Domingo, 10-08-08
Los aliados de Mauritania comienzan a darle la espalda tras el golpe de Estado militar que el pasado miércoles depuso al presidente Abdalahi. La Unión Africana (UA) anunció ayer que suspenderá a Mauritania del organismo panafricano hasta que se restaure el orden constitucional. Según explicó ayer un portavoz de la UA desde la capital de Etiopía, donde tiene su sede la organización, Mauritania no será expulsada del organismo, pero no podrá votar o participar en reuniones. Éste es el mecanismo habitual que adopta la UA en caso de golpe.
Mauritania ha firmado varias convenciones de la UA que prohiben explícitamente cambios no constitucionales de gobierno, señaló ayer en un comunicado Bernard Membe, ministro tanzano de Exteriores, cuyo país ocupa actualmente la presidencia rotatoria de la UA.
El general Mohamed Uld Abdelaziz, que encabezó el golpe del pasado 6 de agosto, ha asegurado que se mantendrá el orden constitucional y que se celebrarán elecciones a corto plazo. Abdelaziz también anunció en una entrevista publicada ayer por el diario panárabe «Asharq el Awsat» que el depuesto presidente, Sidi Uld Cheij Abdalahi, está bien y seguirá retenido debido a «razones de seguridad». Abdalahi ganó las primeras elecciones democráticas el año pasado.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...