Top

Viajar

Las fortalezas marinas más raras y asombrosas del mundo

Fueron refugios contra los nazis, o contra los barcos británicos. Aguantan firmes en el mar. Y pueden visitarse

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
Navegue usando los números

Plague Fort (Fort Alexander), en Rusia

Fuerte Boyard, en el oeste de Francia -
j. f. alonso - jfalonso - Actualizado: Guardado en: Viajar

De repente, un islote de cemento o de hierro, una aparición sorprendente en medio del azul del mar. Las fortalezas marinas nacieron en la época victoriana o en la Segunda Guerra Mundial con propósitos militares, aunque hoy sean solo rarezas abandonadas, hoteles impensables o destinos de rutas para turistas ávidos de paisajes nuevos.

Plague Fort (Fort Alexander), Rusia

Esta pequeña isla artificial está frente a la costa de Kronstadt (Rusia), muy cerca de San Petersburgo. El ejército ruso construyó Fort Alexander (su nombre oficial) entre 1838 y 1845 con la idea de proteger San Petersburgo. En su interior se instalaron 103 cañones, aunque parece que nunca fue el escenario de una batalla real. Desde el nacimiento de esta gran ciudad, en 1703, el Golfo de Finlandia fue en un lugar estratégico para Rusia, que comenzó a construir fuertes como medida de protección. Este, en concreto, tiene forma ovalada, con un patio en el centro, 90 por 60 metros, tres plantas.

A finales del siglo XIX, la isla pasó a formar parte del Instituto de Medicina Experimental, que la convirtió en un laboratorio de investigación de la peste y otras enfermedades. De ahí el nombre con el que todavía se conoce a este lugar: «Plague Fort», un lugar aislado donde encontrar la vacuna salvadora. Se utilizaron caballos como animales de ensayo, y algunos de los investigadores contrajeron la peste bubónica y la neumonía.

Hoy se organizan rutas turísticas en barco hasta estas extrañas instalaciones.

Spitbank Fort, en Inglaterra

Spitbank Fort, un hotel peculiar en la costa inglesa-
j. f. alonso - jfalonso - Actualizado: Guardado en: Viajar

Spitbank Fort se erigió en 1878 para repeler los ataques de la marina francesa en la costa sur de Inglaterra, un lugar de vital importancia geoestratégica, donde a día de hoy poco queda de ese espíritu bélico que se respiraba hace dos siglos. En concreto, la fortaleza se halla en el mar de Solent, la masa de agua entre el puerto naval de Portsmouth y la Isla de Wright. Donde antes dormía una centena de soldados expectantes ante el ataque del enemigo, ahora se han construido nueve suites de lujo para alojar a 18 huéspedes en un hotel que dispone de spa, jacuzzi y sauna en la azotea y diversos espacios para la celebración de bodas, fiestas y exclusivos eventos para 54 personas.

Fortalezas Marinas Maunsell, en la costa británica

Una imagen de los Maunsell Sea Forts- sir james
j. f. alonso - jfalonso - Actualizado: Guardado en: Viajar

Otro clásico entre los lugares fantasmas, abondanados por el desuso, porque se pasaron de moda, porque ya solo sirven para alimentar los recuerdos. Las Fortalezas Marinas Maunsell eran pequeñas torres fortificadas construidas durante la Segunda Guerra Mundial en la bahía en la que desemboca el río Támesis. Se conocen como Torres Maunsell en honor a su creador, el ingeniero Guy Maunsell. Su misión era controlar que los alemanes no pusieran minas en los estuarios de los ríos Támesis (cerca de Londres) y Mersey (cerca de Liverpool). Eran construcciones de hormigón, que incluían dos cañones de artillería y otros dos antiaéreos. Allí están desde 1942. Después de la guerra han tenido usos pintorescos, como antena de emisoras piratas, en los años 60, en plena época del monopolio de la BBC, o como sede de un país inventado, una micronación llamada Sealand.

Fort Louvois, Francia

j. f. alonso - jfalonso - Actualizado: Guardado en: Viajar

Fort Louvois es una fortaleza marítima del siglo XVII, construida sobre una roca sumergida durante la marea alta, entre la isla de Oleron y los Marennes, al oeste de Francia, a mitad de camino entre Nantes y Burdeos. Su construcción, decidida por Louvois, ministro de guerra de Louis XIV, se llevó a cabo desde 1691 hasta 1694. El objetivo era defender el arsenal marítimo de Rochefort. Fue diseñado en forma de herradura, con una torre central protegida por un puente levadizo y un foso, como en los castillos de la Edad Media. Hoy en día, Fort Louvois está abierta al uso turístico, desde el 1 de abril al 31 de octubre. En el interior hay un museo de la historia de Fort Louvois.

No Man's Land Fort. Isla de Wight, Inglaterra

No Man's Land Fort-
j. f. alonso - jfalonso - Actualizado: Guardado en: Viajar

Se construyó entre 1867 y 1880, a unos dos kilómetros de la isla de Wight, para proteger Portsmouth. Durante un tiempo fue un hotel privado de alta gama, que cerró. Los nuevos propietarios quieren darle una nueva vida y ya se anuncia su próxima apertura. Es considerablemente mayor que Spitbank Fort, tiene helipuerto y cuatro pisos llenos ahora de instalaciones para los turistas que pronto llegarán: zona de recepciones y fiestas, cabaret, comedor para 200 personas, faro, spa con jacuzzi y sauna...

Trekroner Fort, Copenhague (Dinamarca)

j. f. alonso - jfalonso - Actualizado: Guardado en: Viajar

Trekroner Fort comenzó a construirse en 1787 para proteger Copenhague. Es la fortaleza más antigua de las construidas en torno a la capitanal danesa, utilizada durante las batallas de 1801 y 1807 contra la flota británica de Lord Nelson. La estructura fue reforzada durante la primera mitad del siglo XIX, pero, tras la primera Guerra Mundial, perdió importancia, y en 1984 se abrió al público como una excursión turística más.

Murud Janjira Fort, India

j. f. alonso - jfalonso - Actualizado: Guardado en: Viajar

Situado en la isla de Janjira, esta fortaleza fue construida en el siglo XV como protección contra los piratas. Durante 300 años fue inexpugnable: nadie pudo conquistarla. Tiene dos depósitos de agua dulce naturales en su interior. La fortaleza sólo se puede acceder por en barco. La zona de Murud, donde se halla la fortaleza, es famosa por sus playas y por los pueblos de pescadores.

Fuerte Boyard, Francia

j. f. alonso - jfalonso - Actualizado: Guardado en: Viajar

La primera idea del fuerte se remonta al siglo XVII, como una fórmula de proteger el arsenal de Rochefort. Sin embargo, durante mucho tiempo se consideró una locura imposible. Fue Napoleón Bonaparte quien ordenó su construcción, finalmente, entre Île-d'Aix y la Île d'Oléron, en el estrecho Pertuis d'Antioche, al oeste de la costa de Francia. Paralizada en 1813, se reanudó en 1840 y concluyó en 1870. La fortaleza se cerró con 120 metros de largo y 48 de ancho. Ya en el siglo XX, fue abandonada por el Ejército (1913). En verano de 2001 fue el escenario de un concurso de televisión llamado Fort Boyard, emitido en España por Telecinco. En la actualidad salen barcos turísticos con destino al fuerte desde Boyardville y St Denis d'Oleron.

Nab Tower, cerca de la Isla de Wight

j. f. alonso - jfalonso - Actualizado: Guardado en: Viajar

La historia de este fuerte nos lleva a 1918, cuando los submarinos alemanes destrozaban la flota mercante británica. El Almirantazgo trazó entonces un plan para construir ocho fortalezas en forma de torre, unidas entre sí por cables de acero, con la idea de cerrar el Canal a las naves enemigas. Sin embargo, al final de la guerra sólo se había terminado una, cerca de Portsmouth y de la isla de Wight, que costó más de un millón de libras de la época. Tiene 22 metros de alto y se utiliza como faro, automático desde 1983. En los últimos meses, la instalación está en obras para reducir su altura a la mitad (11 metros) y actualizar las instalaciones.

Fort Jefferson, Dry Tortugas, Florida

Fort Jefferson, en las Dry Tortugas-
j. f. alonso - jfalonso - Actualizado: Guardado en: Viajar

Fort Jefferson es una enorme fortaleza (al parecer, se utilizaron 16 millones de ladrillos hecho a mano) construida en 1847. Nunca llegó a terminarse por completo. Toda la zona (Dry Tortugas, Florida) es realmente espectacular. Son siete islas en los que se aprecia una rara combinación de recursos naturales e históricos. Hay playas perfectas, arrecifes de coral y también esta extraña fortaleza -en pricipio pensada para proteger estas aguas estratégicas para Estados Unidos- en la que cumplió condena el Dr. Samuel Mudd, encarcelado por su participación en el asesinato del presidente Abraham Lincoln. El fuerte estuvo en manos federales durante la Guerra Civil, y alojó a presos y desertores. El 26 de octubre de 1992, el monumento fue declarado parque nacional en un proyecto de ley firmado por el presidente George Bush.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios