NUEVA YORK

Un proyecto alucinante propone hundir Central Park 30 metros

Se construiría un rascacielos horizontal 80 veces mayor que el Empire State Building con vistas al parque

New York Horizon, el singular proyecto ganador del concurso arquitectónico organizado por eVolo

Las nuevas tecnologías, el diseño, la exploración de sistemas sostenibles o el establecimiento de nuevos métodos urbanos y arquitectónicos para resolver los problemas económicos, sociales y culturales de la ciudades es la piedra angular para hacerse con uno de los premios de más prestigio en el mundo de la arquitectura de torres y rascacielos: los Skyscraper Competition 2016. El jurado de la revista eVolo Magazine ha dado a conocer los tres proyectos vencedores y las 21 menciones de honor de entre 489 propuestas recibidas de arquitectos, estudiantes, ingenieros, diseñadores y artistas de todo el mundo.

«New York Horizon»

El primer premio ha sido para el proyecto «New York Horizon» de los arquitectos Yitan Sun y Jianshi Wu (Estados Unidos). El diseño propone por primera vez en este concurso construir hacia abajo, alrededor del perímetro completo de Central Park.

Manhattan es la zona más densamente poblada de Estados Unidos, y por ello un territorio natural para los rascacielos. Apenas quedan espacios libres. Con una excepción: Central Park, un parque urbano rectangular de 4.000 x 800 metros (341 hectáreas). Los creadores del proyecto New York Horizon proponen crear una megaestructura horizontal alrededor de ese parque, y hundir la zona natural 30 metros hasta descubrir las rocas originales. Nacería así un nuevo parque, con lagos y montañas, apartado de las calles y del latido frenético de la ciudad.

Un enorme cristal crearía un efecto de horizonte infinito
Un enorme cristal crearía un efecto de horizonte infinito

Ese parque estaría rodeado de una megasestructura híbrida, un rascacielos horizontal con capacidad para infinidad de viviendas con vistas al parque y acceso directo. La estructura tendría una altura de 300 metros, lo que nos llevaría a una construcción en metros cuadrados 80 veces mayor que el Empire State Building. Esas casas estarían cubiertas por cristales altamente reflectantes, con el fin de lograr una sensación de naturaleza infinita.

«La Colmena»

El segundo premio resolvería el problema de los aviones no tripulados en las grandes ciudades. En concreto «La Colmena», diseñado por Hadeel Ayed Mohammad, Yifeng Zhao y Chengda Zhu (Estados Unidos) es un proyecto que imagina una terminal de control vertical para drones tanto para uso personal y comercial de los residentes de la ciudad de Nueva York.

Los módulos de la fachada están diseñados para adaptarse a nueve tipos diferentes de aviones no tripulados, categorizados por la forma y la escala de sus accesorios de aterrizaje -punto, barra o en anillo-.

«Torre de Datos»

Los italianos Valeria Mercuri y Marco Merletti han conseguido el tercer premio con su proyecto de la «Torre de Datos» una propuesta que prevé un rascacielos sostenible en Islandia diseñado para servidores de internet.

Este futuro centro de datos verde situado en Islandia sería una torre que se concibe como una placa madre 3D gigante con una forma cilíndrica. En la fachada exterior están fijados todos los componentes de hardware mientras que la parte interna está vacía para crear un espacio técnico con una doble función: en primer lugar, ser el principal conducto de aire del sistema de refrigeración, y el segundo ser un espacio donde los módulos se puedan mover a la planta baja durante el mantenimiento y actualización de las fases. Además, esta torre serviría para calentar los laboratorios y los invernaderos situados en el sótano así como utilizar el aire caliente liberado por el servidor para calentar las casas en el barrio que la rodea.

Menciones de honor

Entre las 21 menciones hay rascacielos que purifican el aire, edificios concebidos para crear lluvia para las regiones más secas de la Tierra, ciudades verticales, torres sensoriales que exploran la relación psicológica con el espacio, y los rascacielos que impiden ciudades a hundirse.

Los participantes han tenido en cuenta los avances en tecnología, la exploración de sistemas sostenibles, y el establecimiento de nuevos métodos urbanos y arquitectónicos para resolver los problemas económicos, sociales y culturales de la ciudades contemporáneas incluyendo la escasez de recursos naturales e infraestructura y el aumento exponencial de habitantes, contaminación, división económica y el imprevisto crecimiento urbano desmedido.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios