Las estaciones de tren abandonadas con más encanto de España

Actualizado:

Formaron parte de líneas hoy en desuso. Pero los edificios, las instalaciones y el entorno merecen una visita

12345678910
  1. La Engaña (Entre Cantabria y Burgos)

    Estación de Yera (Cantabria), en la boca norte del túnel de la Engaña
    Estación de Yera (Cantabria), en la boca norte del túnel de la Engaña - fuente: josé miguel martínez

    En España hay más de 7.000 kilómetros de línea férrea en desuso. En algunos casos, reconvertidos en Vías Verdes, en otras devorados por la maleza y el olvido. También hay muchas estaciones cerradas, en algunos casos espectaculares, en otras maltratadas por los vándalos. Algunas de esas estaciones han sido reconvertidas en hoteles. Esta vez, sin embargo, nos centramos en las abandonadas. Curiosidades para «arqueólogos» del turismo industrial.

    La Engaña. El túnel ferroviario más largo de España tardó ocho años en construirse (la perforación terminó en 1959)... Y nunca llegó a utilizarse. Une los municipios de Vega de Pas, en Cantabria, y Pedrosa de Valdeporres, en Burgos, en las cercanías del río Engaña. En la construcción participaron cientos de presos y también un buen número de civiles. En la actualidad, parte de ese túnel se ha derrumbado y no hay ningún plan claro de recuperación, aunque a veces se ha hablado de abrirlo como carretera. En la boca sur del túnel se encuentra la estación de La Engaña, y en la boca norte la de Yera.

    Sobre la fotografía: Es un trabajo de José Miguel Martínez: Iluminadas por zonas con la linterna Led Lenser X21 y con la ayuda de Raúl Martínez. Sobre la lista: elaborada con la ayuda de Miguel Jiménez, historiador del ferrocarril en España.

    En este artículo hemos reunido diez estaciones. ¿Conoces otras? Añade tus propuestas en la zona de comentarios, en @abcviajar o en @jfalonso.

  2. La Fregeneda (Salamanca)

    El ferrobús español antes de partir hacia Portugal desde La Fregeneda
    El ferrobús español antes de partir hacia Portugal desde La Fregeneda - vía libre

    Esta estación internacional formaba parte de la línea entre Pocinho (Portugal) y La Fuente de San Esteban-Boadilla. Se utilizaba para viajar o transportar mercancías entre Salamanca (al cabo, también Madrid) y Oporto. En 1985 se cerró el tramo español por falta de rentabilidad. En el tramo final de esta línea se construyeron un total de 20 túneles y 13 viaductos metálicos para salvar el desnivel de algo más de 300 metros entre la estación de La Fregeneda y el puente Internacional.

    Además de la estación, conviene recordar que este es el territorio de la Vía Verde de La Fregeneda, o de Las Arribes. Comienza en La Estación de La Fuente de San Esteban y tiene 77 kilómetros de recorrido, hasta la estación de La Fregeneda. Los últimos 17 kilómetros son los más espectaculares, junto a los ríos Morgáez y Águeda.

  3. Algodor, Madrid

    estación de algodor/facebook

    En esta pequeña pedanía cercana a Aranjuez y a Toledo, la estación de ferrocarril significaba todo. El poblado se levantó a su alrededor entre 1921 y 1924. Estaba formado por 60 viviendas destinadas a los trabajadores, que pagaban un módico alquiler. También había una pequeña iglesia. En 2005 cerró la línea, y con ella la estación, utilizada en algún caso para el rodaje de películas. No en vano el edificio es espectacular, de estilo neomudéjar, una sorpresa.

  4. Canfranc (Huesca)

    Estación de Canfranc: un edificio imponente rodeado de naturaleza
    Estación de Canfranc: un edificio imponente rodeado de naturaleza - fabián simón

    Su silueta recuerda la de los palacetes franceses del XIX. Fue una gran estación internacional, un hotel de lujo, un nido de espías perfecto para una película. La inauguró Alfonso XIII el 18 de julio de 1928, y languideció durante años hasta el cierre de la línea en marzo de 1970. El hundimiento de un puente en el lado francés de la línea férrea que atravesaba los Pirineos y unía Francia con España fue la gota que colmó el vaso. Fracia no reparó el daño, una prueba más del poco interés que había entonces para mantener la línea.

    En los últimos años, el Gobierno de Aragón -nuevo propietario del inmueble- ha invertido para frenar su deterioro y evitar el hundimiento, mientras se planea su futuro. Se habla de un proyecto hotelero, cultural (un museo ferroviario) y, últimamente, de convertirla en un gran punto de unión de tres grandes estaciones de esquí del Pirineo aragonés -Candanchú, Astún y Formigal- a través de una red de once kilómetros de telesillas, telecabinas y remontes, con Canfranc como punto de partiad.

  5. Osma-La Rasa (Soria)

    Estación de Osma-La Rasa
    Estación de Osma-La Rasa - esperandoaltren.blogspot.com.es

    La Rasa nació en el siglo XIX para acoger a la estación de ferrocarril de El Burgo de Osma. Estaba a siete kilómetros de la bellísima localidad soriana. La estación Osma-La Rasa funcionó entre 1895 y 1985. En sus instalaciones se realizaba el relevo de maquinistas y de máquinas que cubrían el tramo entre Zaragoza y Valladolid. Una curiosidad: en La Rasa nació en 1918 Marcelino Camacho, histórico dirigente de Comisiones Obreras. Allí trabajaba su padre como guardaagujas.

  6. Salas de los Infantes (Burgos)

    asociación burgalesa de amigos del ferrocarril

    Esta estación formaba parte de la línea Santander-Mediterráneo, una idea de finales del siglo XIX que nunca llegó a materializarse por completo. En 1984 el Gobierno decidió cerrar aquellas líneas que no cubrieran el 23% de los gastos de explotación que generaban. Fue el fin para gran parte de los tramos de esta ruta. En los últimos años, en Salas de los Infantes se luchar por recuperar las instalaciones a partir del turismo. El proyecto, en el que trabaja la Asociación para la Recuperación del Patrimonio Ferroviario (Arpafer), se bautizó como «Un tren de cine». ¿La razón? Entre los 21 kilómetros de vía que separan Cabezón y Barbadillo del Mercado se han rodado numerosas películas, entre ellas Doctor Zhivago, El bueno, el feo y el malo, El milagro de P. Tinto, Las Petroleras o El Valle de las Espadas. El año pasado hicieron un día de puertas abiertas para mostrar las maquinarias que han ido reuniendo en Salas.

  7. Berdia (La Coruña)

    ferropedia

    A esta localidad gallega, a unos pocos kilómetros de Santiago de Compostela, ahora se le llama «Verdia», aunque los habitantes aseguran que siempre se ha escrito con «B», como podemos ver en el cartel de esta antigua estación que formaba parte de la línea Santiago-La Coruña. En esta ruta hay otras muchas estaciones interesantes, como la de A Pontraga (parroquia de Parada, en Ordes), que reabrió sus puertas en 2012 como un espacio cultural, un bello lugar junto al río Lengüelle.

  8. Riaza (Segovia)

    Estación de tren de Riaza, en la provincia de Segovia
    Estación de tren de Riaza, en la provincia de Segovia - @jfalonso

    La estación de Riaza formaba parte de la histórica línea directa Madrid-Burgos, vía Aranda de Duero, inaugurada por Francisco Franco en 1968. Hoy, solo sobreviven operativos los 25 primeros kilómetros próximos a Madrid. En la estación efectuaban parada, entre otros, el diurno «Iberia» y algunos Talgo III en temporada de verano, hasta su cierre total. En algún momento se pensó rehabilitar el edificio principal como casa rural, pero lo cierto es que nunca llegó a hacerse. Las vías y las instalaciones, como la aguada, permanecen intactas y el paisaje que la rodea es bellísimo. Está a tres kilómetros de Riaza, y la carretera permanece en magnífico estado.

  9. Valdealgorfa (Teruel)

    El túnel de Valdealgorfa, una foto de José Bonfil en el momento en el el sol lo cruza de punta a punta
    El túnel de Valdealgorfa, una foto de José Bonfil en el momento en el el sol lo cruza de punta a punta

    Esta estación formaba parte de la línea de Val de Zafán con la que se quiso unir el Bajo Aragón con el Mediterráneo. La líne se contruyó entre 1923 y 1942, y sólo estuvo abierta de 1942 a 1973. Junto a la estación hay un túnel de piedra de 2,4 kilómetros de longitud que tiene una curiosa peculiaridad. Este túnel tiene una orientación especial y todos los años en los solsticios de primavera y otoño (marzo y septiembre) el sol se alinea perfectamente con el túnel y permite que los rayos del sol atraviesen de extremo a extremo los 2,7 kilómetros de longitud. El conjutno forma para te de la Vía Verde del Zafán.

  10. Estaciones de la línea Baeza-Utiel, en Albacete

    Estación de Robledo, hoy rehabilitada como alojamiento rural
    Estación de Robledo, hoy rehabilitada como alojamiento rural - vías verdes

    Esta estación -y otras muchas, como la de El Jardín- formaba parte de la línea Baeza-Utiel, que enlazaba Jaén con Valencia, pensada en época de Primo de Rivera y abandonada después de acabar todo el tendido, túneles y estaciones. Hoy forman parte del tramo sur de la Vía Verde de la Sierra de Alcaraz. La ruta enlaza Albacete con la localidad de Bienservida, casi en Jaén. En total, 105 kilómetros que nos llevan por antiguas estaciones: estación de los Prados, Santa Ana, Bazalote, San Pedro, el Jardín, Poblado, Alcaraz, Bienservida... La de Robledo se ha rehabilitado como casa rural.