Día de nieve en la estación de Gourette
Día de nieve en la estación de Gourette - OTGourette-Jantou
A 50 KM DE LA FRONTERA

La estación donde nació el esquí en los Pirineos

Viaje a la más que centenaria estación de Gourette, situada muy cerca de Pau y de la frontera española

Actualizado:

Gourette es la estación más antigua de entre todas las que se encuentran en los Pirineos: está en marcha desde 1907. De hecho, fue en Gourette cuando en 1903, por primera vez en los Pirineos, Henri Sallenave introdujo el esquí.

[Consulta el estado de la nieve en el Pirineo francés en InfoEsquí]

Las instalaciones están alejadas de las aglomeraciones –en el Portalet que la une con Aragón–, a sólo 50 km. de la frontera española, muy cerca de Pau y de todas sus infraestructuras (tren, aeropuerto, etc.). Las pistas se alzan 1.400 metros sobre el nivel del mar, en las laderas del Aubisque y en el corazón del circo de Gourette (un anfiteatro natural rodeado de picos que se elevan a más de 2.500 metros), en un entorno que combina el paisaje irrepetible del Valle d’Ossau con el clima soleado y las costumbres del Bearn.

El desnivel de las pistas, una delicia para los esquiadores expertos, junto a la inexistencia de aglomeraciones, hacen de Gourette una estación imprescindible. A pesar de estar orientada al sur lo que hace que goce de buenas jornadas de sol en sus pistas, los esquiadores avanzados encuentran en Gourette pendientes muy técnicas orientadas a la cara norte, lo que garantiza la nieve de calidad y polvo como son las áreas de Cutch y Pene Blanque. Una de las novedades de la temporada es la mejora de la pista roja de «Crétêts», en el sector de Cotch, que se ha ampliado.

Espacios para principiantes

Los esquiadores intermedios, principiantes, niños y esquiadores más tranquilos disponen de la Happy Place. Se trata de una gran zona equipada con remontes mecánico, soleados y ubicados en una colina lo suficientemente alta como para disfrutar de un paisaje único, con telecabina, telesilla y 3 cintas. Aquí al aire libre y rodeado de nieve, puedes disfrutar de un relajante baño nórdico en un barril de madera calentado con fuego de leña a 39oC, a la vez que tomas un té o vino caliente. Además, esta temporada también se han creado dos nuevas áreas de esquí menos exigentes situadas en la parte superior de la pista azul de “Rhododendrons” y el “Muro de la prehistoria”. También cuenta con un jardín de nieve ESF con cinta.

Los amantes de la naturaleza disponen de un espacio dedicado al esquí nórdico y a las raquetas de nieve, con un restaurante de montaña en el que disfrutar de una pausa en plena naturaleza. Cuenta con dos itinerarios para raquetas, de 2,2 y 2,6 kilómetros.

En definitiva, Gourette es el destino de los esquiadores locales, pues el 60% de los que esquían aquí viven en el valle. En 2008 celebró su centenario y en los últimos años todos sus remontes se han modernizado y cuenta con infraestructuras de última generación, pistas re-trabajadas, zonas freestyle, Snowpark, Railpark e incluso Kidspark. Cuenta con 14 remontes mecánicos de los cuáles 3 son telecabinas, 4 telesillas (2 desembragables de 6 plazas), 4 telesquís y 3 cintas. Dispone de 39 pistas (8 verdes, 11 azules, 17 rojas y 3 negras) y una red de innivación compuesta por 165 cañones de nieve.

Precio del forfait: a partir de 26,30 €/ adulto y 22,80 €/niño.

Más allá del esquí

Además de esquí, snowboard y las raquetas de nieve, en Gourette es posible practicar otras actividades. Aquí puedes probar los trineos en las propias pistas, a partir de las 17.00 h en la salida del telecabina de Bezou; los trenes de trineos, el Snake Glisse o el yooner (un ligero asiento que se eleva 20 centímetros del suelo y cuya conducción recuerda la de un kart de nieve pero ofrece más diversión sin necesidad de aprendizaje). También puedes optar por un paseo de 3 kilómetros en maquina pisanieve; pasear en mula o en trineos tirados por perros. Los más osados pueden practicar la bicicleta de montaña en un circuito de MTB sobre nieve, el barranquismo en la cascada de Ley o realizar vías ferratas en invierno.

Dónde dormir

Le Wild Dôme
Le Wild Dôme

«Le Wild Dôme» es una de las experiencias más top de este invierno. Situado en el espacio nórdico de Bezou, en Gourette, para ir es necesario subir en telecabina y calzarse las raquetas de nieve. Su cúpula geodésica, cubierta con lienzo impermeable y aislada, aporta otra dimensión a los alojamientos en la nieve. En el interior, la combinación de madera y metal, junto con la decoración y los complementos, le aportan un ambiente cálido y moderno. Está equipado con estufa de leña, mobiliario escandinavo, nevera y baño.

PVP.: 180 €/noche, incluye ida y vuelta en telecabina, alquiler y recorrido con raquetas de nieve, sauna, cena con champagne y desayuno. T.: +33 6 95 56 24 49. Más información: www.laventurenordique.fr

Dónde comer

«Maison Casaux» o el museo de la memoria. Este chalet de montaña, decorado con antigüedades relacionadas con el esquí y la montaña antiguos, es todo un clásico de Gourette. Se asentó aquí a principios de los 70 y, con el paso de los años, se ha convertido en un museo de la memoria. La «Maison Casaux» es un salón de té/pastelería donde además de pan, pasteles o chocolate caliente, puedes probar la comida tradicional de alta montaña. Dirección: Esplanade du Valentin. 64440 Gourette.. T. +33 5 59 05 11 60.

Gastronomia de montaña en «Etoile des neges». El encanto del Valle d’Ossau se reproduce en este pequeño restaurante situado en la Place Sarriere de Gourette. Es el restaurante ideal donde degustar comida tradicional y especialidades de montaña como la garbure. Dirección: Place Sarriere. 44440 Gourette.