Castillos en busca de señor
El castillo de Butrón - wikimedia

Castillos en busca de señor

Fortalezas singulares en España en venta por hasta 10 millones de euros

Actualizado:

Fortalezas singulares en España en venta por hasta 10 millones de euros

123456
  1. Castillo de Butrón (Vizcaya)

    El castillo de Butrón
    El castillo de Butrón - wikimedia

    El castillo de Butrón, ubicado en la localidad vizcaína de Gatika y declarado Patrimonio Histórico Español, acaba de ser puesto a la venta por 10 millones de euros por el grupo empresarial e inmobiliario bilbaíno Inbisa, propietario de esta singular edificación desde 2005.

    Aunque tiene su origen en una casa torre de la Edad Media (siglo XIII) construida por el linaje de Butrón, a finales del siglo XIX (1879-1899) fue remodelado por Francisco de Cubas y González-Montes, Marqués de Cubas, quien le confirió su apariencia actual, similar a los castillos románticos de Centroeuropa.

    De 2.400 metros cuadrados y con un parque de 35 hectáreas, el castillo está ubicado sobre una colina, encima de unas rocas y rodeado de un bosque. Con muros de más de cuatro metros de grosor, dispone de planta baja, entrepiso, cinco plantas, cubierta y cuatro torreones, el más alto de los cuales es conocido como la Torre del Homenaje, construida en el siglo XIX. En su interior se encuentran varios salones, la antigua capilla, el salón de la chimenea, un gran salón diáfano de 200 metros cuadrados, el patio de armas, un pozo de agua natural, una biblioteca y hasta una mazmorra.

    Desde el siglo XVI y durante más de tres siglos, el castillo fue escenario de frecuentes batallas entre dos bandos de la nobleza de Vizcaya. Finalizadas las luchas, a principios del siglo XVI quedó abandonado y su estructura sufrió un importante deterioro a lo largo de los años hasta que a finales del siglo XIX el marqués de Cubas lo restauró.

    Inbisa, que ha dedicado este castillo a la celebración de eventos y a los rodajes publicitarios y televisivos, ha asegurado que en los últimos años ha recibido propuestas de grupos y fondos inversores, tanto españoles como internacionales, para adquirir este inmueble singular.

    El grupo inmobiliario señala que «priorizará aquellas propuestas que se comprometan a una conservación adecuada de este bien histórico y singular, único en España».

  2. Castillo de Biniés (Huesca)

    Castillo de Biniés
    Castillo de Biniés - abc

    En septiembre del pasado año salía a la venta esta fortaleza en pleno Pirineo aragonés y a sólo 30 kilómetros de Francia. Aunque fue construido en el siglo XVI, los orígenes del castillo de Biniés, en Huesca, se remontan a las raíces del Reino de Aragón.

    «Se cree que se edificó sobre una antigua fortaleza defensiva del siglo IX, pues se conservan ciertos registros de la época», señalaba en su anuncio la inmobiliaria Rimontgó, que no especificaba el precio que podría rondar el millón de euros. El documento más antiguo que hace referencia al castillo se remonta al siglo XV, pero Biniés aparece en los archivos seis siglos antes.

    Declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en la lista de patrimonio histórico-artístico aragonés, en su día debió ser importante para controlar la Foz de Biniés por la que se accede al valle de Ansó.

    Cuenta con una superficie construida de 912 metros cuadrados y cuatro torres con vistas al valle del río Aragón y a la cuenca de uno de sus afluentes, el río Veral. Dispone de siete dormitorios, seis baños y jardín privado, entre otros equipamientos.

  3. Castillo de Barcience (Toledo)

    Castillo de Barcience
    Castillo de Barcience - wikimedia

    Sobre el cerro que domina la localidad de Barcience, un león rampante esculpido en la torre del homenaje del castillo vigila una finca de 210 hectáreas. El bajo relieve más grande de Europa muestra el escudo de los Silva, condes de Cifuentes, el linaje que heredó el lugar de la Orden de Santiago ya en el siglo XIII.

    El maestre Don Enrique de Castilla lo cedió al adelantado Don Alfonso Tenorio, cabeza de la familia de los Silva, quienes levantaron el castillo en el siglo XV. Fue Juan de Silva quien comenzó las obras de esta fortaleza que concluyó su nieto. Las casas ducales del Infantado, de Osuna y de Pastrana heredaron posteriormente el castillo, que fue donado al Papa León XIII y después vendido a un particular.

    Utilizado como mansión señorial a lo largo de los siglos, no está documentado que estuviera implicado en ninguna acción bélica, según recogen en Castillos.net.

    De planta casi cuadrada, debió tener foso y barrera. Su interior se encuetra totalmente en ruinas. La parte mejor conservada es su torre del homenaje de forma cuadrada, con el león rampante. Los interesados deben consultar el precio.

  4. Castillo del Cardenal (Concurbión. Galicia)

    El castillo del Cardenal, en Corcubión
    El castillo del Cardenal, en Corcubión - wikimedia

    Desde la segunda mitad del siglo XVIII el Castillo del Cardenal domina la ría de Corcubión desde Punta Pión. Pareja del Castillo del Príncipe, en la Ameixenda, permitía defender la ría mediante fuego cruzado. Tenía doce cañones montados y capacidad para 96 hombres, según señala el Concello de Concurbión, que recoge la leyenda local que habla de una cadena que uniría ambas fortificaciones y al tensarse impediría el paso de barcos enemigos.

    Otra de las leyendas habla de un fantasma, el de don Liborio, un condenado a morir emparedado por la muerte de una joven sirvienta al que algunos juran que se le escucha gemir por su injusta sentencia.

    Hoy el castillo y sus cinco hectáreas de finca es uno de los inmuebles a la venta más valiosos de Galicia. Su precio actual en Aldeas Abandonadas es de 3.700.000 euros.

  5. Castillo de los Velasco de Lezana de Mena (Burgos)

    El Castillo de los Velasco de Lezana de Mena
    El Castillo de los Velasco de Lezana de Mena - aldeasabandonadas.com

    Por 3 millones de euros se vende en Burgos el Castillo de los Velasco, una fortaleza del S. XIV declarada BIC de la que dicen que es el castillo mejor conservado de Castilla y León. Parece ser que la torre fue construida por la familia Angulo a finales del siglo XIV. La fortaleza, al igual que otras muchas del norte de la provincia, terminó en manos de la rama menesa de los Velasco, según indica el Patronato de Turismo de Burgos.

    Su primera data histórica aparece en el año 1397, cuando pasa a la dote de María Alonso de Porres que casa con Diego Sánchez de Velasco, sobrino preferido de los Condestables de Castilla.

    Situado en las Merindades, cerca de Taranco, estuvo habitado hasta la Guerra Civil, pasando a ser cuadras de animales hasta que se rehabilitó en 2006. Desde el año 2010 es de nuevo habitable, informa en su anuncio aldeasabandonadas.com.

    Una grave dolencia ha llevado a su actual propietario, Eduardo Gil Lang, descendiente de los Velasco, a tomar la difícil decisión de vender el castillo, que por primera vez en sus más de 600 años de historia dejará de pertenecer a descendientes de los Velasco, según recogía el Diario de Burgos.

    Cuenta con una superficie construida de 600 metros cuadrados en una finca de 22.000 m2. Tiene un patio de armas con su paseo de ronda y puente levadizo, además de las comodidades del siglo XXI (piscina climatizada por geotermia, ascensor, wifi, calefacción...)

    El Castillo tiene seis alcobas cada una con su respectivo baño completo y dos de ellas con vestidor, tres aseos, biblioteca, gran comedor, salones, cocina, etc..

  6. Castillo de Arenys d'Empordà (Gerona)

    El castillo de Arenys d'Empordà
    El castillo de Arenys d'Empordà - wikimedia

    «Necesita grandes reformas», advierte el anuncio en Internet de este castillo del siglo XI que se vende de forma conjunta con todo el conjunto medieval en el que se integra por 1.800.000 euros negociables.

    Enclavado en Arenys d'Empordá, en Gerona, se encuentra en una ladera, adosado por una de sus fachadas a una iglesia y a su torre. El castillo, propiedad durante siglos de la familia Palol, también perteneció en el siglo XX de la bailarina Âurea de Sarrà y su marido, el crítico de arte madrileño José Francés.