Quince pueblos del Mediterráneo sin masificar y con buen chiringuito
La Barraca, un clásico - tripadvisor

Quince pueblos del Mediterráneo sin masificar y con buen chiringuito

Actualizado:

Paraísos marineros donde disfrutar del Mare Nostrum en todo su esplendor sin tener que abrirse camino a codazos

123456789101112131415
  1. Playa Portixol. Jávea. Alicante. Chiringuito La Barraca

    La Barraca, un clásico
    La Barraca, un clásico - tripadvisor

    Las concurridas playas de Alicante se dan un respiro del turismo de masas en la tranquila Jávea, un pueblo blanco y residencial donde abundan las viviendas unifamiliares de lujo, las palmeras y las tiendas de artesanía local. Muy cerca del pueblo, en la carretera que serpentea hacia el Cabo Negro se encuentra la Playa/Cala de Portixol, frente a la isla del mismo nombre y con unas vistas espectaculares. Desde hace más de 30 años, y por cierto, sin apenas cambios de estilo, el chiringuito La Barraca ofrece cocina tradicional sin alardes, sobre manteles de papel y techo de paja. Su especialidad son las tellinas, los arroces y por supuesto el carajillo pre-siesta.

  2. Calas de Fornells. Menorca. Restaurante Es Plá

    Fornells, casi al amanecer
    Fornells, casi al amanecer - pacai1952

    Entre el Cap Gros y la Punta des Morter, en plena costa norte menorquina -la bahía ha sido declarada Reserva Marina- encontramos cuatro deliciosas calas vírgenes de arena blanca y mar turquesa. Fornells, un tradicional pueblo de pescadores, es lugar de peregrinación para los amantes de la buena mesa y la vida tranquila. La mítica terraza flotante del Restaurante Es Plá, en pleno puerto, uno de los más bonitos de las Baleares, es famosa por su famosa clientela – la Familia Real tiene fotos por todas partes- pero lo cierto es que su caldereta de langosta es una delicia. Probar esta sabrosa sopa de marisco es un placer mediterráneo imprescindible.

  3. Playa de Canadell. Calella de Palafrugell. Gerona. Chiringuito Tragamar

    Playa de Calella
    Playa de Calella - Turisme Palafrugell

    Horizonte de un azul imposible, blanco impoluto en las casas y alegre colorido en las barcas de pescadores que salpican la arena de la Calella. La Costa Brava en estado puro con aroma a pino y a buganvilla. El lugar dónde Joan Manuel Serrat compuso su canción más emblemática, Mediterráneo, bien merece una visita. Lo mismo que chiringuito Tragamar, famoso por sus arroces, sus sardinas, su roast beef, sus ensaladas orgánicas y sus espectaculares vistas. Cocina marinera, elaborada y original, frente al mar. Directo a la fuente.

  4. Sidi Bou Said. Túnez. Café des Delices

    Atardecer en el Café des Delices, en Sidi Bou Said
    Atardecer en el Café des Delices, en Sidi Bou Said

    La coqueta localidad costera de Sidi Bou Said, blanca y azul, y siempre al arrullo del mar, sorprende por su laberíntica medina y por la calma que se respira en sus sombras. Mirando al mar de frente se encuentra el babilónico Café des Delices, estructurado en bancales, con pomposas sombrillas azules, tés morunos y todo el esplendor del Mediterráneo por delante. Perfecto para darse un baño de brisa.

  5. Playa de Cagnes sur Mer (Niza, Francia). Restaurante L’Aroma

    Paseo marítimo de Cargnes sur Mer
    Paseo marítimo de Cargnes sur Mer

    En plena Costa Azul y a muy pocos kilómetros de Niza, Cagnes sur Mer pasa desapercibida para los profanos, empeñados en conseguir una foto en cualquiera de las muchas y muy cinematográficas localidades de la Riviere. Y sin embargo no debería. Cagnes, con un bello paseo marítimo y una larga playa de blancos cantos rodados, es una localidad apacible, amable -muy de agradecer en temporada alta cuando parecemos invisibles para los camareros- y artísticamente muy rica. Aquí se encuentra el Castillo-Museo Grimaldi -con la interesante colección de retratos de la excéntrica cantante Suzy Solidor- y la deliciosa finca Museo Les Collettes, la última morada del pintor Pierre- Ausguste Renoir. Para disfrutar del mejor atardecer nada como reservar una mesa en el Restaurante L’Aroma, perfecto para probar la mejor comida marinera y los mejores licores de hierbas de la región.

  6. Ses Illetes. Formentera. Restaurante Tiburón

    El Tiburón, en pleno arenal
    El Tiburón, en pleno arenal - el tiburón-formentera

    Es el playazo por excelencia, el Caribe español con agua turquesa y kilómetros de arena blanca para perderse. Agua cristalina cargada de yodo que multiplica el moreno y las ganas de quedarse a vivir allí. Para completar esta foto del paraíso nada como disfrutar de una buena parrillada de pescado o una contundente mariscada en el Restaurante El Tiburón. Aunque los precios no son precisamente populares, un atardecer frente al mar en cualquiera de sus mesas saboreando un cóctel bien merece una visita.

  7. Calvi. Córcega. Restaurante U Fanale

    Vista general de Calvi
    Vista general de Calvi - turismo de francia

    Dominada por una impresionante ciudadela, la ciudad de Calvi es un destino imprescindible en la exquisita isla de Córcega. La mayor parte de la vida bulle en el Paseo Marítimo Quai Landry que une al puerto y a la marina, pero merece la pena descubrir otros placeres como un concierto en la Catedral de Saint Jean-Baptiste, un cocktail en el estiloso chill out Chez Tao y un buen plato de pescado fresco en el bar restaurante U Fanale, con vistas al mar. Cocina de Córcega con el toque justo de creatividad.

  8. Portovenere (Cinque Terre, Italia). Terraza del B&B La Casa del Pescatore

    Vista general de Portovenere
    Vista general de Portovenere

    Portovenere debe su nombre a un antiguo templo edificado en honor a la diosa Venus. Ubicado en la Costa Liguria, en la bella región de las Cinco Tierras, todo el conjunto esta declarado Patrimonio de la Humanidad. Muy cerca del Golfo de los Poetas -y la cueva dónde Lord Byron salía a nadar- Portovenere es el menos explotado de sus municipios. Un pueblo medieval de pescadores, con casas de colores pastel, laberínticas callejuelas llenas de tiendas de recuerdos y un coqueto puerto desde el que ver pasar la vida practicando ése dolce far niente tan italiano. Pero lo mejor es su silueta al atardecer, con la Iglesia de San Pietro recortándose en el horizonte naranja. La terraza de La Casa del Pescatore, situada en una pequeña isla frente al puerto, es una visita obligada. Una gozada visual a la que añadimos un plus gastronómico: sus magníficos desayunos. Pastelería fresca, zumos naturales, müesli, todo tipo de mermeladas, yogur de granja y un aromático café.

  9. Calas de la isla de Ischia. (Costa Amalfitana, Italia). Terraza Neptunus. Sant Angelo

    Vista de Sant Angelo de Ischia
    Vista de Sant Angelo de Ischia

    La bella Ischia, con sus rocosas caletas solitarias de agua transparente y acceso para iniciados, es uno de los secretos mejor guardados de Italia. Una isla de 46 km cuadrados situada en plena Costa Amalfitana, casi, casi frente a Nápoles, dónde destaca la pintoresca localidad de Sant Angelo, blanca y azul, marinera y elegante. El aire huele a limón, a mirto y a romero y los coches son escasos, aquí prefieren moverse en moto. Aquí también se encuentra la terraza del Restaurante Neptunus, un alegre chiringuito capaz de hacerte sentir como en casa. Las vistas sobre el puerto son increíbles, lo mismo que sus pescados frescos y sus famosas veladas con música en directo.

  10. Chania (La Canea). Creta. Restaurante Tamam

    Calle típica de La Canea
    Calle típica de La Canea

    La mezcla arquitectónica que se cuela en la calles de Chania habla de su ajetreado pasado y de su riqueza histórica. La influencia turca, veneciana y romana regalan a la población una belleza única y una idiosincrasia que se refleja en su gastronomía. Es imprescindible pasar un día en Golden Beach, la playa más buscada, desayunar una bougatsa -pastel de hojaldre y queso- recorrer el Mercado con más de 76 puestos de pescado y verdura fresca y reservar una mesa con vistas al mar en Tamam, un restaurante de cocina turca que sabe incluir en la carta lo mejor de las especialidades de Creta, todo un viaje gastronómico.

  11. Golden Bay. (Malta) Isla de Malta. Chiringuito Munchies

    Munchies, terraza de referencia en esta playa
    Munchies, terraza de referencia en esta playa

    Es una de las pocas playas de arena dorada de la isla y sin duda una de las más espectaculares: una larga bahía de encrespado oleaje teñida de fuego por el crepúsculo. Famosa durante la temporada baja como localización cinematográfica, en verano es uno de los puntos más animados de Malta, donde como no podía ser de otra manera destaca el ambiente festivo de la terraza de Munchies, una pizzeria/grill suspendida sobre la arena y famosa por congregar a la parroquia más marchosa de la isla. Para los más madrugadores recordar que Munchies también ofrece un excelente desayuno desde primera hora de la mañana.

  12. Hvar (Isla de Hvar) Croacia. Hula Hula Lounge Bar

    Hvar, la isla cool de Croacia
    Hvar, la isla cool de Croacia - sitomon

    Imposible resistirse al encanto de Hvar. La isla más cool del Mediterráneo que según los locales Orson Wells fue el primero en descubrir. Hvar es un paraíso natural donde no existe ni la masificación ni el ruido. Su espectacular Bahía natural es la más limpia del Mediterráneo, y su plaza de casas color marfil la más grande de la Costa Dálmata. Desde hace unos años la terraza del Hula Hula es un motivo de peregrinación para una buena corte de celebrities. Un bar lounge bañado por las olas dónde el amanecer es el tiempo preferido de los románticos y las noches el momento más buscado de los amantes de los DJ,s de moda. La privilegiada ubicación del chiringuito, la política de puertas abiertas, y la excelente cocina de fusión internacional lo convierten en uno de los más buscados del Mare Nostrum.

  13. Ladies Beach. (Kusadasi, Turquía). Restaurante Halikarnas

    Kusadasi desde el mar
    Kusadasi desde el mar

    Kusadasi, entre Izmir y Bodrum, es uno de los destinos menos masificados de la ya conocida como Ribera Turca. Un antiguo puerto bizantino que fusiona con maestría el ocio de oriente y occidente. Un casco antiguo laberíntico y medieval, y unas playas amplias y arenosas donde abundan los chiringuitos y la música disco mosque. El Restaurante Halikarnas cuenta con una de las mejores terrazas y con un servicio que hace honor a la fama de la hospitalidad árabe. Comida típica de la región servida en abundancia y con un excelente servicio.

  14. Fiskardo. (Cefalonia, Grecia). Kastro Club

    Fiskardo
    Fiskardo

    Kefalonia (Cefalonia) es una de las islas griegas menos explotadas por el turismo de masas. Y eso se nota en la naturaleza tranquila de sus habitantes y en sus paradisíacas playas de arena blanca. Fiskardo, al norte de la isla, suele ser citado como uno de los pueblos de pescadores más bonitos de Grecia. La paleta cromática de las casas venecianas del puerto es toda una visión. Alrededor abundan las terrazas y los cafés pero si queremos tomarnos una copa y disfrutar de una apabullante puesta de sol mirando al Mediterráneo hay que visitar el Kastro Club, uno de los chiringuitos con mejor ubicación y mayor fama por sus sesiones de música en directo.

  15. Corfu. Grecia. Taverna Kouloura

    Anochece en la Taverna Kouloura
    Anochece en la Taverna Kouloura

    Las islas griegas siguen siendo un referente para los apasionados de los placeres mediterráneos. Otro buen ejemplo es Corfú, que se presenta con aroma a pinos y música de grillos. Para escapar del calor de una sesteante tarde de verano nada como sentarse a ver mecerse las olas en la Taverna Kouloura, con vistas sobre un pequeño puerto donde mandan las barcas de pescadores. El mejor pescado de la isla servido con todo el mimo de un restaurante de lujo.