Choque de visiones en la Cumbre sobre la reforma del sistema financiero
El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, da un beso a su homóloga de Chile, Michelle Bachelet
Actualizado Viernes, 31-10-08 a las 01:59
Los gobiernos de tendencia izquierdista de América Latina, entre ellos Ecuador, Nicaragua y Bolivia, declararon el fin del capitalismo y reclamaron un modelo económico alternativo, en constraste con la postura de otros países de signo más moderado, en la XVIII Cumbre Iberoamericana.
Las posturas de los gobiernos como México, Chile, Brasil y España contrastaron con las posiciones más radicales en contra del neoliberalismo, como la del presidente ecuatoriano Rafael Correa.
Correa llamó a "botar a la basura" las instituciones financieras actuales. Pero también pidieron un cambio de modelo el boliviano Evo Morales, el nicaragüense Daniel Ortega y la argentina Cristina Fernández de Kirchner.
El presidente de Ecuador rechazó la visión de "parchar el sistema vigente" y reformar las instituciones de Bretton Woods y señaló que se deben dejar atrás "cuanto antes" organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMi) y el Banco Mundial (BM) "que no han servido para nada".
Señaló que hay que reemplazarlas por un nuevo sistema regional y propuso un fondo de reservas común que sirva de "preámbulo de un banco central regional" independiente de los países desarrollados, y un sistema monetario común, diferente del dólar, para intercambios regionales.
Más controlAntes, las mayores economías de la región habían exigido reformas al actual sistema financiero con mayores regulaciones y supervisión y una participación más activa de las economías emergentes en las decisiones financieras mundiales.
Entre los defensores de esta postura estuvieron la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, el presidente de México, Felipe Calderón, el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, que hablaron de impulsar el comercio regional y las inversiones, entre las acciones para salir de la crisis.
Zapatero dijo que "es necesario refundar los mecanismos de gobernanza global con mayor participacion de los países en desarrollo", mientras que Calderón pidió un nuevo orden económico internacional con un diseño equilibrado entre el mercado y el Estado.
En contraste, Correa afirmó que "se requiere una nueva arquitectura financiera regional", que deje atrás los lineamientos de instituciones como el FMI y el BM. El presidente de Bolivia también afirmó que pensar en salvar el capitalismo sería una equivocación. "Yo siento que el capitalismo no es ninguna solución. No se trata de salvar el capitalismo. ¿Qué nos dice el capitalismo? Cuando ganan, déjennos ganar, cuando pierden, sálvennos, pero los salvan a costa de los pobres".
Por su parte, Ortega afirmó que el modelo de desarrollo del capitalismo "ha fracasado" por lo que propuso fortalecer la unidad e integración regional. "El capitalismo se ha convertido en el mayor enemigo del capitalismo", dijo. La presidenta de Argentina señaló que se deben discutir "nuevos paradigmas" y hacer una reformulación de acuerdos "que tuvieron lugar en un mundo que no existe más".

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...