las botas de goma
Llega precedido por un rotundo éxito internacional y más de 3 millones de espectadores. Ciudades como Londres, Amsterdam, París, Munich, Nueva York, Tokio o Toronto ya han bailado al ritmo de su danza y han tomado conciencia de la situación vivida en Sudáfrica durante más de cincuenta años.
Ahora, y al más puro estilo de Broadway, el musical «Umoja» aterriza por primera vez en España. El Teatro de Madrid será el anfitrión de este espectáculo que retrata desde hoy, con pulso y ritmo, la vida de un sudafricano que sale de las afueras de Durban, en tiempos del duro Apartheid, en busca de trabajo y fortuna.
Como recordaba ayer Todd Twala, una de las creadoras del musical junto a Thembi Nyandeni, «Umoja» -se pronuncia «umoya»- significa «¡Unámonos!». Es, por tanto, «una lucha contra la injusticia a través del espíritu de solidaridad, amistad, libertad y fe».
Un musical con mensaje
Todo comenzó -recuerda esta bailarina y cantante- a finales de los años noventa, cuando dos amigas de la infancia, unidas también por el arte escénico, deciden crear un musical diferente, sin trucos de tramoya pero con un gran mensaje de fondo. Surge así «Umoja», un espectáculo de fuerza y color que recorre la vida de África del Sur desde los tiempos trágicos del Apartheid hasta la actualidad.
Treinta y dos artistas, entre bailarines y músicos, serán los encargados de guiar al espectador en este viaje por las tradiciones, la brujería, las danzas tribales, los guerreros, los cabarets y la vida nocturna.
Para la puesta en escena española, el actor y percusionista Gorsy Edu, de Guinea Ecuatorial, será el encargado de narrar las tribulaciones del protagonista que abandonará Durban en pos de un trabajo en la gran ciudad. En su periplo no faltarán las célebres minas de oro de Johannesburgo, donde los propios obreros, obligados a mantenerse en silencio, inventaron un modo de comunicarse con su calzado.
Es la famosa «Danza de las botas de goma» que, junto al gospel en las iglesias y el «Kwasa Kwasa» en los clubs ilegales, guiará al espectador hasta la gran fiesta final, llena de vida y color, que recrea la actualidad de Sudáfrica, el «país del arco iris».
Vocación infantil
Un cambio que también han vivido las propias creadoras del musical, quienes fueron forzadas a abandonar su ciudad y establecerse en Soweto a golpe de excavadora tras aprobarse la ley del Apartheid. En ese ambiente pobre descubrieron su vocación. Afortunadamente, tras suavizarse las leyes para los negros pudieron montar un pequeño grupo de baile y finalmente su propia compañía.
Es el antes y el después que en el espectáculo se mostrará a través de instrumentos autóctonos, percusión y músicos en vivo. Además, durante las dos horas de montaje, los artistas lucirán un llamativo vestuario que cambiarán en cada número. Por ello, durante esos pocos minutos, el actor-narrador enlazará las distintas etapas del argumento con improvisaciones y textos explicativos de lo que tuvieron que vivir durante más de cincuenta años tantos seres humanos.
«Mostrar nuestras raíces»
Así, este montaje aspira también a mostrar a las nuevas generaciones las raíces de su propia cultura. Como explica Todd Twala, este espectáculo quiere educar al resto del mundo a través de la música. «Mucha gente no sabía ni que existíamos -asegura la artista-. Por eso «Umoja» es una buena manera de mostrar al exterior lo que somos». Y es que esta palabra swahili es todo un grito de intenciones; no en vano, los guerreros tribales la utilizaban para invocar el espíritu de unión.
Hoy, en las calles de Sudáfrica, también es ampliamente utilizada. Es la respuesta alegre e informal al típico «¿Qué tal estás?». «¡Umoja!», responden, y con ello reflejan su estado de felicidad...
De las danzas tribales y la brujería al «país del arco iris», como lo denominó Mandela. Así es el musical «Umoja», un recorrido por el espíritu de Sudáfrica desde el Apartheid hasta nuestros días
Treinta y dos artistas, entre bailarines y músicos, se subirán desde hoy al escenario del Teatro de Madrid para recorrer la vida de Sudáfrica desde el Apartheid hasta hoy

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...