Viajar - Restaurantes

Restaurantes nuevos para salir a comer este fin de semana en Madrid

El curso gastronómico empieza cargado de apetecibles aperturas en la capital de España

Arallo Taberna, en Madrid
Arallo Taberna, en Madrid

El ritmo gastronómico de Madrid es frenético. Y no baja en verano. Bastan unos días de asueto para que nos sorprendan múltiples y sugerentes aperturas. Volver tiene estas sabrosas ventajas.

La versión en barra del grupo gallego Amicalia, Arallo Taberna, abría su sucursal en Madrid en los albores del verano. Su filosofía del «no» (no admite reservas, no tiene manteles…) y su fusión de producto gallego con otros del mundo dista mucho de Aduana. Este restaurante íntimo y de influencia mediterránea corona el hotel Gran Meliá Fénix, con vistas panorámicas de la Plaza de Colón. Para los carnívoros también hay novedades: Behia, especializado en carne de vaca de la raza limusin. De la carne gourmet de SQD, Carolina Ruiz y Julien Escudé pasan a las cocinas del mundo en BB Bistro. El sueño del chef Mario Sandoval ya se ha hecho realidad. Los fogones de su restaurante Coque funcionan a pleno rendimiento en la capital. Crudito, del ex Master Chef Emil Samper, en el que sirve platos casi en crudo: tatakis, ceviches, pokes, tartares...

Los incondicionales de la incombustible calle Ponzano podrán deleitarse con Furtivos que, en la misma línea de neotaberna gallega que Arallo, ha abierto en el número 52. Mientras esperamos la inminente llegada de Ángel León al Glass Bar del Urban, podemos cuidar cuerpo y paladar en Honest Green.

Una impactante puesta en escena es lo que nos esperará en la próxima apertura de la última propuesta del grupo La Máquina en Jorge Juan. Lux reparte sus 1.100 metros cuadrados en cuatro plantas. En sus mesas, cocina española, asiática, italiana y mexicana. Madame Sushita también juega a impactar y apuesta por la decoración de 1867, cuando Japón participó en la Exposición Universal de París. Oriente y Occidente se unen así en la estética y también en su carta, con platos a base de pastas frescas con harina orgánica (de uva roja o de tinta de calamar); el trío de ceviches de atún, lubina y pez limón, o el tataki de solomillo al carbón con papas y mojo picón.

Otro asalto a la capital lo protagoniza Organik Market & Food. Directamente desde Marbella, llega este multiespacio (con sala de meditación y yoga incluida) consagrado a la comida orgánica. El mercado y el restaurante (también se puede llevar a casa) se abastecen de agricultores de la zona que siguen esa filosofía. Santerra todavía no ha abierto sus puertas oficialmente (lo hace el próximo 18 de septiembre en el anterior Adunia). El espacio se divide en dos plantas. En la de arriba, encontraremos Barra Fina de Barrio: el bar de toda la vida para tomar una caña o un vino acompañado de una tapa. Abajo, las propuestas del chef Miguel Carretero que fusiona la sierra y el ADN de las dos Castillas para crear platos en los que la caza y el producto de cercanía serán el principal ingrediente. Setas, hierbas aromáticas, ajos, perdiz, conejo, codorniz... En Superchulo se puede disfrutar ya de desayunos, comidas o meriendas y al caer la noche, de cócteles naturales y caseros. Por su parte, Ralph’s apuesta por canciones actuales a ritmo de blues y jazz para maridar su cocina clásica con toques actuales y guiños internacionales. Este mes tienen previsto sumar una carta de tapas y coctelería. Y, por último, Zaperoco, con un concepto gastronómico japo-tropical que fusiona culinarias de Tailandia, Filipinas, Perú o Brasil.

Toda la actualidad en portada

comentarios