«Siento un desprecio cada día mayor por este régimen»
Domingo, 31-08-08
Gorki Águila, el cantante de rock cubano de 39 años y líder de la banda punk «Porno para Ricardo», descansa en casa de sus padres en La Habana después de que un juez del municipio de Playa le dejara en libertad el viernes tras pagar una multa de 600 pesos por un delito de «desobediencia».
«Estoy bien. Me siento con un orgullo tremendo por toda la solidaridad que he recibido de tanta gente, y con un desprecio cada día mayor por este régimen», explica en entrevista telefónica con ABC desde La Habana.
Su voz es tranquila y su discurso firme y sosegado, nada que ver con la rabia rockera con la que interpreta las canciones de su banda en los conciertos clandestinos que el propio grupo difunde en su página web (www.pornopararicardo.com). «Sólo estar ahí, callado en la sala de juicio, es una humillación por tener que escuchar mentiras y cosas injuriosas sobre uno, como que soy un antisocial», explica Águila.
La vista, que comenzó el viernes por la tarde con nueve horas de retraso sobre el horario anunciado, se celebró en medio de una gran expectación y con una inusual presencia de corresponsales y diplomáticos extranjeros.
El fiscal cambió la acusación inicial de un delito de «peligrosidad social» -que conlleva una pena de cárcel de uno a cuatro años en Cuba- por uno de «desobediencia», que acarrea una pena pecuniaria. Una modificación que es vista como una victoria por el entorno de la banda: «Hemos demostrado que el muro se puede empujar si lo hacemos juntos. Los hemos obligado a retractarse, a deshacer la injusticia», escribió ayer en su bitácora Yoani Sánchez, conocida bloguera cubana y una de las asistentes al juicio contra Águila.
El trato recibido en la estación de Policía de Playa en la que permaneció arrestado «no fue abusivo», afirma, ni recibió golpe alguno. «Pero la tortura aquí es más psicológica; te tratan como a un criminal, como un número más», destaca el músico, quien teme que la presión del régimen sobre él y la banda continúe: «El plan de ellos es desacreditarme socialmente, como han hecho con otros grupos».
«El rompeolas», de Loquillo
La detención de Águila, uno de los artistas más conocidas de la escena «underground» habanera, ha provocado una ola de solidaridad internacional a la que se han sumado músicos españoles como Miguel Bosé, Alejandro Sanz, Sabino Méndez y Loquillo, una adhesión esta última que emociona especialmente al cantante cubano: «Soy fan de su trabajo y es alguien que admiro», explica Águila en relación al ex líder de «Loquillo y los Trogloditas».
La banda cubana tiene montada una versión de «El rompeolas» -el mítico tema de los Trogloditas- y se da la casualidad de que Loquillo, que tocó el viernes en Bilbao, le dedicó esa misma canción a Gorki Águila, según explicó el propio Loquillo a ABC. Águila no sale de su asombro, mientras se lamenta de «haber perdido todo este tiempo en la celda, cuando podía estar componiendo los cinco temas que nos faltan para completar el último disco».
«El juicio es humillante por tener que escuchar mentiras como que soy un anti-social», explica Gorki Águila

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...