Top

Viajar - Nieve

Las ocho mejores estaciones de esquí de España

Cerler, en Huesca, ha conseguido, por segundo año consecutivo, el Oscar del sector en los World Ski Awards

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
Navegue usando los números

Cerler, 79 kilómetros esquiables

Con la llegada del mes de diciembre las estaciones de esquí miran al cielo para ver caer los primeros copos de la temporada que permiten abrir las pistas cerradas desde la pasada primavera. Con todo a punto en las cumbres es el turno de los esquiadores. Los World Ski Awards, los «Oscar» del sector han nominado ocho estaciones españolas -Cerler, Formigal, Astún, Baqueira-Beret, Candanchú, La Molina, Masella y Sierra Nevada- siendo Cerler la premiada como la mejor de España. Los premios, además de señalar las mejores estaciones del mundo, reconocen la calidad de los servicios y una oferta de turismo de esquí y de montaña moderna e innovadora. Estas son las ocho mejores estaciones de esquí españolas.

Cerler, premio World Ski Awards

La estación de esquí de Aramón Cerler está situada en la localidad de Cerler, municipio de Benasque, en el Pirineo Aragonés y está rodeada de bosques de pinos y 60 picos de más de 3000 metros, entre ellos, el Aneto, techo de los Pirineos. Goza de uno de los mayores desniveles esquiables de toda la cordillera, oscilando entre los 1500 metros de la base y los 2700 del Pico Gallinero. La mayoría de la estación se encuentra entre los 1900 y los 2700 metros. Tiene 79 kilómetros esquiables repartidos en 8 pistas verdes, 17 azules, 26 rojas y 15 negras a las que se accede a través de nueve telesillas, cuatro telesquís y seis cintas transportadoras.

La localidad de Cerler conserva todo el sabor de los típicos pueblos del Valle de Benasque. A pesar de la proximidad de un gran centro turístico, el pueblo ha sabido conservar su histórica belleza. Cuenta con numerosas casas nobles del siglo XVI y con algunas construcciones de épocas anteriores.

Formigal, 137 kilómetros esquiables

Con más de medio siglo de vida, la estación de Formigal con 137 kilómetros esquiables se unión el año pasado a la estación de Panticosa, también de Aramón, dando como resultado un total de seis valles unidos con 176 kilómetros de pistas esquiables. Panticosa (38 km) y Formigal (137), conectadas por un esquí-bus cada media hora. En total 147 pistas repartidas en 14 verdes, 34 azules, 52 rojas, 42 negras y cinco itinerarios.

En Formigal además de esquiar se puede acceder a Portalet Park, la zona de ocio en la nieve del centro invernal inaugurada en 2012, donde se pueden practicar ocho actividades poco frecuentes en las estaciones españolas. A saber: «ski bike»; «ice karting», un circuito de «karts» sobre una pista helada; «paintball» en la nieve; construcción de iglús; trineos tirados por perros nórdicos; «snake gliss», o descenso en un tren de trineos unidos, todos a la vez; «tubbing», una pista con peraltes preparada para el descenso sobre un flotador especial para la nieve; y motos de nieve, en un circuito especialmente diseñado y un entorno privilegiado. Además, siempre hay que tener en cuenta la pista de esquí de fondo situada alrededor del lago y el balneario, a una altura de 1.636 m., de dificultad fácil y donde la nieve permanece durante todo el invierno.

Astún, 50 kilómetros esquiables

Situada en el Pirineo Aragonés, más concretamente en el Valle del Aragón y en el municipio de Jaca, la estación de Astún está entre las cotas 1.660 y 2.300 metros y cuenta con 50 km de pistas de las que 40 km son balizadas -5 verdes, 18 azules, 21 rojas y 6 negras- y tiene 10 km de itinerarios.

La estación cuenta con todos los servicios: cafeterías, bares y restaurantes así como un hotel de tres estrellas. El núcleo residencial situado a pie de pistas cuenta con todos los servicios necesarios para hacer de la estación una de las mejores de España.

Una vez terminada la jornada de esquí son variadas las actividades, desde visitas turísticas a la Catedral y a la Ciudadela de Jaca, al Monasterio de San Juan de la Peña o a la Estación Internacional de ferrocarril de Canfranc o la Cueva de las Güixas. Quienes prefieran seguir practicando deporte, pueden hacerlo en las pistas de tenis o patinaje sobre hielo. Además se puede realizar mountain-bike, paseos a caballo, senderismo o descenso de cañones.

Baqueira-Beret, 155 kilómetros esquiables

La estación leridana de Baqueira Beret está considerada una de las mejores y más completas estaciones de esquí de España. Recientemente galardonada por el Consejo Superior de Deportes (CSD) con la Medalla de Bronce al Mérito Deportivo, tiene 155 kilómetros de dominio esquiable repartidos en 103 pistas -seis verdes, 42 azules, 39 rojas y 16 negras-, 34 remontes -un telecabina de nueve plazas; 19 telesillas, siete telesquís y siete cintas transportadoras-, 629 cañones de producción de nieve y catorce máquinas para preparación de pistas.

Entre las novedades de esta temporada la estación presenta cuatro nuevas pistas, en la que espera consolidar un circuito de boardercross -con saltos y peraltes- que antes estaba restringido y ahora se abrirá a todo el mundo.

Al margen de sus características técnicas, la estación cuenta con un glamour especial, gracias a los ilustres esquiadores que habitualmente la frecuentan. Su entorno, el Valle de Arán, satisface al viajero más exigente, con su mezcla de entorno natural y patrimonio artístico y cultural de primer orden.

Candanchú, 50 kilómetros esquiables

La estación de esquí de Candanchú, en el Pirineo aragonés, es la más antigua de España de 1928. Está situada en el Pirineo Aragonés, en Aisa (provincia de Huesca). Es una estación muy completa, estupenda tanto para esquiadores expertos como novatos y, debido a su especial posición orográfica que la resguarda del viento, puede asegurar siempre su apertura a lo largo de toda la temporada.

Cuenta con 50 kilómetros esquiables repartidos entre todas sus pistas -verdes 10, azules 12, rojas 16, negras 13-. También existe, para los expertos, la posibilidad de hacer «fuera-pistas», practicar el esquí de fondo o nórdico en recorridos por los parajes más bellos y espectaculares de la zona que están cubiertos de nieve así como una de sus modalidades; el biatlón, combinación de esquí de fondo y tiro con rifle.

La Molina, 61 kilómetros esquiables

La Molina es la estación decana de los deportes de invierno en España con el primer remonte comercial en el año 1943. En su historia recoge deporte y diversión para todos los públicos.

La mayoría de su extensión está situada en la Cerdaña, tiene 61 km esquiables repartidos en 54 pistas para todos los niveles, -verdes 17, azules 18, rojas 19, negras 7-, un snowpark de grandes dimensiones y el super pipe más grande de los Pirineos. Además, dentro de la oferta lúdica para el público no esquiador ofrece un gran número de actividades, como son excursiones en máquinas pisanieves, raquetas de nieve, segway sobre nieve o circuitos de mushing.

La estación iene una larga trayectoria en eventos internacionales, como la Copa del Mundo de Esquí Alpino (2008), los Campeonatos del Mundo de snowboard (2011) o los Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino para discapacitados (2013).

Tanto en La Molina, como en las comarcas de la Cerdaña, el Berguedà y el Ripollès, se puede encontrar una amplia oferta gastronómica y hotelera que permite una estancia redonda.

Masella, 74 kilómetros esquiables

La estación de esquí de Masella está situada en la montaña de la Tosa a 2.535 metros, en la comarca de la Cerdaña, entre los términos municipales de Alp, Das y Urús. Tiene un total de 74 kilómetros esquiables repartidos en 65 pistas -9 verdes, 24 azules, 23 rojas, 9 negras-.

Los diferentes sectores de la estación permiten practicar el esquí a todo tipo de visitantes, sea cual sea su dominio. En las cotas altas, se puede esquiar entre las murallas de rocas de Coma Pregona y Coma Oriola. Dues Estacions es el lugar de encuentro del esquí y el snowboard, con el imponente Puigmal de fondo y el aliciente de poder divisar algún rebeco. Este es también el punto donde se conectan las estaciones de La Masella y La Molina. El forfait conjunto Alp 2500 permite disfrutar de 130 kilómetros esquiables.

La estación tiene el privilegio de integrarse en un entorno natural coronado por la cima de la Tosa (2.535 metros) desde donde es posible contemplar las grandes cimas de los Pirineos Orientales, como el Puigmal, el Carlit y el Puigpedrós, así como el vecino Pirineo Central.

Sierra Nevada, 108 kilómetros esquiables

La estación de esquí de Sierra Nevada es la estación más meridional de Europa y la de mayor altitud de España. Está situada a tan solo 27 km de la ciudad de Granada y se encuentra a menos de 100 km de Motril, en la costa granadina, pudiéndose disfrutar así de la montaña y el mar en el mismo día.

Pero, ante todo, es un destino de primer orden para los amantes del esquí. Sierra Nevada es una de las mejores estaciones de España con 108 kilómetros esquiables repartidos en 115 pistas, -16 verdes, 40 azules, 50 rojas, 9 negras- 350 cañones de nieve artificial, 15 escuelas de todos los niveles o dos circuitos de esquí de fondo snowpark entre otros servicios. La calidad de su nieve, el excepcional tratamiento de sus pistas y la oferta complementaria de ocio son los mayores reclamos para los esquiadores.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios