Casa Vicens
Casa Vicens - FOTOS: Pol Viladoms

CASA VICENSAsí es la casa de Gaudí que hasta ahora era un secreto privado

Después de 130 años como casa privada, Casa Vicens, primera gran obra de Gaudí en Barcelona, acoge sus primeros visitantes

Actualizado:

Por primera vez en toda su historia, Casa Vicens, la primera casa proyectada por Antoni Gaudí, abre desde este 16 de noviembre sus puertas al público en Barcelona. Después de 130 años como casa privada, Casa Vicens acoge sus primeros visitantes ya convertida en casa museo rehabilitada y restaurada.

Más allá del espectáculo en sí mismo que ofrece la visita a la propia casa, Casa Vicens se estrena con su exposición permanente y una muestra temporal, comisariada por Juan José Lahuerta, arquitecto y profesor de Historia del Arte y la Arquitectura en la Escuela de Arquitectura de Barcelona y actual director de la Cátedra Gaudí.

La exposición permanente parte del contexto social y cultural de Barcelona durante los años de concepción y construcción de la Casa Vicens (1883-1885), profundiza en los primeros momentos de la carrera como arquitecto de un joven Antoni Gaudí a través de sus influencias, reflexiones, primeros proyectos, obras y colaboraciones, para centrarse después, en el proyecto original y la construcción de la Casa Vicens; su posterior evolución a lo largo de los años y, sobre todo, explicar cómo la técnica y el arte, las estructuras y la ornamentación, son un todo unitario cuerpo. Es en este último aspecto que la Casa Vicens es concebida toda ella como una obra de arte total.

Exterior de Casa Vicens
Exterior de Casa Vicens

Mediante 14 maquetas de 14 casas construidas por arquitectos contemporáneos a Gaudí europeos y norteamericanos, la exposición temporal «La primera casa. La casa propia. La casa manifiesto» contextualizará comparativamente la Casa Vicens a nivel internacional. Entre las 14 obras escogidas, se encuentran obras representativas de arquitectos como Viollet-le-Duc, Philip Webb, Frank Lloyd Wright, Victor Horta o Charles Rennie Mackintosh.

La apertura de Casa Vicens llega en pleno debate sobre la turismofobia y el exceso de visitantes. En este sentido -aseguran los gestores- se ha limitado el aforo a un máximo de 550 personas de media diarias. Esta medida combinada con la ordenación del flujo de entrada, que priorizará la reserva previa de entrada, hará posible organizar el acceso de los visitantes en grupos de 20 personas máximo cada veinte minutos, controlar el aforo total y garantizar la satisfacción del visitante.

Además, Casa Vicens prevé afluencias máximas dentro de la casa de 100 personas, estimando que una visita (sin prisas) tendrá una duración media de unos 90 minutos. No se prevé el uso de audioguías, ya que se priorizará la explicación «a la carta» por parte del servicio de atención al visitante (mediadores) y a través de la museografía. Para visitas en profundidad, se dispondrá del servicio de visitas guiadas.

El precio de la entrada general de Casa Vicens es de 16 euros, y el de la entrada con visita guiada, de 19 euros.