Viajar - Europa

Y el mejor destino europeo de 2017 es...

Veinticuatro horas en Oporto, la ciudad portuguesa premiada en el European Best Destination

Oporto desde la terraza de The Yeatman Hotel
Oporto desde la terraza de The Yeatman Hotel

Oporto es el «mejor destino europeo de 2017», según la votación dada a conocer en Bruselas, donde tiene su sede la institución turística European Best Destination. La ciudad portuguesa, segunda del país en importancia, se encumbra al primer puesto después de una convocatoria realizada a través de internet y no circunscrita únicamente a ciudadanos del viejo continente. De hecho, han emitido su opinión personas de 174 países.

La unanimidad no deja lugar a dudas: más de 138 mil votos, el triple de los recogidos el año pasado por la localidad croata de Zadar para liderar la tabla en aquella ocasión.

De esta forma, Oporto supera a Milán, Gdansk, Atenas y San Sebastián, que no han podido desbancar a la capital económica de Portugal en la presente edición.

Se da la circunstancia de que la cuna del mejor vino luso ya venció en 2012 y 2014, pero hoy se renueva con sus mejores galas y su apuesta como polo turístico (reflejada, por ejemplo, en la construcción de una terminal de cruceros) ha incrementado sobremanera las cifras de visitantes.

Relacionado: Las 25 ciudades más irresistibles del mundo.

Nos sumergimos, por tanto, en una ruta a lo largo de 24 horas por la ciudad portuense, donde viven encantados Íker Casillas y Sara Carbonero desde que el ex portero del Real Madrid fichó por el equipo luso bicampeón de Europa. Un itinerario que puede arrancar sirviéndose de las exitosas y baratas conexiones con las que está arrasando la aerolínea irlandesa Ryanair, líder en el mercado español.

Como resultado, viajar de Madrid a Oporto por solo 45 euros ida y vuelta es posible. Igual que hacerlo a través de un vuelo doméstico desde Lisboa con la misma compañía. Un billete que apenas sobrepasa los 30 euros en total, muy por debajo de los 55 euros que cuesta efectuar el mismo doble trayecto en el tren Alfa Pendular.

Además, desplazarse del aeropuerto Sá Carneiro al centro de la ciudad no requiere más que un sencillo traslado en el transporte metropolitano a razón de 1,40 euros.

9.00 horas

Encanto y glamour en el café Majestic
Encanto y glamour en el café Majestic

Desayunamos en el precioso Café Majestic, que hace honor a su nombre desde que se inauguró en diciembre de 1921. Allí, en sus mesas, se sentaba J. K. Rowling a escribir algunos pasajes que posteriormente incluiría en sus libros de Harry Potter, pues se encontraba en Oporto trabajando como profesora de inglés.

De paso, resulta casi imposible no dejarse llevar por el maremágnum de la propia Rua Santa Catarina, llena de tiendas y centros comerciales. Allí podemos hallar la marca local Claus Porto, un verdadero referente a la hora del cuidado personal.

11.30 horas

Por la Librería Lello pasa una media de 4.000 personas diarias
Por la Librería Lello pasa una media de 4.000 personas diarias

Atravesamos la Avenida de Aliados, donde se erige el edificio del Ayuntamiento, y subimos por la Rua das Carmelitas, feudo de la maravillosa Librería Lello. Cruzar el umbral y curiosear entre sus estanterías representa un auténtico placer, especialmente porque su magia no solo rezuma de la belleza de su escalinata y de sus vidrieras, sino porque se ha convertido en un centro de peregrinación para la legión de fans de Harry Potter desde que se rodaron allí algunas escenas de las películas basadas en sus novelas.

Al lado, requiere nuestra atención la imponente Torre dos Clérigos y, de paso, conviene tomar nota de que la zona se transforma en un hervidero nocturno los fines de semana, sobre todo en la Rua Galería de París.

13.30 horas

Como sucede en el resto de Portugal, los restaurantes se inundan de comensales antes de las dos de la tarde. De modo que puede ser una buena idea encaminarse a Rota do Chá, mucho más que una casa de té. Su menú del día puede calificarse como exquisito, en medio de unos salones con aroma oriental y mientras escuchamos una selección de música «chill out».

Aprovechamos para caer en la tentación de la vanguardia, en vista de que la misma Rua Miguel Bombarda concentra a las principales galerías de arte contemporáneo del país vecino.

16.30 horas

Ya que nos dejamos seducir por la pintura y la escultura, nos dirigimos al imprescindible Museo Serralves, con el sello arquitectónico de Álvaro Siza (gloria local del mundo de la cultura, como también el fallecido cineasta Manoel de Oliveira), donde se instaló recientemente la colección de 85 obras de Joan Miró propiedad del Estado portugués. Sus idílicos jardines constituyen un remanso de paz muy cerca de la extensa Avenida da Boavista.

El descenso nos lleva a la Casa da Música, diseñada por el holandés Rem Koolhaas y hogar del nuevo grupo femenino As Tres Marias, todo un emblema de los nuevos vientos musicales que llegan desde la desembocadura del río Duero. No lejos destaca el Palacio de Cristal, tercer vértice de la «ruta Harry Potter».

19.30 horas

Oporto, cruzada por el Duero y por el Puenet D. Luís I
Oporto, cruzada por el Duero y por el Puenet D. Luís I

Reservamos como broche final el gran icono de Oporto, el Puente D. Luís I, que despliega su rotunda personalidad estética siguiendo la estela de la Torre Eiffel. Nos tomamos un respiro en la espectacular terraza Ponte Pensil, a los pies del citado prodigio de ingeniería y vislumbramos los letreros luminosos de las emblemáticas bodegas al otro lado, en Vila Nova de Gaia.

Cenar por allí cerca constituye una atractiva opción, sin olvidar que merece la pena subir al lujoso ático del hotel The Yeatman, donde celebró recientemente su cumpleaños el mismísimo Cristiano Ronaldo, una prueba más que Oporto es ‘cool’.

Toda la actualidad en portada

comentarios