Diez cosas que no te puedes perder de los Picos de Europa
Paisaje del Parque Nacional Picos de Europa - dave evans
turismo

Diez cosas que no te puedes perder de los Picos de Europa

Actualizado:

Guía para recorrer este deslumbrante Parque Nacional, con bellos pueblos y una gastronomía irresistible

12345678910
  1. Parque Nacional de los Picos de Europa

    Paisaje del Parque Nacional Picos de Europa
    Paisaje del Parque Nacional Picos de Europa - dave evans

    El de losPicos de Europafue el primero en España en ser declarado Parque Nacional (1918), y no es de extrañar: su belleza es sencillamente deslumbrante. Se trata de un impresionante macizo granítico que varía entre cotas cercanas al nivel del mar y picos que superan los 2.500 metros. Esta cordillera, uno de los conjuntos de montañas más espectaculares de la península, sirve de nexo natural entre las provincias de Asturias, Cantabria y León. Envueltos en esta belleza botánica encontramos además un sinfín de pequeños pueblos con callejuelas en las que parece que el tiempo se ha detenido, además de una gastronomía irresistible.

    La principal característica de este parque es el gran contraste entre sus altas cumbres y los profundos cañones, cincelados por los cauces de los ríos que se abren paso entre grandes masas de bosque atlántico. Esta mole caliza está rodeada por hayedos, robledales y pequeñas aldeas en sus valles. El parque está atravesado por cuatro corrientes, con sus respectivas gargantas; el desfiladero de la Hermida, por el río Deva; el desfiladero de los Beyos, por el Sella; la «Garganta Divina» del Cares, y los desfiladeros de La India del Duje. Estos dos últimos dividen el espacio en tres macizos.

    Cangas de Onís

    Los Picos de Europa abarcan municipios de tres provincias. En Cantabria comprende los municipios de Camaleño, Cillorigo y Tresviso. En Asturias se extiende por Cangas de Onís, Onís, Cabrales, Amieva y Peñamellera Baja. Los municipios castellano-leoneses dentro del parque son Oseja de Sajambre y Posada de Valdeón. Todas ellas sin excepción son localidades donde podemos disfrutar del turismo rural y alojarnos en alguno de los numerosos alojamientos que ofrecen para visitar el parque. La zona es ideal para practicar deportes al aire libre como parapente, barranquismo, rutas a caballo o senderismo.

    Fuente: Guía Repsol

  2. Naranjo de Bulnes

    El Naranjo de Bulnes, desde el Mirador del Pozo de la Oración
    El Naranjo de Bulnes, desde el Mirador del Pozo de la Oración - juan lacruz

    El Macizo Central es el bloque más alto y escarpado de la zona, donde se encuentra la cota más elevada, Torrecerredo, de 2.648 metros, junto a otras cumbres como Llambrión, Peña Vieja, Pico Tesorero o el Naranjo de Bulnes. Este último, también conocido como Picu Urriellu, con 2.519 metros, es probablemente el pico más conocido del parque gracias a su característica forma, ya que en su cara oeste cuenta con una pared vertical de casi 550 metros. Esto lo ha convertido en todo un referente para la escalada.

    Fuente: Guía Repsol

  3. Desfiladero del Cares

    Senderismo en la ruta del Cares
    Senderismo en la ruta del Cares - mikel ortega

    Es otro de los grandes protagonistas de los Picos de Europa. Su belleza es tan espectacular que ha llegado a conocerse como la Garganta Divina y se considera una de las mejores rutas de senderismo de Europa. De hecho, si el Naranjo es un paraíso para los escaladores, el Cares lo es para los senderistas. La ruta une Asturias con León y hacerla entera (ida y vuelta) supone un recorrido de unos 20 kilómetros. Aunque hay que estar en buena forma, el esfuerzo queda más que recompensado por el paisaje que nos acompaña a lo largo del sendero.

    Fuente: Guía Repsol

  4. Desfiladero de los Beyos

    Desfiladero de Los Beyos, en los Picos de Europa
    Desfiladero de Los Beyos, en los Picos de Europa - Esther Westerveld

    Aunque el gran protagonista sea el desfiladero del Cares, el de los Beyos tiene poco que envidiarle. Es otro de los grandiosos cañones que podemos ver en este parque natural. Es especialmente llamativo en otoño, cuando los bosques que le rodean se convierten en una explosión de colores o cuando la niebla cae sobre los picos más altos. La diferencia de este cañón respecto al del Cares es que podemos recorrerlo íntegramente en coche.

    Fuente: Guía Repsol

  5. Fauna de los Picos de Europa

    Desde el punto de vista forestal, el parque cuenta con algunos de los mejores bosques atlánticos del país, con abundancia de hayas, robles, avellanos, arces, castaños y nogales. En su fauna encontramos más de cien especies como jabalíes, corzos, cabras, rebecos, lobos, gatos monteses, multitud de pequeñas aves y otras más abundantes como el urogallo o el águila real. Aunque son muy difíciles de ver, en la zona habitan incluso

    Fuente: Guía Repsol

  6. Lagos de Covadonga

    Lago de Enol (Asturias)
    Lago de Enol (Asturias) - Xandra Gixela

    Otro de los lugares con más encanto del parque son los lagos de Covadonga, Ercina y Enol, ambos de origen glacial y situados por encima de los mil metros de altitud en el Macizo Occidental. El reflejo de las montañas en el agua cristalina de estos lagos proporciona una imagen de postal y las rutas de senderismo que parten desde aquí nunca defraudan. Antes de subir a los lagos siempre podemos hacer una parada en el santuario de Covadonga, donde podemos ver la Santa Cueva excavada en la roca, en la que se encuentra la patrona de Asturias.

    Fuente: Guía Repsol

  7. Cangas de Onís

    Para llegar hasta los lagos de Covadonga y su santuario, debemos pasar por Cangas de Onís, uno de los pueblos más pintorescos de todo el parque natural y también uno de los que más turistas recibe. En los últimos años, ha conseguido la perfecta unión entre tradición y modernidad, ofreciendo a los visitantes todas las infraestructuras hosteleras para disfrutar de su estancia, sin perder su belleza tradicional. Si lo visitamos en domingo tendremos la suerte de poder comprar en su mercado callejero, conocido por sus quesos. Será inevitable detenernos ante su famoso puente romano.

    Fuente: Guía Repsol

  8. Teleférico de Fuente Dé, Comarca de Liébana

    En la fronteriza comarca de Liébana podemos visitar las iglesias de Santa María de Lebeña y Santa María de Piasca, así como el monasterio de Santo Toribio de Liébana. En Camaleño tenemos una de las mejores excursiones de la zona ya que podemos ascender, a través del teleférico de Fuente Dé, hacia el Macizo Central o de Urrieles y deleitarnos con las vertiginosas vistas de verdes pastizales.

    Fuente: Guía Repsol

  9. Potes

    Muy cerca de Fuente Dé y su espectacular funicular, tenemos un lugar que siempre merece la pena visitar, Potes, el pueblo más importante de la zona oriental del parque. Esta población es especialmente famosa por sus puentes (de ahí el origen de su nombre) así como por su sabrosa gastronomía. En sus restaurantes es casi obligatorio probar los mejores ejemplos de cocido lebanegio, cocinado a base de cecina o carne de berza y los garbanzos autóctonos de la zona (algo más pequeños que los comunes).

    Fuente: Guía Repsol

  10. Queso de Valdeón

    Al sur del parque, en la provincia de León, se encuentra el valle enclavado en la cara sur de los macizos Occidental y Central, por el que fluye el río Cares. Aquí encontramos pueblos más escondidos y menos accesibles como Caín de Valdeón, desde donde comienza la ruta del Cares, o la capital, Posada de Valdeón. También esta comarca es especialmente conocida por su gastronomía; de hecho, el queso de Valdeón (un queso azul elaborado desde hace siglos) es uno de los más laureados de la cocina española.

    Fuente: Guía Repsol