Domingo, 05-10-08
La última prueba del valor de los datos personales fue conocida ayer mismo. La compañía de telecomunicaciones Deutsche Telekom confirmó el robo de datos personales de 17 millones de clientes de su operadora de telefonía móvil, T-Mobile.
El hecho fue comunicado al Gobierno porque entre esos usuarios figuran personas conocidas como ministros, ex presidentes, industriales, multimillonarios y líderes religiosos. Los datos, robados en 2006, no se refieren a información financiera, como números de cuenta bancaria o tarjeta de crédito, sino que son identificativos (nombre, dirección, teléfono , fecha de nacimiento y direcciones de correo electrónico).
La compañía informó de que, tras una investigación realizada durante meses, no tiene constancia de una posible venta de los datos en el mercado negro, ni siquiera de que hubieran sido ofertados. Pero el caso es que están en poder del semanario «Der Spiegel», que reveló el suceso. La revista asegura que los datos han sido ofrecidos en internet en «círculos criminales», informa Efe. El grupo de telecomunicaciones aseguró que desde que se produjo el robo ha intensificado notablemente sus mecanismos de seguridad.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...