Así es el hotel de Alaska al que solo se llega volando

Sheldon Chalet ofrece una estancia de lujo en lo más alto de un glaciar

Actualizado:

Construido en el Parque Nacional Denali en Alaska, Sheldon Chalet ofrece una estancia de lujo en lo más alto de un glaciar. La casa, a la que solo se puede acceder en helicóptero, permite disfrutar de unas cumbres que de otra forma solo estarían disponibles para montañeros dispuestos a arriesgar sus vidas. A más de 1.800 metros de altura, el Sheldon Chalet es tan único como su entorno y es que tres generaciones de la familia Sheldon han trabajado para hacer realidad la visión que dejaron plasmada sobre planos, décadas atrás, Don y Roberta Sheldon.

La casa, ubicada dentro del Glaciar Ruth y en el anfiteatro de la Cordillera de Alaska, ofrece no solo el lujo del entorno natural sino la exclusividad de elegantes cenas con chef privado, cinco dormitorios dobles con vistas, dos guías para las excursiones y un conserje.

El chalet, construido con acero, madera y vidrio, funciona con energía renovable y los materiales han sido cuidadosamente seleccionados para garantizar la durabilidad, la sostenibilidad y la eficiencia. Las telas, los muebles y los utensilios se combinan cuidadosamente para acentuar el aspecto natural del entorno.

Quien se adentre en esta aventura puedes ver la aurora boreal, recorrer las cumbres de Denali, volar en un helicóptero alrededor de afilados picos, descender en trineo o sentarte y disfrutar de la gastronomía del chef privado.

Como todo, el lujo se paga y para ser más concretos la empresa propone una estancia de tres noches en Sheldon Chalet más dos en el histórico pueblo de Talkeetna por unos 8.000 euros por persona. Una experiencia sin duda única.