Diez castillos realmente de película

Actualizado:

Los muros de algunos castillos han sido testigos de guerras, coronaciones y, también, de películas muy populares

12345678910
  1. Eilean Donan, Escocia, y «Los inmortales»

    diliff

    Las localizaciones exteriores de las películas constituyen una de las partes más importantes del proceso de rodaje. En este sentido, los castillos juegan un papel fundamental, puesto que los largometrajes situados en una época medieval necesitan de su presencia como si de un actor más se tratase. La excelente arquitectura y los robustos materiales con los que fueron proyectados ha permitido que muchos de ellos lleguen hasta nuestros días en muy buen estado de conservación.

    Si eres un fanático de películas de corte histórico, seguro que cuando viajas no pierdes la oportunidad de visitar alguno de los castillos que sirvieron de telón de fondo o de inspiración para llevar ciertas tramas al cine. Europa concentra la mayor cantidad de este tipo de edificaciones históricas aptas para este fin. Alemania, Reino Unido, e incluso, España, son países que cuentan con bellos y restaurados castillos que proporcionan a la industria cinematográfica el escenario perfecto.

    Eilean Donan. «Solo puede quedar uno» es una de frases que ha pasado a los anales de la cinematografía. La película «Los Inmortales» fue estrenada en 1986, teniendo como protagonistas a Christopher Lambert y Sean Connery. Uno de los mayores iconos de esta inolvidable cinta es el castillo de Eilean Donan, un lugar emblemático situado al noroeste de Escocia. Se trata de una fortaleza situada en una isla en el lago Duich a la que solo es posible acceder en barco o por medio de un estrecho puente de piedra.

    Este lugar, que acoge cada año a un gran número de turistas, así como sus alrededores, también ha servido de localización para otras películas. Dentro de la lista se encuentran éxitos como «Braveheart», con Mel Gibson al frente, o «El mundo nunca es suficiente», una de las muchas películas del agente 007. Está abierto al público entre marzo y noviembre de 10 a 18 horas, aunque en verano abre y cierra una hora antes. La entrada de adulto cuesta 4,95 euros.

    [Viaje más dos noches de hotel en Edimburgo, por 275 euros]

  2. Alnwick, Inglaterra, y «Harry Potter»

    phil thomas

    Los seguidores del aprendiz de mago más rentable de todos los tiempos no pueden dejar pasar la oportunidad de visitar el castillo de Alnwick, en el condado inglés de Northumberland, ya muy cerca de Escocia. Los interiores de este emplazamiento fueron los elegidos para albergar el colegio Hogwarts de magia y hechicería en las dos primeras películas de Harry Potter, la que probablemente sea la franquicia más exitosa de la historia del cine. El adolescente con el rol principal tiene su origen en las novelas escritas por J. K. Rowling.

    No obstante, este castillo también ha servido de marco para otras películas, como por ejemplo, ‘Robin Hood, príncipe de los ladrones’, con Kevin Costner como protagonista. El ticket comprado directamente en la puerta tiene un coste de 14,5 euros, por lo que se recomienda comprarlo online con un 10% de descuento. Abre todos los días de 10 a 17:30 horas entre finales de marzo y finales de octubre.

    Cinco noches de habitación doble en el Longhirst Hall Golf & Spa, en Alnwick, por 567 euros.

  3. Loarre, Huesca, y «El reino de los cielos»

    fabián simón

    España también está sembrada de castillos con años de historia a sus espaldas. De la belleza austera de estas fortificaciones patrias ha tomado buena nota la industria del cine. Uno de los ejemplos más recientes es la película «El reino de los cielos». Dirigida por Ridley Scott, que llevó a la pantalla grande en 2005 a actores como Orlando Bloom, Jeremy Irons y Liam Neeson, entre otros. El castillo que ocupa buena parte del metraje es el de Loarre, en la provincia aragonesa de Huesca.

    De estilo románico, se levantó en el siglo XI y a día de hoy se está promoviendo su declaración como Patrimonio de la Humadidad por la Unesco. Abre todo el año de forma ininterrupida de 10 a 19 horas en primavera y otoño, permaneciendo abierto una hora más en verano. En invierno el horario es más reducido: de 11 a 17:30 horas, cerrando los lunes. En agosto se llevan a cabo visitas nocturnas a partir de las 22:30 de la noche. La entrada cuesta 3,90 euros, pero por 5,50 se puede hacer una visita guiada.

    Consulta aquí las mejores propuestas de alojamiento en Loarre.

  4. Orava, Eslovaquia, y «Nosferatu»

    civertan

    Viajamos a Eslovaquia para contemplar uno de los castillos más bonitos del país. El castillo de Orava se erige sobre una colina al lado del río que lleva el mismo nombre. Esta imponente construcción sirvió de marco para numerosas escenas de la película muda de 1922 «Nosferatu», del director alemán F. W. Murnau. Se trata de un descubrimiento relativamente reciente, puesto que hasta hace poco, las localizaciones de esta brillante cinta se creían en la región histórica de Transilvania, en el centro de Rumanía.

    Uno de los aspectos que más atrae a los turistas son sus tres puertas de entrada, comunicadas por por túnel bajo el cual hay una mazmorra. Conocer es castillo es posible pagando una entrada de 5 euros, y por 2 euros más, se tiene acceso a la capilla. Abre a las 8:30 horas, mientras que los horarios de cierre dependen del mes, yendo de las 15 horas en noviembre y diciembre a las 18 horas en julio y agosto. En las noches de verano se usa también como escenario para obras de teatro.

  5. Bürresheim, Alemania, e «Indiana Jones»

    Klaus Graf

    La figura de Harrison Ford está íntimamente unida a su rol como Indiana Jones, el arqueólogo más famoso del cine. «Indiana Jones y la última cruzada» es la tercera entrega de las cuatro de la saga. Estrenada en 1989, narra el secuestro del padre de Indy, papel interpretado por Sean Connery, a manos de los nazis. El doctor Jones tendrá que rescatar a su padre e impedir que los nazis consigan el Santo Grial. El castillo de Brunwald, donde los alemanes retienen al padre de Indiana Jones, es en realidad el de Bürresheim.

    Esta asombrosa edificación, situada cerca de la ciudad de Mayen, en el estado federado alemán de Renania-Palatinado, sirvió de inspiración para el equipo de rodaje. Tras fotografiar los exteriores, se decidió que era demasiado pequeño, pero los efectos especiales lograron ampliarlo y situarlo en un ambiente nocturno con tormenta muy intimidatorio. Visitarlo cuesta 4 euros y abre a partir de la 9 de la mañana. En función del mes que se visite, cierra a las 17 o a las 18 horas. En diciembre permanece cerrado.

    Viaje más dos noche de hotel en Berlín por 184 euros.

  6. Doune, Escocia, y «Juego de tronos»

    josé hernández

    Si eres uno de los muchos que disfrutan de lo lindo con el humor de los Monty Python, seguro que «Los caballeros de la mesa cuadrada», estrenada en 1974, te hizo reir a carcajadas. En el distrito de Stirling, en el centro de Escocia, se halla uno de los emplazamientos más reconocibles de la película. El castillo de Doune es la fortaleza donde, entre otras, se rueda la escena en la que Arturo y sus caballeros tratan de entrar en el castillo de los franceses gracias a un gran conejo de madera.

    El tirón de la película se aprovechó, dado que actualmente es posible escuchar algunas guías de audio grabadas con la voz de Terry Jones. Previo pago de 5,5 euros, el turista podrá descubrir una edificación que también aparece en «Ivanhoe», proragonizada en 1952 por Robert y Elizabeth Taylor. Más recientemente, el castillo de Doune ha servido para recrear Invernalia (sobre todo, en el episodio piloto), la sede de poder de la casa Stark en la serie «Juego de Tronos». En verano abre de 9:30 a 5:30 y en invierno cierra una hora antes.

    Habitación doble, cinco noches de alojamiento y desayuno, en el Hilton Dunkeld House, en Doune, por 622 euros.

  7. Dover, Inglaterra, y «Hamlet»

    Quién le iba a decir a Shakespeare cuando escribió «Hamlet» que, con la llegada del cine, su obra de teatro sería en uno de los dramas más versionados. De entre todas las adaptaciones, la dirigida por Franco Zeffirelli en 1990, tiene como escenario el castillo de Dover. Pero el desgraciado príncipe danés, encarnado por Mel Gibson en la película del italiano, no fue el único que paseó a sus anchas por estos muros. Otros largometrajes que contaron con esta localización fueron «Lady Jane», «Matar a un rey» y «Las hermanas Bolena».

    El castillo de Dover, situado en el condado de Kent, está considerado el más grande de Inglaterra. Los túneles construidos durante las guerras napoleónica cayeron en el olvido hasta las Segunda Guerra Mundial. Primero actuaron como un refugio antiaéreo y después se convirtieron en un centro de mando militar y en un hospital. Es mejor consultar los horarios en la web, dado que la hora de apertura y de cierre cambia de mes en mes. El coste de la entrada es un poco alto: 17 euros.

    Propuesta de viaje: Cinco noches de habitación doble en el Best Western Plus Dover Marina por 304 euros.

  8. Belvoir, Inglaterra, y «El código Da Vinci»

    nancy

    La consagración definitiva de Dan Brown como escritor de best-sellers vino de la mano de «El código Da Vinci». Asimismo, cuando la novela fue llevada a la gran pantalla en el 2006 por Ron Howard, su estreno engrosó las listas de un ya de por sí nutrido grupo de fieles adeptos a su prosa dinámica y llena de acción. Entre las localizaciones, destaca el castillo de Belvoir, cuyos exteriores desempeñaron el papel del castel Gandolfo, residencia de verano del Papa.

    Éste fue el entorno elegido para otras producciones como «El pequeño lord» o «La joven Victoria». Del mismo modo, en su cocina también se rodaron algunas escenas del remake de «La guarida» de 1999, protagonizada por Liam Neeson y Catherine Zeta-Jones. Dada la gran cantidad de eventos que tienen lugar en este castillo, lo más aconsejable es consultar las fechas de apertura al público en su web. El horario es de 11 a 17 horas y la entrada al interior y a los jardines cuesta 15 euros.

    Viaje más dos noche de hotel en Londres, por 224 euros.

  9. Cahir, Irlanda, y «Excalibur»

    valdoria

    Las leyendas artúricas encuentran una de sus mejores versiones cinematográficas en «Excalibur», la película que en 1981 tuvo al frente como director a John Boorman. Este taquillazo fue rodado integramente en Irlanda, y uno de sus escenarios fue el castillo de Cahir. La primera escena, en la que el espectador es testigo de una batalla crucial, tiene como fondo al citado castillo. También forman parte del metraje diversos interiores de esta extraordinaria construcción emplazada en el condado de Tipperary.

    Gracias a su excelente estado, es posible contemplar buena parte de su estructura defensiva. El paraje destila una asombrosa belleza de la que es responsable el lugar en el que está levantado el castillo: una isla en el río Suir. Para visitar este joya de la herencia románica, solo hay que pagar 3 euros. Permanece abierto todo el año desde las 9:30 horas. El cierre depende de la estación, variando de las 16:30 a las 18:30 horas.

    Cinco noches de alojamiento (habitación doble) en el Hotel Abbey Court, en Cahir, desde 278 euros.

  10. Belmonte, Cuenca, y «El Cid»

    Josemanuel

    Volvemos a terreno nacional para hablar de uno de los castillos favoritos del celuloide. Se trata del castillo de Belmonte, una fortaleza ubicada sobre el cerro de San Cristóbal, en la provincia manchega de Cuenca. Es el castillo que aparece durante la celebración de un torneo en la mítica película de 1961 dirigida por Anthony Mann, «El Cid», con Charlton Heston y Sofía Loren como estrellas principales.

    También se rodó de forma casi íntegra en esta fortaleza y en diferentes entornos de la localidad conquense la película de Paul Verhoeven «Los señores del acero». Dentro de la filmografía española, cabe destacar «Juana la Loca», cuyo primer fotograma corresponde al castillo de Belmonte. En agosto tienen lugar visitas nocturnas teatralizadas, aunque también suponen una atractiva experiencia las jornadas de recreación histórica del sigl XV que tienen lugar en sus inmediaciones.

    Consulta aquí la mejor oferta de hoteles en Cuenca.