Los sitios turísticos de Madrid más visitados en 2016

El Museo Reina Sofía, el Prado o el Parque de la Warner son algunos de los lugares más turísticos de la capital

Actualizado:12345678
  1. Centro de Arte Reina Sofía

    El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía fue el lugar que más visitantes sumó el año pasado con un total de 3.646.598 personas (+12,2% respecto a 2015, cerrado con 3.249.591 visitantes).

    El Museo, que abrió sus puertas en 1990 con la intención de reflejar la contemporaneidad artística española, se compone de más de 20.000 obras realizadas entre finales del siglo XIX y la actualidad. De ellas se exhibe aproximadamente un cinco por ciento de artistas de la talla de Pablo Picasso, Joan Miró, Salvador Dalí, Juan Gris, Robert Delaunay, Georges Braque, Yves Klein, Robert Motherwell, Francis Bacon, Richard Serra, Alexander Calder, René Magritte, Gerhard Richter, Antoni Muntadas, Michelangelo Pistoletto, Sol LeWitt o Marcel Broodthaers. La pieza central es Guernica (1937), de Pablo Picasso.

    Además el Reina Sofía se constituye como espacio de debate e investigación a través de seminarios y programas universitarios con exposiciones, colecciones y actividades.

  2. Museo Nacional del Prado

    El Museo Nacional del Prado fue visitado por 3.033.754 de personas durante 2016, un 12,50% más que en 2015 (2.696.666). Las exposiciones temporales más visitadas, de las celebradas en el propio Prado, han sido «El Bosco. La exposición del V Centenario» que alcanzó los 589.692 visitantes, «Ingres» con 402.690 y «Georges de La Tour» que superó las 163.750 visitas.

    El Museo del Prado fue inaugurado el 19 de noviembre de 1819 y recibió el nombre del Prado porque fue levantado en el llamado «Prado de los Jerónimos», ocupando terrenos próximos al Monasterio de San Jerónimo El Real. En la actualidad reúne cerca de 8.000 pinturas, más de 6.500 dibujos, unos 3.000 grabados y casi 2.800 piezas de artes decorativas, en las que destaca también un conjunto de monedas y medallas.

    En sus paredes hay obras de Goya (133 pinturas), Velázquez (48 pinturas), El Greco (36 pinturas y 2 esculturas) o Ribera (51 pinturas) entre otros muchos genios de la pintura.

  3. El Parque Warner Madrid

    El Parque temático de la Warner si situó en tercera posición con 1,68 millones de visitantes. No es de extrañar que los turistas repartan su tiempo entre el arte, la cultura y la diversión.

    Entrar en el parque es sumergirse en un mundo de película de la factoría Warner con Superman o Batman entre los superhéroes y disfrutar de arriesgadas montañas rusas, atracciones y espectáculos para toda la familia.

    Los más pequeños disfrutar visitando las atracciones y espectáculos de Cartoon Village y entrar en las casitas de sus personajes preferidos para saludar y fotografiarse con los personajes de los Looney Tunes como Piolín o el Pato Lucas.

  4. Palacio Real de Madrid

    El Palacio Real de Madrid fue visitado por 1.475.421 personas.

    El Palacio Real se asienta sobre el solar del antiguo Alcázar de Madrid, fortaleza medieval convertida en suntuoso palacio por Juan II, Carlos V y Felipe II, que lo convirtió desde 1561 en la residencia oficial de los reyes de España. Todo el edificio está formado por bóvedas sin madera en la estructura y con muchas plantas, para que tuvieran cabida todas las oficinas del gobierno, los oficios de la Real Casa y los servidores.

    La primera piedra se puso en 1738 y la construcción no se acabó hasta 1751, aunque hasta 1759 prosiguieron tanto la decoración escultórica del entorno como las obras exteriores bajo la dirección de Sacchetti. Carlos III fue el primer monarca que habitó en el Palacio Real donde se instaló en 1764.

    Carlos III, que ya contaba con Corrado Giaquinto como pintor de la Corte, llamó a los otros dos pintores de mayor fama en Italia, el veneciano Giambattista Tiepolo y el alemán, de formación romana, Antonio Rafael Mengs, su primer pintor de cámara. La sucesión de frescos pintados por estos maestros en las principales salas, y por sus discípulos españoles en las demás, constituye una de las características más importantes de esta residencia donde Carlos III y Carlos IV vivían solo ocho semanas al año: en diciembre, Semana Santa y parte de julio.

    El cuarto del rey Carlos III, que abarca los aposentos de este soberano ilustrado, conserva toda la decoración fija dirigida por Sabatini, uniforme en toda la planta principal: puertas y ventanas de caoba maciza; ricos mármoles españoles en embocaduras y frisos; estucos y frescos en las bóvedas. En el siglo XVIII, además, las paredes del palacio quedaban completamente cubiertas por los mejores cuadros de la Colección Real.

    El Salón del Trono y la Cámara de Gasparini constituyen los conjuntos más representativos del gusto de Carlos III, apegado al estilo rococó en su versión italiana más exuberante. A Carlos IV se deben importantes conjuntos neoclásicos y piezas de mobiliario francés y a Fernando VII, la colección de arañas francesas en bronce y cristal. La última renovación decorativa a la que responde el estado histórico actual de la decoración se debe a Alfonso XII en 1879.

    A lo largo de la fachada de Oriente se extienden los aposentos de Carlos IV y María Luisa, donde han habitado los sucesivos soberanos hasta 1931. Estas salas son utilizadas habitualmente por S.M. el Rey para sus audiencias, pues el Palacio Real de Madrid continúa siendo la residencia oficial del Rey de España.

    La Real Armería, la más importante colección europea junto con la de Viena, ambas debidas a los Habsburgo, fue instalada junto al Alcázar por Felipe II y transferida al pabellón actual en 1891. También a Felipe II se debe la creación del Parque de Palacio, llamado Campo del Moro. [Fuente: Patrimonio Nacional].

  5. Estadio Santiago Bernabéu

    El estadio Santiago Bernabéu si situó quinto en la lista gracias al 1,2 millones de personas que fueron a visitarlo. La catedral del madridismo se ha convertido en uno de los principales destinos de los turistas que llegan a la capital. Recorrer el estadio, visitar el museo del Real Madrid con su impresionante colección de trofeos, sentarse en el banquillo que habitualmente ocupan el entrenador y las principales figuras del club merengue, o pisar su mítico césped es una opción elegida por muchos visitantes de la ciudad cada año. La visita se hace sin guía e incluye: panorámica del estadio, sala «Mejor Club de la Historia», sala Sensaciones, fotomontajes, terreno de juego, palco presidencial, vestuarios, túnel de jugadores, banquillos y zona técnica, sala de prensa y tienda.

  6. Museo Thyssen

    El Museo Thyssen-Bornemiszan, inaugurado en 1992, atrajo durante 2016 a 1,06 millones de visitantes. El Museo, ubicado en el Palacio de Villahermosa, en la esquina del paseo del Prado con la carrera de San Jerónimo, ofrece al público un recorrido por el arte, desde el siglo XIII hasta las postrimerías del siglo XX. En las cerca de mil obras expuestas se pueden contemplar los principales periodos y escuelas pictóricas del arte occidental como el Renacimiento, el Manierismo, el Barroco, el Rococó, el Romanticismo y el arte de los siglos XIX y XX hasta llegar al Pop Art.

    Se incluyen también algunos movimientos carentes de representación en las colecciones estatales, como el Impresionismo, el Fauvismo, el Expresionismo alemán y las Vanguardias experimentales de comienzos del siglo XX. Asimismo cabe destacar la importante colección de pintura norteamericana del siglo XIX, única en el ámbito museístico europeo.

  7. CaixaFórum Madrid

    Este centro cultural, inaugurado en 2008 en lo que fuera la central eléctrica de Mediodía, fue visitado por 648.541 personas durante 2016. CaixaFórum está dedicado principalmente a exposiciones temporales, de arte antiguo, moderno y contemporáneo, también está abierto a los festivales de música y poesía, al arte multimedia, a los debates de actualidad, a las jornadas sociales y a los talleres familiares y educativos.

    Se integra dentro del llamado Triángulo del Arte, en el Paseo del Prado de Madrid, junto al Prado, el Thyssen y el Reina Sofía. Es propiedad de «La Caixa», la cual gestiona el museo a través de su fundación.

  8. Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

    El Monasterio de San Lorenzo de El Escorial recibió durante 2016 a 513.529 visitantes y todo aquel que cruza sus puertas queda impresionado por su monumentalidad. Ocupa más de 33.000 metros cuadrados, tiene torres de 55 metros de altura, 88 fuentes, 86 escaleras, 13 oratorios y más de 1.500 obras pictóricas, entre otros muchos tesoros de su interior.

    Fue mandado construir por Felipe II en 1562, según el proyecto de Juan Bautista de Toledo aunque fue Juan de Herrera el que diseñara la mayor parte del conjunto, agrupando en un edificio varias funciones. San Lorenzo el Real nace como un monasterio de monjes de la orden de San Jerónimo, cuya iglesia sirviese como panteón del Emperador Carlos V y de su mujer, así como de su hijo Felipe II, sus familiares y sucesores, y donde los frailes orasen ininterrumpidamente por la salvación de las personas reales. Asimismo, cuenta con un palacio para alojar al rey, como patrono de la fundación, y a su séquito. El colegio y el seminario completan la función religiosa del Monasterio, y la Biblioteca se establece para estos tres centros.

    Esenciales en el conjunto de El Escorial son la Biblioteca Real y los panteones: el de reyes y el de infantes.