Últ. actualización
Martes, 16-09-08
A pesar de su limitado interés por las relaciones internacionales, el presidente del Gobierno viajó ayer a Estambul para compartir con las autoridades turcas la tradicional cena que pone fin al ayuno del Ramadán. El primer ministro Erdogán es el único dirigente que ha prestado cierta atención a la Alianza de Civilizaciones, esa singular ocurrencia que pretende ocultar la evidente pérdida de peso de España en Europa y en el mundo. Rodríguez Zapatero no ha tenido inconveniente en asistir a un acto de notorio carácter religioso organizado por un partido islamista. Sin embargo, es bien conocido su escaso entusiasmo cuando se trata del culto católico, a veces con ausencias tan injustificables como ocurrió con la misa de Benedicto XVI en Valencia. Está claro que el PSOE utiliza una doble vara de medir: respeto y cercanía hacia el islam frente al laicismo agresivo que practica respecto de la Iglesia Católica. Todo ello sin justificación alguna, salvo el oportunismo político.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...