Última Hora Una juez ordena exhumar el cadáver de Dalí tras una demanda de paternidad
Top

Viajar - Top

Los 20 barrios más bonitos de España

Zonas históricas o más modernas, pero con mucha personalidad en veinte ciudades

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
  11. 11
  12. 12
  13. 13
  14. 14
  15. 15
  16. 16
  17. 17
  18. 18
  19. 19
  20. 20
Navegue usando los números

Malasaña, Madrid

Plaza del 2 de mayo-  RAFA ALBARRAN

Todas las ciudades tienen un barrio «especial», que en casi todos los casos es el más antiguo. No tiene que ser el más turístico, pero sí el que desde luego hay que visitar y en donde lo más solicitado suelen ser las tapas; muchos se acabado convirtiendo, además, en los más bonitos. Hemos seleccionado 20, pero no olvidemos que todas las ciudades tienen su «barrio» del que estan muy orgullosas y que además son de «tapeo». Y es que estamos en España.

Malasaña, Madrid

Hay varios, cada uno con su «especialidad»: Moncloa (estudiantil), Salamanca (la «milla de oro»), Plaza Mayor (artistas y el más turístico), Lavapiés (multicultural), Chueca (gay), Gran Vía (comecial), Huertas (tapeo y mojitos), El Prado (museístico)... Pero el más «de barrio» es Malasaña, que fue el centro de la famosa «movida madrileña». Destacan sus artísticas pintadas, abundando asimismo tiendas de segunda mano y vintage y las siempre llenas terrazas de su emblemática plaza.

Relacionado: Diez secretos de Madrid que querrás conocer.

Albaicín, Granda

En la imagen el mirador de San Nicolas, en el Albaicín, con vistas a la Alhambra- EFE/Miguel Angel Molina

Treinta y tres barrios tiene esta capital. El más famoso -y que dio origen a la ciudad- es el Albaicín (el barrio árabe), que conserva calles empedradas, cuestas y cármenes (jardines). En la parte alta queda el Mirador de San Nicolás con la espléndida puesta de sol (Alhambra y Sierra Nevada al fondo), lugar obligado para todo el que llegue a Granada. Por supuesto con numerosos restaurantes y bares de tapeo. Al lado el barrio del Sacromnonte gitano, donde proliferan las «zambras» (espectáculos de flamenco).

Relacionado: Siete buenos restaurantes para comer en Granada.

Ruzafa, Valencia

Calle Buenos Aires, en el barrio de Ruzafa,Valencia- KIKE TABERNER

Ruzafa fue siempre barrio muy popular hasta que el ayuntamiento ha decidido rehabilitarlo y hacerlo «histórico». Se remonta al siglo IX, cuando era un palacio con jardines de un príncipe andalusí. Ha perdido unas cosas pero ha ganado en multiculturalidad y actividad comercial. Lo más detacado es el Mercado y la Biblioteca. Muchos antiguos locales han sido convertidos en galerías, cafeterías y restaurantes, respetando el antiguo aspecto.

Relacionado: Qué hay de nuevo en Valencia: ocho ideas para aprovechar el viaje

Barrio húmedo, León

Parte de la muralla del campamento romano de las legio VI y VII en el barrio Humedo de León- L.N.

Es el más antiguo. Peatonal y cerca de la catedral, Plaza de San Martín y Plaza Mayor. Su momento de «esplendor» son sobre todos los fines de semana por la noche durante las cuales suelen estar abiertos casi todos los bares hasta la madrugada, con los churros como colofón.

Relacionado: La Capilla Sixtina del románico está en León.

Gracia, Barcelona

Calles decoradas en las fiestas del barrio de Gracia, en agosto de 2016- PEP DALMAU

Dicen que aquí tuvo su origen la rumba catalana. Es uno de los más pequeños de la ciudad pero seguramente el más densamente poblado y el más cosmopolita. Fue pueblo hasta 1897, quizá razón por la que conserva su propia identidad. Los de aquí suelen decir: «soy de Gràcia» más que «soy de Barcelona». La zona está poblada de artistas y bohemios. El Ayuntamiento de Ada Colau, muy popular aquí, distribuye la guía «Iconos de Gràcia», en la que se destaca el edificio ocupado de la «Kasa de la Muntanya» como icono del distrito y en la que figuran 18 puntos de interés para visitar en un recorrido entre la Sagrada Familia y el Parque Güell.

Relacionado. Qué hay de nuevo en Barcelona: siete direcciones para disfrutar

Malagueta, Málaga

Bodega El Pimpi, situada en un caserón malagueño del siglo XVIII y antiguo convento de monjas- JORGE ZAPATA

Siempre tuvo fama el barrio pero ahora se ha «ampliado» (es zona de arte y de moda) en torno a su recién inaugurado Museo Pompidou, satélite del de París. Va desde los alrededores del Museo Picasso hasta La Farola. Aunque los lugares que se pueden visitar son muchos el más emblemático sigue siendo la antigua «bodega El Pimpi», siempre llena.

Relacionado: Todo lo que debes saber para aprovechar 48 horas en Málaga.

Judería, Córdoba

Barrio de la Judería, Córdoba- VALERIO MERINO

En el centro de la ciudad, al lado de la Mezquita. Esta zona es Patrimonio de la Humanidad. En sus estrechas callecitas abundan los bares de típicas tapas y tiendas de artesanía. Tras las puertas se contemplan los bello patios cordobeses siempre llenos de tiestos de geranios. No hay que perderse la Calleja de las Flores y la Sinagoga.

Relacionado: Ocho restaurantes donde comer muy bien en Córdoba.

Cimadevilla, Gijón

Jóvenes en la plaza de Arturo Arias, 'El Lavaderu', en Cimadevilla- JORGE PETEIRO

Este barrio de pescadores -el más emblemático- ha sido protagonista de los acontecimientos más importantes de la ciudad y forma parte de su patrimonio cultural. Olvidado durante un tiempo ahora es lugar de moda. Tranquilo durante el dia, de noche se transforma y sus «chigres» y restaurantes se llenan de gente. Abajo, el Puerto Deportivo, y en lo alto el monumento de Chillida, «Elogio del Horizonte».

Relacionado: Diecinueve villas marineras para perderse en Asturias.

Santa Cruz, Sevilla

Barrio de Santa Cruz, en Sevilla- VANESSA GOMEZ

Es el más típico -la antigua judería- de la ciudad hispalense, con estrechas callejuelas, placitas, patios con flores y varios palacios. Al lado se encuentran Catedral, Giralda, Reales Alcázares y Archivo de Indias... Y una de las mejores calles para tapear de Sevilla: Mateos Gago.

Relacionado: Qué hay de nuevo en Sevilla: 12 ideas para exprimir la ciudad

Río de la Pila, Santander

Mural de azulejos situado en la calle Río de la Pila de Santander- CELEDONIO

El barrio del Río de la Pila estaba en decadencia, pero ha vuelto al esplendor de antaño. Sigue siendo bohemio pero muchos edificos se han arreglado y surgido centros culturales y nuevas tiendas y bares. Algunos de los antiguos llevan abiertos más de 50 años. Hay un funicular gratuito para subir al punto más alto desde donde se contempla su famosa bahía.

Relacionado: El dramático incendio que transformó Santander para siempre.

El Laurel, Logroño

Calle Laurel de Logroño, famosa por sus bares. declarada «ruta de interés turístico de La Rioja»- JUSTO RODRÍGUEZ

Puede ser considerada la calle con más bares de España (más de sesenta) y que da nombre al barrio. Cada uno suele estar especializado en un «pincho», algunos de curiosos nombres como el llamado «cojonudo» (chorizo, pimiento y huevo de codorniz). De ella salen las calles Albornoz, San Agustín, Travesía del Laurel o San Juan. Estamos -por supuesto- en el casco antiguo, conocido como el Paseo del Espolón, y cerca de las antiguas murallas que cercaban la ciudad.

Relacionado: La gran calle de tapas de La Rioja.

Siete Calles, Bilbao

Vista aérea del Casco Viejo de Bilbao-

Siete calles que forman el casco viejo: Somera, Artecalle, Tendería, Belosticalle, Carnicería Vieja, Barrencalle y Barrencalle Barrena. Por supuesto, como casi todos los barrios de tapeo, al lado de la catedral. Encantadoras tabernas -y también tiendas y mercadillos- con los «txikitos» y «pintxos» de toda la vida.Relacionado: Diez tesoros escondidos junto a Bilbao.

Vegueta, Las Palmas

Plaza del Pilar Nuevo, en el barrio de La Vegueta- ALEJANDRO QUEVEDO

Es su barrio fundacional allá por el siglo XV. Aquí están los edificios históricos: Catedral, Casa de Colón, casonas con patios que no han cambiado en siglos, y varios museos, entre los que destaca el Canario. También es lugar de terrazas, restaurantes, tascas y comercios.

Relacionado: Las mejores playas de Gran Canaria.

La Viña, Cádiz

Barrio de La Viña, Cádiz- ANTONIO VÁZQUEZ

Dicen los gaditanos que si vienes a esta ciudad y no visitas La Viña ¿a qué vienes?. Fue de siempre barrio de pescadores y es el mejor lugar para probar pescaítos y marisco. Lo más famoso es la calle de La Palma con la iglesia de la Virgen de este nombre en un extremo y al otro la playa de la Caleta (no perderse sus puestas de sol) y el castillo de San Sebastián.

Relacionado:Cádiz: 48 horas para descubrir la ciudad y su carnaval.

Monte Alto, La Coruña

Orillamar, Montealto y La Torre (en la imagen, la Torre de Hércules, es una buena zona de tapeo en La Coruña- TURISMO DE CORUÑA

Es el barrio de toda la vida y está situado en lo más «alto»: Avenida de Navarra y calle Orillamar, donde destacan las «pulperías», que presumen -con razón- del mejor pulpo de Galicia. Últimamente se han abierto sitios nuevos. En los alrededores, pequeñas playas y la emblematica Torre de Hércules (el único faro romano que se conserva en servicio).

Relacionado: Ocho de los mejores restaurantes de la costa de Galicia.

Casco Antiguo, Santiago de Compostela

Casco antiguo, en Santiago- MIGUEL MUÑIZ

En realidad solo hay dos barrios: el Casco Antiguo y la Zona Nueva. En el primero está lo más interesante, en torno a la Catedral. Al ser ciudad lluviosa abundan los porches, como los de las rúas do Vilar y Nova. Por aquí estan las mejores salas de exposiciones en edificios de interés histórico. El arte se mezcla con los sitios de tapas. Los más populares y turísticos están por la Rúa do Franco, donde te cruzas con peregrinos con vieira y bastón. Los de la Rúa da Raiña son los más baratos.

Relacionado: Siete buenos restaurantes para comer en Santiago de Compostela.

Casco Antiguo, Toledo

Casa del Judío- LUNA REVENGA

Es con seguridad la parte más animada y donde abundan edificios monumentales, empezando por la catedral. No olvidemos que es la Ciudad de las Tres Culturas. En él conviven museos, bares y comercios. Destaca el Mercado gastonómico de San Agustín -de cuatro plantas- abierto en el 2014.

Relacionado: Los mejores restaurantes para comer en Toledo.

Dalt Vila, Ibiza

Vista general de Dalt Vila y el puerto de la ciudad de Ibiza- JAIME REINA

Más de 2.000 años de historia e impresionantes vistas desde los baluartes, en un lugar que es Patrimonio de la Humanidad (Dalt Vila significa precisamente ciudad alta). Casas de grandes portalones de madera, restaurantes, bares, tiendas de recuerdos, galerías de arte y museos como el Arqueológico y el «Puig des Molins» con la mejor colección de arte púnico del mundo.

Relacionado: Así es la maravillosa Cara B de Ibiza.

Barrio Judío, Gerona

Barrio Judío, Gerona- TURISMO DE GERONA

Con empinadas escaleras y laberínticas callejuelas, el «call» muestra uno de las mejor conservadas juderías del mundo. No perderse los llamados baños árabes, la emblemática calle de Sant Llorenç, y el Museo de Historia de los judíos.

Relacionado: Gerona, una bella desconocida.

Barrio Judío, Segovia

Vista del barrio judío de Segovia-

Perfectamente rehabilitado alrededor de la antigua Calle Mayor, que hoy lleva el nombre de Judería Vieja. Destaca la Sinagoga Mayor (actualmente iglesia del Corpus Christi) y las casas de Abraham Seneor o de Simuel Denana. Enfrente, al otro lado del arroyo Clamores, se comtempla el cementerio judío (con importantes excavaciones aqueológicas).

Relacionado: Seis espectaculares castillos de Segovia.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios