Domingo, 19-10-08
Los blogs y los chats ya son cosas del pasado, poco menos que del pleistoceno informático. Ahora en internet mandan otras inquietudes y otras modas. Dominan el espacio internauta las redes sociales -Facebook, MySpace, Flickr, Fotolog, Tuenti, Twitter, Youtube...-, la interrelación, los intercambios y, sobre todo, lo que Esteban González Pons denomina los «nativos». Explicaba el portavoz del PP en una reciente conferencia la tremenda brecha generacional que existe entre esos «nativos de internet, menores de 30 años, y los que somos inmigrantes digitales que apenas alcanzamos a navegar por la red, escribir mensajes en el móvil o a abrir el correo electrónico». «Los jóvenes españoles -proseguía- entre 16 y 24 años, todos ellos votantes en las próximas elecciones, ya navegan un 22% más en internet que ven la televisión entre semana. Es una revolución».
Que está provocando una conmoción social de la que no quiere verse apartado el PP. Por ello, González Pons lidera un cambio radical en la estrategia comunicativa de su partido. Va abrir al PP a la web 2.0, a la segunda generación de Internet. Él mismo ya se ha apuntado a este movimiento imparable. Posee desde hace tiempo un blog. Ha creado su propia web y, desde hace poco, cuenta con su particular red de amigos en Facebook. En concreto, más de 600. Presume de gestionarlos en persona, dedicando cada día bastante tiempo a leer lo que le mandan y a contestarles. Un campo hasta ahora inexplorado por los partidos político con lo que todo ello puede llegar a suponer.
Conferencia «bloggeada»
Por ejemplo, la conferencia que comentamos fue, al tiempo que era expuesta por su autor, «bloggeada» a través del perfil de Pons en Facebook. Eso quiere decir que, mientras él disertaba, alguien en internet estaba transcribiendo en tiempo real sobre lo se hablaba y ocurría en la sala, y otros y opinaban al respecto. Al final fueron más de 800 las personas que siguieron de esa forma la ponencia... cuatro veces más de los asistentes presenciales al acto, y eso que el aforo de la sala se completó y se abarrotaron los pasillos adyacentes. Un efecto multiplicador, un altavoz que bien manejado puede llegar a conseguir dimensiones planetarias. Un herramienta de difusión de un valor incalculable.
Ha sido la campaña de Obama la que ha acabado de abrir los ojos a Pons y, en consecuencia, al PP. «Ha sido capaz de construir en Facebook una comunidad de 2.140.000 personas, que supera con mucho la estructura del Partido Demócrata», recuerda González Pons. «Ha recaudado más dinero que nadie nunca en otra campaña gracias a las pequeñas donaciones por Internet. Casi dos millones de simpatizantes le han enviado dinero, entre ellos cientos de miles de jóvenes que donaron sumas inferiores a 200 euros. Ha movilizado multitud de personas para que participen en la campaña llamando por teléfono o pidiendo el voto a sus vecinos. En definitiva, ha conquistado un territorio nuevo, cruzando una nueva frontera tras la que vivían los jóvenes y los votantes más activos, más críticos, más influyentes y más participativos», concluye.
Una forma de trabajar que el PP desea aplicar en España. Por ello, se va a diseñar una nueva página web del partido, en la que se va promover la participación ciudadana. «Un lugar de encuentro con mucha más información visual, muy inmediato, en el que se cuelguen casi al instante las cosas que ocurren en relación con el partido o, incluso, con la actualidad. Una ventana que va trabajar con las últimas y mejores herramientas. Vídeo, fotos, foros. En definitiva, una forma nueva de llegar al público», dicen en Génova.
Por el momento, desde el PP sólo dejan entrever los rasgos más gruesos de un proyecto apasionante y que ya está muy avanzado. Temen filtraciones y que los avispados espías de Ferraz se apoderen de la iniciativa.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...