Top

Viajar - Top

Las diez esculturas urbanas más sorprendentes del mundo

Monumentos que reflejan sentimientos, costumbres o simbolismos a lo largo del mundo

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
Navegue usando los números

Los Raqueros de Santander

En el Paseo de Pereda de Santander se encuentra una de las esculturas urbanas más famosas de España, el monumento a los Raqueros que recrea a esos muchachos huérfanos o marginales que entre los siglos XIX y XX se sumergían en las aguas del Cantábrico para recoger las monedas que transeúntes, pescadores o tripulantes les echaban.

Los raqueros se arrojaban al mar, buceaban hasta encontrar las monedas  y salían de nuevo con sus pequeños tesoros.

Mustangs (Texas, EE.UU.)

El monumentos de Mustangs, en la Plaza en Las Colinas en Irving, Texas, es una escultura de bronce creada por Robert Glen y formada por nueve caballos salvajes que galopan golpeando el agua.

La obra, que fue encargada en 1976 y que se instaló en 1984, está instalada sobre una fuente que simula el cauce de un río y ocupa unos 130 metros de largo a través de la plaza. La escultura ganó el Premio Nacional de Honor de la Sociedad Americana de Arquitectos Paisajistas. 

Monumento del Transeúnte Anónimo (Polonia)

Al suroeste de Polonia, en la ciudad de Breslavia se encuentra una de las esculturas de bronce más conocidas del mundo. El Monumento del Transeúnte Anónimo, de Jerzy Kalina, presenta varias personas de altura natural que «surgen» de la acera vestidos con ropas de los años 70.

En 2011 entró en la lista de los 15 lugares más bonitos en Polonia y el periódico americano «Budget Travel» ha reconocido la instalación como uno de los lugares más extraordinario en mundo. 

Zapatos (Budapest, Hungría)

El monumento de los «Zapatos», en Budapest, es sin duda uno, sino el más, cargado de simbología del mundo. A orillas del Danubio, una hilera de zapatos de bronce son una alegoría del horror vivido durante la Segunda Guerra Mundial en esta zona de Europa donde más de 20.000 judíos fueron asesinados a orillas de este río, justo en la zona donde se encuentran los zapatos.

El monumento, de Gyula Pauer y Can Togay de 2005, se ha convertido en uno de los lugares más visitados y fotografiados de la ciudad en el que el visitante, con su respeto y silencio, también homenajea a los judíos asesinados durante la mitad del siglo XX. 

The Awakening (Washington D.C., Estados Unidos)

El Despertar -The Awakening- fue creado por J. Seward Johnson, Jr. en 1980 y está ubicada en National Harbor, en el condado de Prince George, Maryland, EE.UU. Esta espectacular estatua de 22 metros, que representa a un gigante incrustado en la tierra que lucha por liberarse, está compuesta por cinco, piezas separadas y enterradas en el suelo. La mano izquierda y el pie derecho apenas sobresalen, mientras que la izquierda flexionada la pierna y la rodilla se sobresalen en el aire. 

 En el National Harbor la escultura fue instalada en una playa especialmente construida a lo largo del río Potomac. 

El Vaartkapoen (Bruselas, Bélgica)

Si existe una escultura clásica de la ciudad de Bruselas esa es «El Vaartkapoen» de Tom Frantzen. Creada en 1985 representa a un policía que está siendo agarrado por un ladronzuelo que surge de una alcantarilla. El artista quiso, con esta obra, hacer un guiño humorístico a Hergé, creador de Tintín, representando a un joven burlándose de la autoridad.

Cattle Drive (Texas, EE.UU.)

El parque de Pioneer Plaza, en Texas, conforma un homenaje al pasado vaquero de Dallas. El monumento de Cattle Drive está formado por estatuas de toros de bronce perseguidas por tres vaqueros a caballo y conmemora el transporte de ganado del siglo XIX.

Los 49 novillos de bronce y tres jinetes fueron creadas por el artista Robert Summers de Glen Rose, Texas y constituye el mayor monumento de bronce de su tipo en el mundo. 

Iguana Park, Ámsterdam, Países Bajos

En una de las zonas con más vida de Ámsterdam se encuentra la Plaza de Leidseplein. En este lugar se encuentra uno de los lugares más fotografiados de los últimos años, el Iguana Park, que contiene 40 estatuas de bronce de iguanas y lagartijas hechas por el artista Hans van Houwelingen.

Kelpies, Grangemouth (Escocia)

Los Kelpies es un monumento formado por dos enormes cabezas de caballo de 30 metros de altura en una de las riberas del canal Forth y Clyde, en Escocia.

Las esculturas fueron abiertas al público en abril de 2014 como parte del proyecto en el que tienen su propio centro de visitantes. Esta extensión del canal vuelve a conectar el Forth y Clyde con el río Forth y mejora la navegación entre el este y el oeste de Escocia.

El Headington Shark

El sábado 9 de agosto de 1986 un tiburón apareció incrustado en el tejado del número dos de New High Street de Headington (Inglaterra) desde entonces se convirtió en el más famoso residente de la localidad y sin duda el más fotografiado.

El propietario de la casa, de 1860, el estadounidense Bill Heine encargó el tiburón en recuerdo al fatídico lanzamiento de la bomba atómica sobre Nagasaki. Creado por el escultor John Buckley, está hecho de fibra de vidrio, pesa 400 kilos y mide algo más de siete metros de largo.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios