Tabletas manejadas por niños en Francia
Tabletas manejadas por niños en Francia - AFP

El peligro real de las baterías de litio en los aviones

A partir del 1 de abril estará prohibido transportar cargamentos de baterías en las bodegas de los aviones

Actualizado:

La Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) ha prohibido de forma provisional «todos los cargamentos» de baterías de iones de litio en aviones civiles por el riesgo que plantea a las aeronaves. La medida entrará en vigor el próximo 1 de abril.

La decisión aprobada por los 36 países miembros del consejo de gobierno del organismo de la ONU afectará a todas las aerolíneas y a «todos los cargamentos» de baterías de litio-ion en aviones civiles por el riesgo que plantea a las aeronaves.

Fuentes de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea aseguran a ABC que «la prohibición hace referencia al transporte de cargamentos de baterías de litio en aviones de pasajeros. Por tanto, la tripulación y los pasajeros pueden llevar dispositivos electrónicos tanto en cabina como facturados en sus maletas».

En la nota oficial de la OACI se lee: «La decisión del Consejo se aplica únicamente a las baterías de ion litio expedidas como carga en aeronaves de pasajeros y no a aquellas instaladas en los aparatos electrónicos personales que llevan los pasajeros o los miembros de la tripulación».

La OACI, organismo dependiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), asegura que esta medida había sido una petición recurrente desde los diferentes agentes del sector (empresas y pilotos) por motivos de seguridad.

Baterías sobrecalentadas e incendios en las bodegas

En los últimos años se han detectado varios casos de explosiones que han puesto en peligro la seguridad aérea. Así, un Boeing de All Nippon Airways que se dirigía desde Boston a Japón sufrió en enero de 2013 dos incendios en la bodega, debido al sobrecalentamiento de las baterías de varios de los dispositivos que transportaba y esto obligó al piloto a realizar un aterrizaje de emergencia, informa Europa Press.

El periódico «The Wall Street Journal» informó en septiembre de 2015 de que un avión Boeing 747 de la empresa de transporte UPS se estrelló en Dubái en 2010 poco después de que se declarase un incendio causado por baterías de litio-ion.

Las pruebas realizadas por los organismos de aviación han establecido que las baterías de litio pueden sobrecalentarse y arder con un calor de aproximadamente 600 grados centígrados. Otras pruebas, según informa la BBC, han establecido que las baterías sobrecalentadas pueden desprender vapores que, si se acumulan, pueden dar lugar a explosiones que neutralizan los sistemas de extinción de incendios dejando que los fuegos ardan sin control.

Además varios tests elaborados por la autoridad de aviación de Estados Unidos demostraban que los sistemas de extinción de incendios instalados en los aviones no permiten apagar un fuego causado por la explosión de las baterías.

Hasta 2018

Esta prohibición «temporal» se mantendrá al menos hasta 2018, cuando está previsto que se establezcan las nuevas normas sobre el transporte de baterías de litio, según informó el presidente del Consejo de la OACI, Olumuyiwa Benard Aliu.

En aviones de pasajeros

Aunque la mayoría de las baterías de iones de litio son transportadas en barcos, alrededor del 30 por ciento, según la BBC, son entregadas por transporte aéreo. Y la mayoría viajan en las bodegas de los aviones de pasajeros en vez de aviones de carga.