ABC.es

Gente TV

TV

La crisis eleva el consumo de TV, que supera las tres horas y media por persona al día
Lunes, 20-10-08
La pequeña pantalla se ha convertido en una mayor alternativa de ocio en tiempos de crisis. Desde que la situación económica sacudiese nuestros bolsillos, la audiencia ha aumentado el consumo de televisión y ha variado sus hábitos ofreciendo un perfil sustancialmente distinto al de otras temporadas.
Cada espectador pasa actualmente (septiembre de 2008) una media de 220 minutos al día frente al televisor, un dato superior a temporadas anteriores. Todos los targets de edad aumentan su tiempo de TV salvo los jóvenes de 13 a 24 años, que han reducido la ingesta en tres minutos respecto al año pasado.
Por contra, los ciudadanos de 45 a 64 años se presentan como los más vulnerables a la nueva situación económica: sólo ellos son capaces de aumentar hasta en diez minutos el tiempo que pasan al día ante los contenidos catódicos (septiembre de 2008 respecto a septiembre de 2007) y alcanzar el récord de 260 minutos al día y por persona, según datos de Sofres facilitados por Geca.
Por clases sociales, si comparamos los datos a cierre de septiembre de 2008 con los del mismo mes del año precedente, observamos cómo la clase media-baja es la que más incrementa su exposición al televisor: de la tarta de audiencia diaria general, los integrantes de esta categoría social han pasado de ocupar el 31,5 al 32,6% (+1,1 puntos porcentuales).
El fin de semana es el periodo donde más se notan los efectos de la crisis en los hábitos del espectador. El viernes, día de poco consumo de televisión habitualmente, ha visto cómo esta tendencia se ha invertido. Precisamente, el pasado viernes 17 de octubre, cada espectador pasó 222 minutos frente a su televisor, una media superior a la registrada en todo el curso: 213 minutos.
En las últimas semanas, es frecuente observar cómo cada día se baten récords de gasto frente a la pantalla. Así, el pasado domingo 12 se aumentó el consumo televisivo 20 minutos sobre la media de la temporada en domingo (245 minutos), y se situó en 4 horas y 25 minutos de media por espectador.
La jornada lectiva tampoco escapa a la seducción de la TV como alternativa a otro tipo de actividad. El pasado lunes 13 de octubre se volvió a batir el récord de datos en ese día de la semana al alcanzar la cifra de 237 minutos por individuo. Ambos sexos caen por igual en las redes de la televisión: hombres y mujeres aumentaron en cuatro minutos de media su gasto televisivo en comparación con septiembre del año pasado. Sin embargo, las féminas siguen viendo más televisión que los hombres: ellas pasan media hora más al día frente a la TV.
¿Cómo han reaccionado las cadenas a esta tendencia que evidencia una mayor demanda de productos? Tarde. Las emisoras apenas han variado sus contenidos, con algunos ligeros ajustes (como retrasar el «prime time») y escasos estrenos en franjas en ascenso como los viernes. Las TV, también en crisis, no están dispuestas a aumentar su presupuesto en contenidos y optan por la más rentable de las estrategias: inundar sus parrillas de fin de semana con cine familiar, taquillero y rara vez de estreno.
Reparto por clases sociales
Dime lo que ganas y te diré lo que ves. Todos los estereotipos sobre clase social y gustos televisivos se cumplen si nos atenemos a los datos de audiencia de las últimas semanas. Así, se evidencia que la clase alta prefiere la oferta de los canales temáticos (de pago), la programación de La 2 y opta por los contenidos de Cuatro. La clase media es asidua de los programas de Antena 3, Telecinco, Cuatro y La Sexta. Los individuos pertenecientes a la clase Media-Baja se decantan por TVE-1 y Antena 3, mientras que los integrantes de la clase más desfavorecida pasan sus ratos de ocio entre TVE-1 y las autonómicas.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es