Top

Viajar - Restaurantes

Diez de las mejores marisquerías de Madrid

El crítico de ABC selecciona sus direcciones preferidas en la capital para saborear la «joyería marina»

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
Navegue usando los números

O'Pazo

Restaurante O'Pazo, en Madrid- BELÉN DÍAZ

Medio siglo siendo uno de los referentes de las marisquerías madrileñas. Pescados y mariscos de la máxima calidad son su seña de identidad. Algo tiene que ver en ello que la familia García, sus propietarios, lo son también de Pescaderías Coruñesas, toda una garantía de que la materia prima que llega a esta casa ha sido seleccionada con especial mimo. A O'Pazo se va a lo que se va. Y cualquier duda queda despejada desde el momento en que se traspasa la entrada y se ve la espectacular barra acristalada en la que se exhibe toda una tentadora gama de «joyería» marina. Ostras, percebes, almejas, nécoras, centollos, bogavantes, camarones, cigalas, gambas blancas y rojas, carabineros, incluso angulas, ese lujo de otros tiempos. Y toda una colección de pescados con la máxima frescura. Producto con mayúsculas. Que además se sirve sin salsas ni aderezos que distraigan la atención.

O'Pazo. Reina Mercedes, 20. www.opazo.es

Rafa

Casa Rafa- BELÉN DÍAZ

Más de 30 años lleva funcionando esta veterana marisquería, una de las más destacadas de Madrid. Además de sus comedores, dispone de una amplia y bien surtida barra en la que los mariscos, que se exhiben tentadores en la vitrina que da a la calle, son protagonistas destacados: desde ostras gallegas a gambas blancas de Huelva o rojas del Mediterráneo, pasando por un estupendo salpicón de marisco. Producto procedente de todas las lonjas de España que consiguen de proveedores de toda la vida, que les buscan la mayor calidad y siempre teniendo en cuenta la temporada. Como dicen sus responsables, el único secreto es tener siempre lo mejor que da el mar. El marisco puede tomarse también en la barra de la entrada.

Rafa. Narváez, 68.

Casa D'a Troya

Casa D'a Troya- BELÉN DÍAZ

Nada ha cambiado en la Casa d’a Troya desde su apertura, en marzo de 1966. Primero en un modesto local del barrio de la Concepción y más tarde, desde 1991, en el actual local del parque de San Juan Bautista, junto a la M-30, la familia Ortega ha estado dedicada a hacer de su restaurante un referente de la cocina gallega en Madrid. Junto a su célebre merluza, estrella de la casa, un surtido de excelentes mariscos del día en el que hay que dejarse aconsejar y tener la cartera bien preparada. Muy bueno el salpicón de bogavante. En la última reforma del local habilitaron una barra en la que se pueden tomar casi todas las especialidades de la casa.

Casa D'a Troya. Emiliano Barral, 14.

Burela

Exterior de la Marisquería Burela- BELÉN DÍAZ

Entre los numerosos restaurantes gallegos de Madrid destaca este Burela, casa veterana situada a un paso de la plaza de Castilla de la que se habla poco pero cuya oferta marina está entre las mejores de la capital. Su nombre, que rinde homenaje a la localidad de la costa de Lugo que es el mayor puerto bonitero del Cantábrico, ya es toda una declaración de intenciones. Mariscos y pescados de mucha calidad, tratados con absoluta sencillez, respetando al máximo la excelencia del producto. No es un sitio elegante, pero a Burela no se va por su decoración, se va a comer bien. El propietario, Camilo Paredes, atiende con eficacia y amabilidad la sala. Y recomienda lo mejor que haya recibido ese día de las lonjas gallegas. Por ejemplo una centolla de lujo, bien llena y muy sabrosa. O una ensalada de bogavante: O almejas a la marinera o a la sartén. Siempre con precios competitivos.

Burela. Nardo, 2.

Naveira do mar

Producto de Naveira do Mar- PEÑA EL CORRALÓN/FACEBOOK

Una de esas direcciones semisecretas que los buenos aficionados se pasan unos a otros. En esta pequeña casa de comidas perdida en el barrio de Tetuán, el gallego Julio Bouza ofrece, desde 1983, una tentadora variedad de mariscos y pescados. En Naveira do Mar se encuentran a diario almejas, berberechos, ostras, gambas, cigalas, nécoras o centollos de calidad y con unos precios muy contenidos. Vale la pena sufrir la incomodidad del local para disfrutar de todos ellos.

Naveira do mar. Santa Juliana, 57. 91 459 45 32.

El Pescador

Barra de El Pescador-

Este veterano restaurante del grupo Pescaderías Coruñesas, con cuarenta años de vida, se reformó por completo hace seis años para dar un mayor protagonismo a su barra, convertida ahora en un acogedor y amplio espacio en el que, como es lógico, se pueden encontrar los mejores productos del mar: varios tipos de ostras, percebes, nécoras, almejas de Carril, espectaculares cigalas de Marín o un buen salpicón. La oferta va más allá del marisco. Por ejemplo, pulpo a la gallega, el excelente salmón ahumado de la casa, tortillitas de bacalao, calamarcitos de potera o bocaditos de merluza. Toda una tentación.

El Pescador. Ortega y Gasset, 75.

Barra Atlántica

Tras el éxito de su Abastos 2.0 en el Mercado de Abastos de Santiago de Compostela, Iago Pazos y Marcos Cerqueiro, pusieron en marcha otro modelo de negocio, Barra Atlántica, una marisquería moderna pensada para un público urbano, siempre manteniendo la filosofía inicial del grupo: informalidad y calidad de producto. A comienzos de 2016 dieron el salto a Madrid con esta marisquería que apenas tiene que ver con las tradicionales. Salvo, claro está, en el producto, que se exhibe en una vitrina. Pescados y mariscos de máxima calidad que llegan casi a diario desde las lonjas gallegas. En esa zona de la entrada está la barra donde es posible tomarse un vino gallego o una caña con algunos moluscos o con los mariscos que hayan llegado ese día. Por ejemplo unos percebes, unas navajas o unas ostras, a precios siempre atractivos. Detrás está el comedor, donde se sirven dos menús cerrados en los que se alternan pescados y mariscos.

Barra Atlántica. Gravina, 17.

Combarro

Uno de los salones del restaurante Combarro-

Abierto en 1973 por el gallego Manuel Domínguez Limeres, al que ha reemplazado ahora su hijo Diego, esta casa siempre ha tenido una de las más completas ofertas de marisco de Madrid. Tanto en la barra como en el lujoso comedor se puede disfrutar de ostras y almejas de la ría, camarones, nécoras, centollas, navajas, vieiras, gamba blanca o roja, bogavantes, cigalas o langostas. Todo preparado con la máxima sencillez. Y como complemento algunas de las mejores empanadas de Madrid. Los mismos propietarios tienen otra marisquería, Sanxenxo, en la calle de José Ortega y Gasset, 40.

Combarro. Reina Mercedes, 12.

O'Grelo

O'Grelo-

Este veterano restaurante de la zona de Retiro presenta una oferta muy tradicional, centrada sobre todo en productos gallegos de calidad. Y naturalmente, mariscos. Ostras de Cambados, gambas (a la plancha, cocidas, en gabardina o al ajillo), almejas al ajillo o a la marinera, cigalitas fritas con ajetes, zamburiñas a la plancha, mejillones al vapor o a la gallega, salpicón de centollo y bogavante, pulpo a feira o empanadas de vieiras. Dispone también de una atractiva barra, separada del comedor, en la que se pueden tomar cómodamente, de una manera más informal, cualquiera de esos platos.

O'Grelo. Menorca, 39.

Portonovo

Un salón del restaurante Portonovo-

Saliendo de Madrid por la A-6 (salida 10), en la Cuesta de las Perdices, el año próximo cumplirá medio siglo esta clásica marisquería, con un producto bien seleccionado y una oferta de cocina tradicional. En lo que a marisco se refiere, en la carta van cambiando en función del mercado las ostras, las almejas, los camarones, los percebes, las gambas, los langostinos, las nécoras, las centollas, el salpicón y, si se tercia, unas angulas. Cuando el tiempo acompaña, la terraza es un espacio muy agradable para comer o cenar. Del mismo grupo es Ponteareas, en Claudio Coello, 96.

Portonovo. Aguarón, 7. Aravaca.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios