Exterior del nuevo Aquarium de Lausana
Exterior del nuevo Aquarium de Lausana - Aquatis, Lausanne Tourisme

SUIZAEl nuevo acuario y vivario de agua dulce más grande de Europa y otros secretos del Lago Lemán

Seis claves para disfrutar las ciudades del Lago Lemán (Suiza)

Actualizado:

Alrededor del lago Lemán, un pequeño mar interior al pie de los Alpes, hay cultura, gastronomía, cine, montañas. Y ciudades llenas de referencias inolvidables que entusiasmaron a estrellas como Freddie Mercury o Coco Chanel. En este reportaje repasamos algunas de las novedades más interesantes para organizar una ruta en torno al lago y su intensa vida cultural y de naturaleza.

[Más información: Région du Léman y Turismo de Suiza]

1. Montreux, el alma de Freddie Mercury

Estatua de Freddie Mercury, junto al lago Lemán
Estatua de Freddie Mercury, junto al lago Lemán - Switzerland Tourism/Markus Buehler-Rasom

La fama mundial de este hermoso enclave suizo a orillas del Lago Lemán subió como la espuma en el siglo XX gracias al apoyo de Freddie Mercury, líder del grupo británico «Queen», quien quedó fascinado por la capital de la Riviera del Vaud. Fue a orillas de este lago, donde Mercury compuso la mayoría de sus canciones en su propio estudio de grabación y después de su muerte, en 1991, las autoridades de Montreux erigieron una estatua de bronce dedicada a su figura, donde los fans colocan habitualmente flores, poemas y portadas de disco como la última del cantante con Queen: «Made in heaven». También se lee en este pedestal situado en el paseo del Lago Lemán que se reserva para instalar el mercadillo de Navidad, su frase más célebre: «Si quieres paz en el alma, ven a Montreux».

2. Lausana, la capital olímpica

Paisaje de Lausana
Paisaje de Lausana - REGIS COLOMBO

Le Flon es el barrio indicado para descubrir la animada vida nocturna de Lausana con sus abarrotadas terrazas, restaurantes, tiendas y clubes de fiesta, una zona deshabitada antaño que pasaría a ser unas estación de mercancías y un depósito de carga. Ahora está considerado el distrito más «trendy”» de la ciudad, de visita obligada, al igual que las dos atracciones culturales más atractivas para los visitantes. La primera de ellas es el nuevo acuario de agua dulce, el más grande de Europa, con 46 acuarios y terrarios, 10.000 peces y 100 reptiles y anfibios. Todo un viaje para recorrer los ecosistemas, flora y fauna de los cinco continentes en una superficie de 3.500 metros cuadrados. Se inauguró el 21 de octubre de 2017 y ocupa 3.500 metros cuadrados. Entrada al Aquatis: 21 CHF (adultos) y 10 CHF (niños 6-16 años).

La segunda propuesta es el Museo Olímpico, inaugurado para sentir como los atletas sagrados y seguir la historia de los Juegos desde la Antigüedad hasta la Época Moderna gracias a la informática y los medios audiovisuales más modernos. Se sitúa junto al lago y es de fácil acceso a pie. Entrada al Museo Olímpico: 29 CHF (adultos) y 19 CHF (niños 5-15 años).

Vista de Lausana desde el Pont Bessières
Vista de Lausana desde el Pont Bessières- Andreas Gerth

Imprescindible es también la visita a la catedral gótica de Notre Dame, recientemente restaurada, y al cementerio de Bois-de-Vaux, donde se reconoce la tumba de Coco Chanel por sus cinco leones, evocando su número fetiche y su signo astrológico. La famosa diseñadora de moda vivió regularmente en Lausana, primero en Beau-Rivage, un palacio a orillas del lago Lemán, y luego en la casa que adquirió en 1966 en Sauvabelin.

3. La guardiana de los viñedos de Lausana

Viñedos en Lavaux, junto al lago Lemán
Viñedos en Lavaux, junto al lago Lemán - Switzerland Tourism

Tania Gfeller es enóloga y una de las mujeres más importantes de Lausana. ¿Por qué? La respuesta es sencilla: de ella dependen los cinco viñedos de la ciudad y no hay ninguna otro destino suizo que disponga de más viñas que los que protege y mima esta guardiana en la capital olímpica. Su trabajo exige esfuerzo, siempre en el campo, y las tareas se multiplican al llegar la época de la vendimia, más en una extensión de 36 hectáreas, su «campo de batalla» diario.

Tania ha desarrollado un proyecto propio con el objetivo de producir vinos de la forma más natural posible. De ahí que haya presentado una nueva línea de caldos , llamados «Selection L», confirmando por su acogida que el futuro de los cinco viñedos de la ciudad deben estar dedicados a la producción biodinámica. Dos de ellos, correspondientes a la región La Cote, ya siguen esa estrategia comercial. «Hace siete años tomé una gran decisión -comenta Tania- y hoy no me arrepiento de haber tomado esa responsabilidad. La ciudad ofrece, con su aire mediterráneo, una calidad de vida increíble: Interesantes cafés, el popular barrio de Flon y muchas cosas más que hacen de este un lugar único». Tania Gfeller nos descubre finalmente su secreto para disfrutar del alma de Lausana: «Me encanta pasar el día junto al lago cuando me lo permite mi larga jornada en el campo y siempre que puedo me escapo a la Jetée de la Compagnie, una terraza donde saboreo una copa de vino de nuestros viñedos; para mí es la mejor manera de terminar el día».

4. La Fiesta de los Viticultores, Nestlé y Chaplin en Vevey

Uno de los rincones del Museo Chaplin (Chaplin's World)
Uno de los rincones del Museo Chaplin (Chaplin's World) - LAURENT RYSER

Vevey, a 20 kilómetros de Lausana, organiza desde 1797 el Festival de los Viticultores que se celebra en la Plaza del Mercado de la ciudad. Este evento moviliza a toda la región, reuniendo a muchos enólogos pero también a artistas, cantantes y bailarines, contribuyendo al prestigio de la ciudad y del Cantón de Vaud. Lo curioso de esta fiesta es que se celebra cada 20 años, acuden a ella unos 5.000 participantes y lo que empezó siendo un simple desfile se ha convertido en una macrofiesta que se desarrolla durante tres semanas. El festival recrea en cada una de sus celebraciones la representación de un tema tradicional, la labranza de la tierra y el cuidado de las viñas, el ciclo de las estaciones y la fraternidad, motivos que impulsaron a la UNESCO a incluirla en 2016 dentro de la lista de «Patrimonio Cultural Inmaterial».

Además de esta celebración centenaria, Vevey cuenta también con otro gran atractivo cultural, el Museo Nest, que propone una visita didáctica y sugerente en torno a la prestigiosa marca Nestlé. El centro, dividido en cuatro zonas, propone a los visitantes ser recibidos por un pájaro, que llega del siglo XIX, para acompañarles en un viaje en el tiempo. A continuación, una estancia llena de cajones permite descubrir imágenes, anécdotas y tesoros de la famosa marca a partir de su amplia gama de productos y, por último, los invitados dan un salto hacia el futuro para reflexionar sobre él con experiencias interactivas en torno a la nutrición y el bienestar. Este museo ideal para grandes y pequeños ocupa una superficie de más de 3.000 metros cuadrados y se ubica en el lugar exacto en el que Henri Nestlé desarrolló su apreciada papilla infantil en 1866.

Vevey también propone al visitante el Mundo de Charles Chaplin, un museo para que disfruten sus numerosos fans, y la ciudad rinde también culto al cómico con una estatua de tamaño natural en la calle Quai Perdonnet que mira directamente a las aguas del lago. Lo normal es encontrarse una fila de turistas que guarda cola para fotografiarse junto a la figura del legendario comediante.

5. Lavaux, entre el cielo y el lago

Viñedos de Lavaux, junto al lago Lemán
Viñedos de Lavaux, junto al lago Lemán - SAMUEL BITTON

Desde el 28 de junio de 2007, Lavaux figura oficialmente como un «paisaje cultural» protegido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Con sus 400 km de muros y terrazas, estos viñedos se extienden unos 30 kilómetros a lo largo de la orilla norte del lago Lemán, desde el castillo de Chillon hasta las afueras de Lausana, y sus orígenes se remontan al siglo XI cuando los monasterios benedictinos y cistercienses controlaban la zona. Estos viñedos cubren las laderas próximas al lago entre 375 y 600 metros sobre el nivel del mar. Un atractivo mosaico que se extiende unos 14 kilómetyros entre Montreux y Vevey, la Riviera Suiza al este y Lausana, capital olímpica, al oeste, con una superficie total de 898 hectáreas. Hay muchos lugares para visitar y descubrir estas viñas. Una de las más recomendables propone llegar en tren hasta Epesses y desde la estación dar un paseo sorteando los viñedos. En verano es posible darse un baño en la playa del lago enclavada en la desembocadura del río d‘Enfer.

6. Homenaje a Audrey Hepburn en Morges

Morges, junto al lago Lemán
Morges, junto al lago Lemán

La famosa actriz belga, protagonista de «Desayuno con diamantes», vivió durante 30 años en Tolochenaz, cerca de Morges, en una magnífica residencia. Ganadora del Oscar por «Vacaciones en Roma», la considerada ícono de la moda terminó su carrera cinematográfica en 1967 para centrarse en los niños desfavorecidos como embajadora de UNICEF y en la Fundación Infantil que lleva su nombre. La actriz fue enterrada en el cementerio Tolochenaz en 1993 y una sala de la Fundación Bolle le rinde homenaje permanentemente en Morges exhibiendo una colección de fotografías y objetos personales. Una cita imprescindible para los fans de esta estrella del cine.