Vista aérea de «Blue Hole» en Belice
Vista aérea de «Blue Hole» en Belice
CENTROAMÉRICA

Bucear en las aguas del asombroso «Agujero Azul» de Belice

Es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y uno de los mejores sitios de buceo según Jacques-Yves Cousteau

Actualizado:

¿Te imaginas bucear en uno de los agujeros más impresionantes del mundo? El «Blue Hole» o «Gran Agujero Azul» de Belice es un curioso accidente geográfico que fue catalogado por Jacques-Yves Cousteau, quien lo exploró en 1970, como uno de los diez mejores sitios de buceo en el mundo. El nombre real fue creado por el buzo británico y autor Ned Middleton después de haber vivido durante seis meses en este país. En su libro «Diez años bajo el agua» escribió que si Australia tenía «La Gran Barrera de Coral», Belice podría tener «El Gran Agujero Azul».

En 1996 fue designado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es parte del «Sistema de la Reserva de la Barrera de Coral de Belice» y se encuentra cerca del Arrecife Lighthouse. Está situado a 100 kilómetros de la ciudad de Belice (América) que cuenta con más de 300 metros de ancho y 125 de profundidad. Es precisamente tanta profundidad la causa de que tenga un color azul más oscuro que el resto del océano.

Vista aérea de «Blue Hole» en la barrera del Arrecife de Belice
Vista aérea de «Blue Hole» en la barrera del Arrecife de Belice- Tami Freed fotolia

Los científicos creen que se formó en la Edad de Hielo, y sus orígenes eran unas cuevas secas que se inudaron cuando el hielo se derritió y el nivel del Mar Caribe subió. Su interior está formado por grandes estalactitas, como la que marca la entrada situada a 34 metros de profundidad bajo una pared de piedra inclinada. A esta distancia de la superficie, los buzos sólo tienen unos cuantos minutos antes de que el aire que respiran se vuelva peligroso por los altos niveles de nitrógeno.

Este agujero de forma casi perfectamente circular está rodeado por corales, sólo interrumpidos en dos lugares formando una especie de canales. En sus aguas cristalinas nadan muchas especies de peces como el tigre negro, tortugas, gobios de neón o esponjas e, incluso, se han detectado distintos tiburones como el tiburón nodriza, tiburón de arrecife del Caribe y tiburón de punta negra. Otros menos frecuentes serían los tiburones toro y cabeza de martillo.

Tortuga nadando en el Sistema de Reserva de Barreras de Coral de Belice
Tortuga nadando en el Sistema de Reserva de Barreras de Coral de Belice- Brandon Rosenblum
Peces nadando en el Sistema de Reserva de Barreras de Coral de Belice
Peces nadando en el Sistema de Reserva de Barreras de Coral de Belice- Brandon Rosenblum

Estos agujeros también llamados «sinkholes», suelen ser de entre 1 y 600 metros tanto de ancho como de profundidad, que se abren de repente y por todo el mundo. Las causas de su formación son variadas, pero la manera más habitual es debido a que las aguas subterráneas disuelven partículas del subsuelo y se va creando un vacío hasta que el suelo cede.

Dependiendo de la velocidad a la que se formen son peligrosos o no. Cuando el agujero se crea lentamente se puede prever y no causa grandes daños, pero en otras ocasiones no se detecta el hueco hasta que el suelo se hunde.

Coral en el Gran Agujero Azul en Belice
Coral en el Gran Agujero Azul en Belice- Flickr..com

Este increíble fenómeno no es único: el agujero más profundo está en China, y en la Península de Yucatán se encuentran unas cuevas de formación similar denominadas cenotes.