Miércoles, 03-09-08
Era sólo cuestión de tiempo que la empresa que domina el mercado de las búsquedas on line, que triunfa con su servicio de correo electrónico, que arrasa con sus mapas y sus blogs y que inauguró, además, la «videomanía» por internet con la compra de YouTube, tuviera también su propio navegador. Desde hace meses la red era un hervidero de rumores: Google está a punto de cerrar el círculo y lanzará su propia plataforma de navegación en cualquier momento.
Dicho y hecho. A partir de hoy mismo, la compáñía que más ha hecho para que los ejecutivos de Microsoft sufran de insomnio colgará en más de cien países la primera versión, gratuita y en código abierto, de su nuevo producto estrella, «Chrome».
Según explican ejecutivos de la empresa en su blog oficial, será un navegador completamente distinto de los que se pueden encontrar hoy (Explorer, de Microsoft; Firefox, de Mozilla y Safari, de Apple). Todos ellos, dicen, están pensados principalmente para servir a los usuarios texto y fotos, pero «Chrome» está especialmente diseñado para la gestión rápida de vídeos y otras complejas aplicaciones web que suponen un continuo desafío, y una limitación, para los diseñadores de estas herramientas de navegación.
Repensar el navegador
«Nos hemos dado cuenta de que la Web ha evolucionado de las simples páginas de texto, a un mundo de aplicaciones interactivas, y que lo que necesitábamos era repensar por completo el navegador», explican en el blog oficial de Google su vicepresidente de producto, Sindar Pichai y el director de ingeniería de la firma, Linus Upson. La versión «beta» que se lanza mañana sólo será válida para ordenadores que corran bajo Windows, pero pronto «Chrome» estará disponible también para los usuarios de Macintosh, de Apple, y de Linux.
«Lo que nosotros necesitamos realmente -escriben Pichai y Upson- no es solo un navegador, sino también una plataforma moderna para la gestión de páginas web y aplicaciones, y eso es lo que hemos construido». El navegador de Google, para cuyo diseño se han «tomado prestados» otros proyectos basados en código abierto desarrollados por Apple o Mozilla, promete una velocidad de navegación desconocida hasta ahora, e incluye un sistema gracias al que el error en una página web concreta no bloquea todo el programa.
«El horizonte de los navegadores es altamente competitivo», ha dicho el director general de Microsoft Explorer, Dean Hachamovitch. «Chrome era inevitable», asegura por su parte el presidente de Mozilla, John Lilly. Ambas compañías acaban de lanzar las últimas versiones de su «software» (Explorer 8 y Firefox 3), y hasta el momento ostentan, respectivamente, el 75% y el 20% del mercado de este pujante sector. Google tiene acuerdos con ambos para «incrustar» sus herramientas. A partir de ahora, sin embargo, las cosas podrían ser muy diferentes.
Un cómic promocional de 38 páginas que explica paso a paso las características de «Crome» ha sido filtrado prematuramente por Google y puede verse ya en http://blogoscoped.com/google-chrome.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...