Castillo de Chillon, el monumento más visitado de Suiza, en el Lago Lemán
Castillo de Chillon, el monumento más visitado de Suiza, en el Lago Lemán

SUIZAOcho formas inolvidables de conocer el Lago Lemán

Alrededor del Lago Lemán, el más grande de Europa Central, surge una ruta repleta de joyas turísticas

Actualizado:

El lago Lemán, un pequeño mar interior atornillado al pie de los Alpes, en el cantón de Vaud, es uno de los enclaves más sugerentes de Suiza y de Europa. En menos de una hora se puede pasar de una sala de conferencias de un gran hotel de la Riviera a la atmósfera relajada de un complejo de esquí en los Alpes o al ambiente bucólico de los viñedos de Lavaux, inscritos en el patrimonio mundial de la Unesco. Aquí recogemos destinos y actividades para conocer de primera mano una de las regiones más bellas del continente.

Más información: Région du Léman y Turismo de Suiza.

1. El Festival de Jazz de Montreux

Estatua de Freddie Mercury en Montreux
Estatua de Freddie Mercury en Montreux - Switzerland Tourism/Markus Buehler-Rasom

Este año, del 29 de junio al 14 de julio, se celebra la 52 edición del Festival de Jazz de Montreux, un clásico certamen por el que han desfilado las estrellas más importantes de este estilo musical como Ray Charles o Ella Fitzgerald. Estas figuras han sido también homenajeadas con su correspondiente pedestal frente al célebre Hotel Montreux Palace. Todo una referencia del «belle époque» de 1906 renovado completamente hace diez años. El Montreux Jazz Festival se ha convertido, a lo largo de los años, en un punto de reunión imprescindible para los amantes de la música de Suiza y del mundo.

2. Chillon, castillo y prisión

Castillo de Chillon, el monumento más visitado de Suiza, en el Lago Lemán
Castillo de Chillon, el monumento más visitado de Suiza, en el Lago Lemán - Jan Geerk/ Switzerland Tourism

El monumento más visitado de Suiza con más de 300.000 entradas anuales a su recinto. Si partes de Montreux, sólo tendrás que cubrir 4 kilómetros en un tren local hasta Veytaux-Chillon o tomar el autobus 201 desde las Escaliers de la Gare que sale cada 10 minutos para alcanzar sus muros. La fortaleza, situada sobre una roca a orillas del Lago Lemán, fue durante casi cuatro siglos residencia de los Condes de Saboya, prisión y un rentable puesto de aduana, dada su estratégica posición entre Ginebra y el paso montañoso de San Bernardino, aunque se tiene constancia de su existencia desde la prehistoria. El conjunto, que impone con sus 25 edificios, 3 patios exteriores y sus estancias interiores con bóvedas subterráneas, pasadizos y salas y dormitorios, atrajo por su belleza a ilustres nombres de la literatura como Jean-Jacques Rousseau, Victor Hugo o Lord Byron. Este último situó en 1816 dentro de estos muros las andanzas de «El prisionero de Chillon» en su popular poema. Hoy, algunos fans del castillo lo comparan con el palacio del príncipe Eric de «La Sirenita» de la factoría Disney; otros se dejan embaucar simplemente por la silueta de este castillo que parece flotar en una pequeña isla rocosa del lago. No hay que perderse su torre mayor desde la que se aprecia una bella panorámica de la Riviera de Montreux. De abril a septiembre está abierto al público de 9 a 19 horas y el ticket de entrada cuesta 12,50 CHF (adultos); 6 CHF (niños 6-15 años).

3. El mundo de Charles Chaplin en Vevey

Chaplin en la barbería, un clásico de este genial intérprete, en «Chaplin’s World»
Chaplin en la barbería, un clásico de este genial intérprete, en «Chaplin’s World» - Laurent Ryser/ Switzerland Tourism

En 1952, Charlie Chaplin fue expulsado de los Estados Unidos y se refugió con su familia en Suiza, en Corsier, sobre Vevey, donde descansa hoy con su esposa en el cementerio del mismo nombre. El popular Charlot se instaló en una finca de Ban Manor, que acabaría siendo su residencia y a la postre su museo abierto en 2016: «Chaplin’s World». Este espacio es una muestra interactiva que narra la vida y obra de uno de los primeros grandes genios del cine mundial. Para llegar hasta su entrada desde la estación principal de Vevey, basta con tomar el autobús 212 que realiza el trayecto en solo 15 minutos. La muestra, promovida por tres de los hijos de Charlot, incluye un estudio al estilo de Hollywood y un recorrido por los escenarios de sus películas más clásicas que se completa con un paseo por su mansión: la sala de estar, el comedor y la biblioteca donde Chaplin solía escribir su autobiografía y preparar sus guiones, con los objetos más queridos del cineasta, como un violín, las fotografías de su álbum familiar o un viejo plano de Londres. Los visitantes tienen la posibilidad de sentir y tocar todos los objetos personales de Chaplin, mezclados con varias figuras de cera de personajes famosos de todas las épocas. Desde el propio Chaplin, su esposa Oona y sus hijos, a contemporáneos como Stan Laurel y Oliver Hardy o Albert Einstein, pasando por otros más modernos como Michael Jackson, Roberto Benigni y Woody Allen. Chaplin pasó los últimos 25 años de su vida en esta finca de 3.000 metros cuadrados, hasta su muerte en 1977, a los 88 años. Abierto todos los días (10-18 h). Entrada: 24 CHF (adultos) y 18 CHF (jóvenes 6-15 años).

4. Glacier 3000, el gran espectáculo de las montañas

Peak Walk by Tissot, el primer puente colgante del mundo que une dos picos
Peak Walk by Tissot, el primer puente colgante del mundo que une dos picos - Switzerland Tourism

A poco menos de una hora en tren desde Montreux se encuentra, a 1.200 metros de altitud, Les Diablerets y su famosa estación Glacier 3000, a la que se accede a través de un gran góndola que sube a casi 3.000 metros. En la cima de esta montaña futurista abre el restaurante construido por el famoso arquitecto suizo Mario Botta, que ofrece una vista panorámica singular de la región del Lago Lemán y de la «Quille du Diable». Esta enorme roca atemorizó a los vecinos durante siglos con innumerables leyendas. Una vez aquí, no hay que perderse el Peak Walk by Tissot, el primer puente colgante del mundo que une dos picos. Toda una tentación para los aficionados a los paisajes que siempre se conservan en la memoria y a las experiencias con un punto de emoción.

5. Le Kuklos, la mejor panorámica de los Alpes

Restaurante Le Kuklos
Restaurante Le Kuklos - Télé Leysin-Les Mosses-La Lécherette

Le Kuklos es un extraordinario restaurante panorámico de 360 grados, enclavado a 2.048 metros de altitud en Leysin, que asombra por sus vistas panorámicas del Lago Lemán, el Monte Cervino y el Mont Blanc en los Alpes. El edificio, que funciona exclusivamente con energía solar, se localiza a 41 kilómetros de Montreux por las carreteras 9 y 11 y tiene fama por ser el único restaurante giratorio de la Suiza francófona alque se accede a través de un teleférico. El establecimiento cuenta con un parque infantil y ofrece en su carta un menú para todos los gustos y todos los presupuestos.

6. Cruzando el Lemán como hace un siglo y medio

Uno de los barcos que cruzan el Lago Lemán
Uno de los barcos que cruzan el Lago Lemán - Stephan Engler / Switzerland Tourism

Desde hace 140 años los barcos de vapor, movidos por enormes ruedas, recorren el lago interior más grande de Europa Central. Estas pequeñas embarcaciones, que nos recuerdan al legendario Titanic, fueron renovadas en 2009 y permiten disfrutar de las mejores vistas de la región: pueblos, castillos, cimas nevadas... Son, sin duda, la más prestigiosa flota «belle époque» del mundo y su ruta está incluida en algún caso con el Swiss Travel Pass. Actualmente, siete de los ocho barcos de la flota poseen un motor diésel-eléctrico, siendo el Rhône el único que posee un motor de vapor, de concepción ultra moderna e instalado en el año 2001. La apuesta gastronómica de estas embarcaciones, confeccionada con chefs de prestigio, es también muy interesante y no faltan en sus menús la imprescindible copa de champán y unos helados muy sabrosos. Una experiencia inolvidable para disfrutar de un «slow travel» en unas embarcaciones históricas, construidas entre 1904 y 1927. Salidas desde Vevey, Lausana, Chillon y Ginebra.

7. La ruta del queso Étivaz

Almacén de queso en Étivaz
Almacén de queso en Étivaz - Atelier Mamco 2005

El Étivaz AOP, hermano pequeño del queso Gruyère, es fabricado artesanalmente por 70 familias de 130 caseríos situados entre 1.000 y 2.000 metros de altitud en las praderas alpinas de Les Diablerets. Esta variedad se produce con una fórmula secreta cuando llega el verano (entre mayo y octubre) y las vacas ascienden hasta los puntos más altos de las montañas. Se distingue por un sabor ligeramente afrutado y un toque de nuez, derivado de las hierbas aromáticas y el humo de la madera al arder con fuego de leña. Durante su proceso final el queso se almacena en algunos sótanos de Étivaz, pueblo enclavado al pie de la carretera del col de Mosses a 42 kilómetros de Montreux. En 1999 este queso fue el primer producto en recibir una Denominación de Origen Protegida en Suiza.

8. Volando en globo por el Pays d‘Enhaut

Paisajes de la zona de Château-d'Oex, en la región del Lago Lemán
Paisajes de la zona de Château-d'Oex, en la región del Lago Lemán - Switzerland Tourism/Markus Buehler-Rasom

La ruta del querso Étivaz puede completarse con un viaje en globo, de una hora de duración, en Château-d'Oex, la capital del Pays d‘Enhaut, a 1.000 metros sobre el nivel del mar. La experiencia culmina con la visita del Espace Ballon, un museo dedicado a la historia de la aeronáutica. Este pequeño pueblo es mundialmente conocido por su festival internacional de globos aerostáticos que se desarrolla cada año a finales de enero.