Destinos

ABCViajar

Destinos / LA PERLA DEL CONDADO DE SOMERSET SE MANTIENE EN FORMA GRACIAS A SUS AGUAS TERMALES

El refugio de la diosa Sulis en Bath

¡Bendita sea la hora en que mi hermano me sugirió visitar Bath! Pues sí, estaba viviendo en Reino Unido y quise aprovechar para hacer un poco de 'sightseeing' (como allá le llaman a turistear) y me recomendaron ir a esta ciudad cuyo nombre me llamó bastante la atención. El continente está a la altura del contenido, puesto que se trata de todo un Patrimonio de la Humanidad y además es una población llena de encanto donde es fácil disfrutar con un simple paseo. Bath pertenece al condado de Somerset, situado en el suroeste de Inglaterra y posee una pintoresca estación de tren.

Día 05/10/2012 - 15.23h

Uno de los mayores reclamos turísticos de Bath son sus manantiales naturales de agua caliente, por cierto los únicos de Gran Bretaña. Por este motivo la ciudad cuenta con un gran spa, único por las vistas que ofrece a los clientes y la calidad de las aguas termales. Esta población es una verdadera maravilla por su sola personalidad, pero además cuenta con tesoros arquitectónicos tales como la Abadía de Bath, las Termas Romanas y el Royal Crescent.

La abadía es la última gran iglesia medieval de Inglaterra que queda en pie y está situada cerca de las Termas Romanas, en una plaza llena de vida con numerosas actuaciones callejeras donde disfrutamos como niños. Las Termas siempre han ejercido, sin duda, de perfecto reclamo turístico a lo largo de los siglos. En los confines del Imperio también se sabía ser refinado y esta herencia sigue vigente (un millón de visitantes anuales lo atestigua).

Si visitas Bath, está claro que debes pagar para entrar en las termas porque se trata de una experiencia única. Es increíble ver tales edificios y baños termales romanos en medio de una ciudad que, aunque histórica, pertenece a otro estilo arquitectónico. Al entrar al recinto termal, te trasladas al tiempo de los patricios de forma instantánea, aunque también ayuda la guía que te entregarán al principio de la visita y que a la postre resulta de vital importancia para captar la esencia de lo que nos rodea.

Recordemos que los romanos fundaron la ciudad bajo el sugerente nombrede Aquae Sulis (las aguas de Sulis), aunque los orígenes se remontan al tiempo de los celtas. De hecho, Sulis es el nombre de la deidad que corresopnde a la romana Minerva y que se mantuvo a pesar de la llegada a Gran Bretaña de las legiones del emperador Claudio. Fue durante la llamada Época Georgiana (1714-1830) cuando más se popularizó como destino turístico y desde entonces ha nuestros días no ha decrecido el interés.

También me llamaron mucho la atención los restos que exponen en el museo ubicado al interior de las termas, en especial el frontón de un templo romano (con la cabeza de Gorgona) y los maravillosos mosaicos. Aunque suene un poco consumista, la tienda de recuerdos es maravillosa (venden joyería creada con agua de Bath de color azulado precioso). En cuanto al Royal Crescent, he de decir que impresiona muchísimo ver este edificio tan maravilloso y grandioso. Al igual que sucede con The Circus, son viviendas georgianas pareadas que fueron obra de John Wood. Creo recordar que también hay un hotel en este edificio.

DE MERCADOS Y UNIVERSIDADES VA EL TEMA

Merece la pena visitar el mercado de Bath, donde pudimos encontrar muchos productos caseros que tenían una pinta estupenda. Por otra parte, la ciudad cuenta con numerosos jardines, parques y paseos junto al río que no hay que perderse. Entre estos parques, destacaría el Henrietta Park donde nada más entrar a la izquierda hay una puerta que lleva a un jardín sensorial destinado a invidentes que es una verdadera maravilla.

Es ésta también una ciudad cultural que cuenta con numerosos museos. Uno de ellos está dedicado a la moda (Fashion Museum) donde entramos porque compramos un boleto combinado con las Termas Romanas que sale más barato. En este museo se pueden ver modelos de hace muchos años, algunos trajes de Lady Di e incluso puedes probarte corsés para sentirte como se sentían las mujeres de la época victoriana.

Además, la ciudad cuenta con una Universidad que es muy famosa por la calidad de su enseñanza. Otro aspecto que destacaría son los alrededores de Bath, que no pudimos visitar pero que lo haremos en un futuro, en especial el Prior Park Landscape Garden. Las recomendaciones para acudir a este jardín cien por cien británico cayeron en cascada. Bath es sin duda una de las poblaciones más bonitas en las que he estado del Reino Unido y además de su belleza, es una ciudad con vida en la que difícilmente puedes aburrirte.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Camino de Santiago

Encuentra los mejores restaurantes

Por tipo de cocina

Lo bello
lo útil