Los diez errores que no debes cometer si reservas las vacaciones online

Para evitar disgustos de última hora hay que tomarse su tiempo para comparar precios y comprobar bien fechas y datos

Actualizado:

Cuando falta poco para las vacaciones son muchos los viajeros que buscan ofertas de hoteles, casas rurales o vuelos por internet. La web Holidayguru.es ha resumido en una lista los diez errores más comunes que debes evitar para hacer las reservas sin problemas.

1. Compara siempre los precios

No te conformes con la primera oferta que veas. Reservar vacaciones puede ser algo muy emocionante y es fácil dejarse llevar por el primero precio que encuentres. Compara los precios de diferentes sitios web y proveedores.

2. Las recomendaciones son la clave

No mires sólo el número de estrellas de un alojamiento. Leer reseñas de visitantes anteriores para encontrar la opción más adecuada es algo en lo que merece la pena invertir tiempo. Si un alojamiento tiene una cierta reputación (buena o mala) después de unos miles de comentarios, probablemente es porque algo ha hecho para ganárselo.

3. Revisa siempre los datos

Asegúrate de no cometer ningún error al escribir tu nombre, tu dirección de correo electrónico, tu domicilio, etc. Hacer cambios después puede ser muy costoso, además de consumir mucho tiempo. Asegúrate de verificar que has seleccionado tus vuelos de salida y llegada en el orden correcto y en las fechas correspondientes.

[Te interesará: Una errata en tu nombre en el billete de avión sale cara: este es el precio]

4. Comprueba todas tus bandejas de entrada

Si no puedes ver la confirmación de una reserva en tu bandeja de entrada, mira siempre en la carpeta de correo no deseado. Asegúrate de que tu buzón de correo no esté completamente lleno.

5. Navega por las páginas web con ojo

Comprueba siempre que no has marcado ninguna casilla que no se debe marcar, algo que es muy importante al hacer reservas desde un teléfono móvil. Los menús desplegables y los cuadros de información se pueden activar fácilmente al deslizar el dedo de manera incorrecta. No te dejes llevar por las prisas y pon todo el cuidado que puedas.

6. Reserva dentro de tus posibilidades

Asegúrate de verificar siempre las distintas opciones de pago para los diferentes paquetes vacacionales. Ten cuidado, por ejemplo, de no sobrepasar el límite de tu tarjeta de crédito si pagas por adelantado. Además, ten en cuenta que, si pagas por cuotas, los pagos se harán en la fecha requerida por la empresa. [Algunas agencias de viajes piden una tarjeta de crédito que acepte toda la cantidad que vamos a gastar, mientras en otros casos solo exigen una cantidad en concepto de reserva, que habrá que completar en un plazo determinado].

7. Planea todos tus traslados

Si los traslados no están incluidos en el paquete de la reserva, asegúrate de conocer la mejor manera de llegar al hotel y todas las opciones de transporte local antes de ir. Nunca es divertido quedarse atrapado en un aeropuerto o pagar un taxi para llegar al hotel por no haber comprobado esta información previamente. [Un ejemplo: en Nueva York, el taxi desde el aeropuerto JFK a Manhattan puede costar 66 euros, cuando el AirTrain que enlaza con la red de Metro funciona bien por unos pocos dólares].

8. Ten cuidado con las tasas extra

Consulta la página web del hotel o de la reserva para conocer las «Resort Fees» (política de precios del hotel, como el precio del minibar, teléfono, etc) antes de realizar el pago final. También debes tener en cuenta que, en algunos destinos, te cobrarán una tasa municipal o turística cuando llegues al hotel. No hay forma de evitar esto, es simplemente la ley.

9. Ten en cuenta las políticas de equipaje de las aerolíneas

Si el equipaje no está incluido en la reserva de tus vacaciones, comprueba siempre la política de equipaje de la aerolínea. Pagar extra por exceder el límite de peso permitido es uno de los problemas más comunes.

[Un cambio reciente: El fin de la «trolley» gratis en la cabina de los aviones: Ryanair empieza a cobrar]

10. Ten todos los documentos al día

Lugares como Canadá o Estados Unidos requieren de un permiso de viaje para poder acceder al país que hay que rellenar y pagar con al menos unos días de antelación. En el caso de EE.UU., es la conocida ESTA (Autorización de Viaje a Estados Unidos). Comprueba siempre si el destino al que viajas, si está fuera de la Unión Europea, requiere este o algún otro documento.