Destinos

ABCViajar

Destinos / PORTUGAL

48 horas en Oporto

Día 14/03/2013 - 18.20h

La ciudad, conocida por su vino, combina la arquitectura moderna con la antigua y su centro histórico es Patrimonio Mundial de la Unesco

Luca Moglia
Stephen Downes
imagen anteriorimagen siguiente

Presume de su condición de Ciudad Invicta, y por haber dado el nombre a Portugal, ya que desde muy pronto se designó Portus Cale, siendo capital del Condado Portucalense. Su gente es amable, abierta y acogedora, conocida como «tripeiros», desde comienzos del siglo XV, por el gran sacrificio que soportaron durante la conquista de Ceuta por los portugueses. Oporto tiene mucho que ver y que descubrir, una fantástica gastronomía y preciosos alrededores.

Día 1. A las 9.00 en la Avenida dos Aliados

48 horas en Oporto

Aunque Oporto sea una ciudad pequeña tiene mucho que ver, por lo que es mejor no confiarse y aprovechar desde primera hora de la mañana si quieres conocerla bien. La Avenida dos Aliados puede ser tu punto de partida, por donde pasarás en más de una ocasión para moverte de un lado a otro. Una avenida amplia, con edificios emblemáticos y modernistas, y en lo más alto, el Ayuntamiento de Oporto, un edificio con fachada en granito, de comienzos del siglo XX. Desde allí puedes dirigirte a la rua Santa Catarina, peatonal, con tiendas y cafés, en donde no puedes perderte el Café Magestic, considerado uno de los más bonitos del mundo. La fachada, el interior y la atmósfera del mismo confirman el porqué de dicha buena fama. Sin salir de la zona se encuentra el mercado de Bolhão, el más popular de la ciudad, donde venden flores, carne, pescado, fruta y muchos otros productos.

11.00 h. Disfrutar de las vistas desde la Torre dos Clérigos

48 horas en Oporto

Hay que regresar de nuevo a la Avenida dos Aliados y desde allí, en la parte más baja, girar a la derecha hasta llegar a la iglesia y la torre de los Clérigos. Es la torre más alta de Portugal, con 76 metros de altura y más de 200 escalones que debes subir si no te perder una de las vistas más privilegiadas de Oporto. Tras bajar los escalones muy cerca de la iglesia se encuentra la librería Lello & Irmão , otro de los locales cuya belleza le ha servido para ser considerada una de las más bellas del mundo. Este edificio es de estilo neogótico, construido en 1906 y en cuyo interior se encuentran enormes estanterías de madera llenas de libros hasta el techo y en el centro una original y preciosa escalera de madera labrada. Tiene también una impresionante vidriera del techo que proyecta luz natural. Es un lugar para perderse.

13.00 h. Visita a la estación y a la catedral

48 horas en Oporto

No se trata de subir al tren sino de contemplar esta estación de principios del siglo IX, construida sobre los restos del antiguo convento de San Bento del Ave María. En su interior se encuentran más de veinte mil azulejos en los que se retratan importantes capítulos de la historia de Portugal.

Próxima a la estación está la catedral, conocida como Sé, junto a las murallas que antiguamente protegieron a la ciudad. Es monumento nacional y uno de los que más alteraciones ha sufrido con el paso de los años. La mayor parte de la catedral es barroca, aunque la estructura de la fachada y el cuerpo de la iglesia son románicos, y el claustro y la capilla de San Juan Evangelista son de estilo gótico. Merece la pena visitar el claustro, del siglo XIV, decorado con azulejos que reflejan escenas religiosas.

14.30 h. Llega la hora de la comida

48 horas en Oporto

La Ribeira es un lugar perfecto para disfrutar de una buena comida y coger fuerzas para la tarde. Desde allí se contemplan una de las postales más características y más bonitas de la ciudad, con el río Duero y el puente Luis I. En la Ribeira se concentran restaurantes, bares, cafés, alguna que otra tienda. Cada hora tiene su encanto y cualquier momento es bueno para pasarse por allí. A la hora de elegir restaurante, una buena opción es Chez Lapin, con pulpo asado como una de sus especialidades.

17.00 h. Bodegas del vino de Oporto

48 horas en Oporto

Frente a la ciudad de Oporto se encuentra Vila Nova de Gaia, municipio que ha ido creciendo como ciudad dormitorio de Oporto. Su visita es obligatoria porque allí se encuentran las famosas bodegas del vino de Oporto. Calém, Ramos Pinto, Ferreira y Sandeman son algunas de las más conocidas. Todas ellas se pueden visitar y allí degustar los diferentes vinos. Debes tener cuidado con los horarios pues en invierno cierran antes y cada una tiene un horario diferente. Todas ellas son centenarias y allí se puede aprender mucho de la historia de este delicioso vino

20.00 h. Alojamiento y cena en Yeatman

48 horas en Oporto

Hace unos años se abrió el primer hotel situado en la zona de las bodegas, el Yeatman Hotel , que gira en torno al mundo del vino. En su restaurante, que cuenta con una estrella Michelin, se puede disfrutar de una deliciosa cena con la mejor vista posible sobre la ciudad de Oporto. Ricardo Costa es el chef de cocina, quien ya ha trabajado en diferentes restaurantes de Portugal, España e Inglaterra y cuenta con numerosos premios. En este hotel también se organizan pruebas de vino y cenas privadas. En el bar también puedes tomar una buena copa de vino y disfrutar de una agradable velada.

24.00 h. De marcha por la Ribeira

Quien tenga fuerzas para aprovechar la noche puede volver a la Ribeira, ahora con mucha gente en las terrazas y paseando. Hay muchos bares para beber una cerveza, una copa o seguir con el vino. Y los que prefieran las discotecas pueden ir a Matosinhos (a las afueras de Oporto), con muchos locales para elegir.

Día 2. A las 10.00 h. en los jardines del Palacio de Cristal

48 horas en Oporto

Una de las sorpresas de Oporto es la cantidad de amplios jardines que esconde en su interior. Entre ellos, los jardines del Palacio de Cristal que se encuentran en la parte alta de la ciudad y desde donde se pueden disfrutar de unas vistas privilegiadas de la desembocadura del río Duero en el Océano Atlántico. Cuenta con varias zonas temáticas como el jardín de las plantas aromáticas, el de las plantas medicinales, el jardín de los sentimientos, el jardín de las rosas o el bosque.

Para quien siga con ganas de naturaleza una buena opción para disfrutar del aire libre, si la lluvia lo permite, es el parque Da Cidade el mayor parque urbano de Portugal donde se encuentran lagos, flora y fauna variada. Desde hace unos años funciona el Sea Life Center, un acuario privado de acceso público.

12.00 h. Un poco de arte contemporáneo

48 horas en Oporto

Tanto el museo como los jardines son una de las joyas de la ciudad. El museo alberga la mejor colección de arte del país de su época y en la Casa de Serralves (que funciona como sede de la fundación) se organizan exposiciones temporales. El edificio del museo fue diseñado por el arquitecto portugués Álvaro Siza Vieira. Anualmente, a comienzos de junio, se celebra el aniversario, bajo el nombre de Serralves en Fiesta, y el recinto está abierto al público durante 72 horas, con conciertos, fiestas, exposiciones y animación infantil. En el jardín se encuentra una agradable Casa del té que ofrece una gran variedad de productos de gran calidad.

15.00 h. Almuerzo en la zona de Foz

Para comer el segundo día puedes optar por la zona de Foz, junto a la playa. Hay mucha variedad de restaurantes en una de las zonas más nobles de la ciudad. Después disfruta de un paseo junto al mar y toma un café en una de las terrazas escuchando cómo rompen las olas junto a las rocas.

18.00 h. Espectáculo en la Casa de la Música

48 horas en Oporto

Para acabar tu visita a Oporto puedes elegir algún espectáculo de la Casa de la Música, sala de conciertos inaugurada en el 2005. Un edificio de peculiar forma exterior se ha convertido en uno de los iconos de la ciudad. Diseñada por el arquitecto holandés Rem Koolhaas, da cabida a la institución del mismo nombre y sus tres orquestas: Orquestra Nacional do Porto, Orquestra Barroca y Remix Ensemble.

22.00 h. Y para acabar… cenar una francesinha

Cufra en la Avenida da Boavista y Capa Negra II en la Rua Campo Alegre son considerados los dos mejores restaurantes para disfrutar de una francesinha, plato típico de Oporto. Se trata de un bocadillo con pan de molde que incluye un filete, chorizo, jamón york, salchicha y queso todo cubierto por su famosa salsa. Por la explicación puede no parecer muy apetitosa pero su sabor es muy peculiar y seguro que sales satisfecho por tu elección, te sentirás un verdadero «tripeiro».

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Camino de Santiago

Encuentra los mejores restaurantes

Por tipo de cocina