Ehud Olmert tiende puentes al sector más moderado de la Autoridad Nacional Palestina, presidido por Mahmud Abbas en un gesto condenado por los radicales de Hamás
Actualizado Lunes, 25-08-08 a las 16:53
Israel ha puesto en libertad a 198 presos palestinos de Al Fatah, en un 'gesto de buena voluntad' para con el ala más moderada de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), presidida por Mahmud Abbas. El primer ministro israelí, Ehud Olmert, se comprometió a este gesto hace más de una semana en un intento de fortalecer la imagen pública de Abbas de cara al esperado acuerdo de paz entre israelíes y palestinos. Con el mismo objetivo de impulsar el proceso de paz ha llegado a Jerusalén la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice.
Según el Gobierno de Olmert, "la liberación demuestra que Israel está dispuesto a hacer concesiones dolorosas para avanzar en las negociaciones de paz". Sin embargo, Abbas ha advertido de que no habrá paz si Israel no pone en libertad a todos los presos palestinos que aún quedan en sus cárceles, aproximadamente 11.000. "No hay duda de que buscamos la paz, pero no la habrá sin la liberación de todos los presos", ha explicado el líder de la ANP.
Los 198 presos han sido trasladados esta mañana en autobuses desde la prisión israelí de Ofer, situada en Cisjordania, hasta el puesto de control de Bitunia, cerca de Ramala, según fuentes de la Organización para la Liberación Palestina (OLP). Allí han sido recibidos por el ministro palestino para Asuntos de los Prisioneros, Ashraf el Ajrami, y otros oficiales del Gobierno de la ANP.
Muchas han sido las protestas en Israel contra esta liberación masiva, que el Gobierno ha atajado recordando que sólo él tiene la autoridad de revocar la decisión y señalando que la mayor parte de los excarcelados cumplían penas por delitos menores. Sin embargo, dos liberados, Saeed el-Ataba y Abu Ali Yatta, han permanecido 32 y 38 años encarcelados por delitos de sangre, mientras que otro es uno de los más prominentes líderes políticos de Al Fatah, Husam Jader, detenido hace siete años.
Hamás critica que sólo se libere a afines de Al Fatah
El movimiento islamista Hamás, que negocia desde hace mesese su propio intercambio de prisioneros con Israel, ha condenado la liberación al considerar que aumenta la división entre las facciones palestinas. Hamás, que controla de facto la franja de Gaza, es la facción más radical y tiene como rival a Al Fatah, presidida por Abbas y de corte más moderado. Según el líder de Hamás en Gaza, Ismail Radwan, la liberación de presos de Fatah "consagra el estatus de división entre los palestinos y discrimina a los presos de otras facciones" que, según ha asegurado, "es lo que busca Abbas".
Ninguno de los cerca de doscientos prisioneros puestos en libertad hoy por Israel es de Hamás y ninguno de ellos es originario de la franja de Gaza. Tampoco han sido dejados en libertad miembros de la Yihad Islámica o de otras facciones palestinas enfrentadas a Fatah.
Radwan ha recordado que Hamás está negociando con Israel a través de mediadores egipcios, la liberación del soldado israelí Gilad Shalit, por el que pide la puesta en libertad de un millar de palestinos, y ha asegurado que "cuando nosotros negociamos un cambio de prisioneros, buscamos la liberación de presos de todo tipo, sin discriminación".
Rice llega a Jerusalén para impulsar la paz
Paralelamente, la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, ha llegado esta tarde a Jerusalén para dar un impulso a las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos, relanzadas en la Cumbre de Annapolis auspiciada por EEUU el pasado mes de noviembre. Se espera que se reúna en Jerusalén con Ahmed Qurea, jefe del equipo negociador palestino, y poco después cene con el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak.
Asimismo, Rice se reunirá a primera hora de mañana, martes, con el primer ministro de Israel, Ehud Olmert, tras lo que mantendrá un encuentro y una rueda de prensa conjunta con la jefa del equipo negociador israelí y ministra de Exteriores, Tzipi Livni. La secretaria de Estado norteamericana también participará en un encuentro conjunto con los dos negociadores principales, Livni y Qurea, antes de abandonar Israel.
Se trata de la séptima visita que realiza la jefa de la diplomacia estadounidense a la zona desde que israelíes y palestinos reanudaron las negociaciones de paz. Según medios locales, Rice trata de presionar a las partes para que antes de que concluya el año puedan presentar un acuerdo de paz, aunque sea parcial, aunque nueve meses transcurridos desde el relanzamiento del diálogo no se ha vislumbrado ningún progreso visible.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...