Diez escenarios mágicos de «El tiempo entre costuras»

Actualizado:

Tánger, Tetuán, Estoril o Madrid son algunos de los escenarios de la adaptación televisiva de la novela de María Dueñas

12345678910
  1. Tánger

    «El Tiempo entre Costuras», la novela de María Dueñas, con más de un millón de ejemplares vendidos, ha dado el salto a la pequeña pantalla convirtiéndose en un éxito de audiencias. Adriana Ugarte da vida a Sida Quiroga, una joven modista, que renuncia a todo por amor y llega a Tánger dejando un Madrid que vive los meses previos a la Guerra Civil. Abandona y rodaba por el hombre del que espera un hijo la protagonista se verá envuelta en una trama de amores y espionaje en torno a un taller de costura.
    Uno de los éxitos de la serie son los escenarios seleccionados. Madrid, Tanger, Tetúan, Estoril o Lisboa son algunos de ellos.

    Tánger

    Fuera de la ficción la ciudad de Tánger, al norte de Marruecos, es un enclave multicultural de comunidades musulmanas, judías y cristianas, que durante años atrajo la atención de artistas como Paul Bowles, William Burroughs, Jack Kerouac, Tennessee Williams, Eduardo Haro, Brion Gysin y los Rolling Stones, todos los cuales vivieron o visitaron la ciudad.

    Son muchos los atractivos turísticos de la ciudad. El turista no podrá dejar de sentir el encanto especial de pasear por la Medina en la se pueden encontrar todo tipo de artículos; visitar las mezquitas con sus minaretes recubiertos de cerámica policromada o recorrer los zocos, centro de la actividad comercial.

    [Avión y alojamiento desde 72 eurosdos noches]

  2. Tetuán

    Jotunbani /flickr

    Tetúan es la ciudad marroquí que «acoge» a la protagonista que se ve obligada a trasladarse sola a esta ciudad, por aquel entonces capital del Protectorado español de Marruecos (1913 y 1956), y fundar allí un selecto taller de alta costura, costeado de forma turbia e ilegal.

    Tetuán, conocida como «La paloma blanca», tiene una arquitectura que recuerda a la de muchos pueblos andaluces. Lo mejor, pasear por la Medina. Siete puertas dan acceso a su interior con callejuelas que parecen transportar a los viajeros a otros tiempos y visitar mezquitas, el Museo de Arte Marroquí o disfrutar de la artesanía propia de la zona con tejedores, joyeros o peleteros.

    La ciudad es desde 1999 el lugar elegido por el monarca Mohamed VI para fijar su principal residencia veraniega en una mansión en la cercana playa mediterránea de El Rincón.

    [Avión y alojamiento desde 72 euros dos noches]

  3. Lisboa

    Lisboa es otro de los escenarios escogidos para rodar la serie. Sus clásicos tranvías, sus calles adoquinadas y sus elegantes edificios y plazas trasladan al televidente a mediados del siglo XX.
    Y es que la capital de Portugal, situada en la desembocadura del río Tajo aunque se ha modernizado sigue ofreciendo al turistas una combinación perfecta de lo clásico y lo actual en sus distintos barrios con distinta fisionomía y filosofía de vida.

    Desde La Plaza del Comercio, la más importante de Lisboa hasta el Castillo de San Jorge, el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belém, la ciudad portuguesa se abre al turista para ofrecer su historia, monumentos y gastronomía.

    [Avión y alojamiento en Lisboa cuatro días desde 268]

  4. Cascais

    Por la elegante villa portuguesa de Cascais veremos pasear a los protagonistas de «El tiempo entre costuras». Y es que esta localidad de poco más de 33.000 habitantes, situada en una bella bahía arenosa en el océano Atlántico a unos 25 kilómetros de Lisboa, transmite a la perfección el sabor de la época.
    De hecho vivió su esplendor a partir de los años 30 convirtiéndose en la meca de la clase alta portuguesa, de algunas familias reales europeas y de muchos viajeros ricos de todo el mundo, como Onassis o la familia Renault por eso a Cascais también le llaman «el refugio de los famosos».

    Hoy en día sus villas al borde del Atlántico son un espejismo de lo que fue la localidad que sin embargo sigue guardando el encanto en sus calles, plazas y parques que invitan a un agradable paseo para terminar en alguna de sus estupendas playas con el Atlántico de fondo.

    [Alojamiento dos noches en Cascais desde 67 euros]

  5. Estoril

    A tan solo tres kilómetros de Cascais se encuentra la villa de Estoril conocida como «la Riviera portuguesa» por ser lugar de descanso de las clases más pudientes de Portugal y Europa. Fue lugar de residencia de Don Juan de Borbón y de su familia, así como lugar de exilio del militar y regente húngaro Miklós Horthy, del rey Humberto II de Italia y de Carlos II de Rumania.

    La localidad esconde en sus nueve kilómetros cuadrados algunas de las playas más bellas de todo Portugal, callejuelas donde saborear típicos platos portugueses y como no su famoso casino que bien merece una visita aún para aquellos que no les guste el juego. En el ámbito deportivo hay que destacar el autódromo de Estoril que fue desde 1984 hasta 1996 sede de las pruebas del campeonato de Fórmula 1 y el Torneo de Estoril de tenis, que forma parte de los ATP International Series.

    [Alojamiento en Estoril dos noches desde 37 euros]

  6. Estación de Algodor en Aranjuez

    Estación de trenes de Algodor
    Estación de trenes de Algodor

    Por las vías de Algodor ya no circulan trenes y un silencio inunda la belleza de esta antigua estación de Aranjuez situada muy cerca del río al que debe su nombre. Fue el 16 de noviembre de 2005 cuando de sus vías salió el último tren que cerraba un siglo de viajes con ilusiones, tristezas y alegrías.
    Los localizadores de escenarios de «El tiempo entre costuras» quisieron rendir un homenaje a este símbolo del ferrocarril transformando la estación de Algodor, en la «Estación de Tetuán».

    Para aquellos que gusten recorrer «lugares abandonados» este tiene sin duda mucho que ofrecer.

    La estación de Algodor, construida el 1929, fue durante la primera mitad del siglo pasado un importante nudo ferroviario al conectar Madrid con Toledo y Ciudad Real hasta el avance de las líneas de alta velocidad que llevaron a la ruina a sus vías.

    Situada junto a la pequeña localidad del mismo nombre aún conserva los depósitos de agua, los grifos para las locomotoras de vapor y un edificio de viajeros de estilo mudéjar.

    [Alojamiento en Aranjuez dos noches desde 118 euros]

    Ver otros lugares abandonados en abc.es

  7. Museo del Ferrocarril de Madrid

    Madrid es el punto de partida de Sira Quiroga, protagonista de «El tiempo entre costuras», ciudad a la que volverá a lo largo de la serie. Uno de los escenario es la histórica estación de ferrocarril de Delicias hoy en día convertida en El Museo del ferrocarril en el Paseo de las Delicias.

    La estación, inaugurada en 1880, se convirtió en cabecera de los expresos que iban a Portugal y el Oeste del país, y tras la Guerra Civil pasó a integrar el patrimonio de Renfe. Fue una de las cuatro estaciones más importantes de Madrid -junto a Atocha, Chamartín y Norte-, y se clausuró definitivamente en 1971 dejándose abandonada a su suerte hasta mediados de los años 80 cuando sus antiguas instalaciones pasaron a albergar el Museo del Ferrocarril de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles. Se encuentra, en el barrio de Delicias del distrito de Arganzuela.

    [Alojamiento en Madrid dos noches desde 79 euros]

  8. Palacio de Fernán Nuñez en Madrid

    El Palacio de Fernán Núñez es uno de los edificios de Madrid escogidos como escenarios de la serie. Este palacio del siglo XIX, situado en la calle Santa Isabel, fue construido por el arquitecto Martín López Aguado en 1846 para el duque de Alburquerque y duque de Fernán Núñez. En dicho palacio fueron frecuentes las tertulias y fiestas organizadas por la duquesa Fernán Núñez, una de las damas más populares de la aristocracia madrileña del siglo XIX.

    Durante la Guerra Civil española, años en los que transcurre la serie, en sus cercanías se situó una gran trinchera, y tras la contienda, en 1940, fue comprado por la Compañía Nacional de los Ferrocarriles del Oeste de España y Red de Andaluces, siendo necesaria una reconstrucción parcial del edificio. Más tarde, esta compañía pasó a manos de RENFE, que convirtió el edificio en la sede de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, manteniendo este uso a día de hoy.

    Este palacio de estilo neoclásico, conserva algunos interesantes objetos, como por ejemplo un gran espejo en la escalera que comunica las plantas y que servía para que los invitados a las fiestas pudieran observar disimuladamente si llevaban bien colocados sus vestidos antes de entrar en los salones.
    Desde su construcción ha sufrido varias reformas, pero todas ellas conservando su decoración decimonónica.

    [Alojamiento en Madrid dos noches desde 79 euros]

  9. Parque del Retiro de Madrid

    El Monumento al rey Alfonso XII en el parque del Retiro
    El Monumento al rey Alfonso XII en el parque del Retiro

    El parque madrileño del Retiro es uno de los escenarios más recurrentes en la serie de «El tiempo entre costuras». Son numerosas las escenas rodadas en este parque de 118 hectáreas. Una de ellas transcurre en el monumento al rey Alfonso XII, un conjunto escultórico situado casi en el centro del parque del Retiro.

    Fue construido por el arquitecto José Grases Riera en uno de los lados mayores del Estanque del Retiro, compuesto por una gran columnata con gran número de esculturas que rodearía a la estatua ecuestre del rey, inmediata al estanque, todo ello en bronce y mármol. El monumento, financiado por suscripción popular, fue inaugurado el 6 de junio de 1922.

    [Alojamiento en Madrid dos noches desde 79 euros]

  10. Estación de Atocha en Madrid

    La Estación de Atocha es la estación de tren más importante de Madrid. Fue inaugurada en 1851 bajo el nombre de Estación del Mediodía siendo la primera de la capital. En 2007 pasaron por Atocha más de 80 millones de pasajeros.

    La estación ha sido remodelada y ampliada en varias ocasiones. Las más importantes en 1888, cuando fue víctima de un grave incendio, y entre 1985 y 1992, momento en que fue necesario cuadruplicar su capacidad.

    Con la ampliación de la estación, Atocha quedó dividida en tres: Madrid-Puerta de Atocha, Madrid-Atocha Cercanías y Atocha Renfe (estación de metro).

    En una remodelación en 1992 el vestíbulo principal se transforma en un jardín tropical en el lugar que anteriormente ocuparon vías y andenes. Este invernadero posee unas 7.200 plantas de 260 especies. Así mismo en el vestíbulo se dejaron espacios para la venta de billetes de larga distancia, atención al viajero y cafeterías.

    La estación de atocha tiene una fecha marcada en negro en el calendario de la historia. Un trágico 11 de marzo de 2004 el lugar fue uno de los escenarios del mayor atentado terrorista de la historia de España -murieron 191 personas- cuando a primera hora de la mañana detonaron tres artefactos en el tren 21431 que se encontraba entrando en la vía dos, ya en el interior de la estación de Atocha, con unos segundos de diferencia. Simultáneamente, cuatro bombas deflagran en el tren 17305, ubicado a medio kilómetro antes de entrar en la estación.

    [Alojamiento en Madrid dos noches desde 79 euros]