La condena a la reina de la prensa rosa de Perú relanza el debate sobre la libertad de expresión
Magaly Medina, más conocida como la «Urraca»
Actualizado Viernes, 17-10-08 a las 00:39
La implacable reina de la cámara oculta y el acecho televisivo peruano, la "Urraca" Magaly Medina, fue condenada a cinco meses de prisión efectiva por difamación, una decisión que pone de nuevo sobre la mesa la difusa frontera entre la libertad de expresión y ciertas prácticas de la prensa rosa.
El azote de la farándula local, dueña y señora de la audiencia nocturna y principal referente de la cultura del "ampay" -revelar intimidades ocultas de los famosos- fue condenada junto al productor de su programa, Ney Guerrero, por haber faltado al honor de la estrella del fútbol peruano Paolo Guerrero.
En noviembre de 2007, tanto el programa de televisión como la revista que dirige Medina denunciaron que Guerrero abandonó la concentración de la selección peruana en un hotel en Lima en vísperas de un partido frente a Brasil para salir hasta la madrugada en compañía de una joven modelo.
Sin embargo, el joven jugador pudo demostrar que esa afirmación no era cierta ya que sí salió, pero en horas de la tarde a tomar un refresco y con permiso del entrenador, y denunció a la "Urraca" por atentar contra su honor.
La condena a Medina, considerada como la mujer más poderosa de la televisión peruana y conocida como la "Urraca", según una reciente encuesta, ha desatado un verdadero hervidero mediático en el país, en donde partidarios y detractores de su ingreso en prisión debaten la justicia de su condena.
Nada más conocer la sentencia, que incluye el pago de 80.000 soles (unos 26.000 dólares) a Guerrero como reparación civil, la "Urraca" declaró que su condena es "una cortina de humo" lanzada por el Gobierno para enmascarar otros problemas del país, un supuesto que también fue defendido por seguidores de la conductora que se congregaron frente al tribunal donde fue condenada nada más difundirse la noticia.
Doctrina peruana sobre los límites de la libertad de expresiónSegún explicó a Efe el profesor de Derecho Penal y experto en derecho de la información Roberto Pereira, la doctrina peruana en materia de los límites de la libertad de expresión "se inclina por ponderar los intereses en juego y si los afectados son personas de relevancia púbica o simples ciudadanos".
En este sentido, Pereira añadió que la condena a cárcel efectiva se debe a la reiteración de este tipo de delitos por parte de Medina, que ya fue condenada con anterioridad por hechos parecidos y al rechazo generalizado que existe contra ciertas "prácticas periodísticas lesivas al derecho al honor que no afecta a personalidades públicas".
El primer gran escándalo de este tipo protagonizado por Medina fue cuando denunció a través de grabaciones obtenidas en cuartos de hotel que reconocidas bailarinas de teatro y televisión llevaban una doble vida como prostitutas.
Si bien la "Urraca" fue condenada por este uso de cámara oculta, nunca llegó a entrar en prisión, mientras que en otro caso de difamación contra el productor Efraín Aguilar fue condenada a cinco días de trabajo comunitario.
El abogado César Pérez, miembro del equipo de defensores de Medina entre los que también se encuentra el letrado del ex presidente Alberto Fujimori, César Nakasaki, confirmó a los medios nada más conocer la sentencia que se presentará un hábeas corpus para evitar la entrada en prisión de su patrocinada, si bien adelantó que es posible que la presentadora pase como mínimo un mes en la prisión.
"Este ha sido un proceso irregular, porque no se puede calificar de regular a un proceso judicial en donde se niegan la actuación de testimonios y no se valoran los argumentos ni los medios de prueba aportados en el mismo", dijo Pérez en declaraciones a Radio Capital. Asimismo, Pérez explicó que Paolo Guerrero, víctima de la difamación, puede lograr la libertad de Medina y su productor, condenado a tres meses de cárcel, si se retracta de la acusación.
Por su parte, el Instituto Prensa y Sociedad (Ipys), entidad encargada de defender la libertad de expresión en el país andino, se mostró en contra de que en Perú existan sanciones penales en temas de expresión, sin entrar a juzgar las prácticas de la controvertida periodista.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...