Top

Viajar - Europa

La Romantikstrasse en Austria: la ruta más romántica de Europa

De Viena a Salzburgo o a Hallstatt, una ruta llena de escenarios de los que enamorarse perdidamente

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
Navegue usando los números

Salzburgo, escenario del mundo

Vista general del soberbio «skyline» de Salzburgo- Tourismus Salzburg

Muy cerca de las montañas de los legendarios Alpes, en el medio de un mágico valle, surge Salzburgo entre la música de Wolfgang Amadeus Mozart, el más célebre y tributado de sus pasados vecinos, y un grandioso «escenario barroco» que conforman sus calles y sus majestuosos edificios históricos. El hierro forjado de los comercios de su calle mayor y la atractiva oferta de sus numerosos cafés, tabernas y restaurantes completan la armonía de esta gran ciudad austriaca que también convoca a los numerosos fans de la película «Sonrisas y Lágrimas».

Gracias a esta película, que recibió 5 Oscar en 1966, Salzburgo y los escenarios de rodaje de sus alrededores han llegado a conocerse en todo el mundo. A los visitantes les encantan las grandes plazas del casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad, los festivales de Salzburgo y el magnífico panorama de sus montañas más próximas. La histórica ciudad natal de Mozart se encuentra a 425 metros sobre el nivel del mar, muy cerca de la frontera con Alemania, y a orillas del Salzach, el río que transportaba la sal, el «oro blanco» de la Edad Media, época de la que sigue en pie su castillo Hohensalzburg. Es el emblema de la ciudad, construido en el año 1077, y la fortaleza más grande y mejor conservada de toda Europa. Bajo este imponente edificio, se abre su coqueta ciudad vieja, obra maestra del barroco con sus bellas iglesias, plazas, patios y fuentes, donde la huella de Mozart aparece en cada rincón ya sea en forma de placas, casas, museos, tiendas, chocolates o licores. Todo el casco histórico fue construido durante el reinado de los príncipes arzobispos a finales del siglo XVI y principios del XVII con un estilo arquitectónico basado en el Renacimiento italiano y en su horizonte se pierden innumerables torres medievales con forma de aguja, cúpulas, campanarios y torreones de la mayoría de las 42 iglesias católicas y 3 protestantes que se levantan en este gran centro cultural y universitario.

Cualquier perfespectiva de Salzburgo muestra esta ciudad como una obra de arte
Cualquier perfespectiva de Salzburgo muestra esta ciudad como una obra de arte- Tourismus Salzburg

Nadie puede perderse los miradores de la ciudad. Ya sea desde el Monte de los Capuchinos, desde los jardines de Mirabell o desde su Museo de Arte Moderno, en el que cualquiera puede sentirse un Céesar romano con la ciudad a sus pies, pero Salzburgo propone mucho mas: 4.000 eventos culturales, 20 construcciones barrocas, 50 galerías de arte, 20 museos y la Salzburg Foundation, que exhibe un ramillete de obras de arte modernas. Y a la cabeza de todos sus edificios, la fortaleza Hohensalzburg, que recibe más de un millón de visitas al año. Se dice de esta construcción que es la mejor conservada de la Edad Media en la Europa Central y que jamás ningún enemigo consiguió conquistarla por completo. Llegamos a ella en un funicular que se puede tomar en Festungsgasse junto al cementerio de San Pedro, aunque los más atrevidos pueden subir a pie siempre que no haya hielo en sus rampas. Pero tampoco le va a la zaga la Residencia de Salzburgo, sede los príncipes-arzobispos, que se ha convertido hoy en un auténtico barrio de los museos con quince mil quinientos metros cuadrados de lujo, dos mil obras de arte y mil trescientos años de historia se aglutinan en este complejo museístico. El conjunto lo forman la Residencia de los Arzobispos, la Catedral y el Monasterio benedictino de San Pedro, con un legado artístico que abarca varios estilos, desde el románico y el gótico, pasando por el barroco.

La ruta a pie de este barrio de los museos, cerrada al público durante 200 años, permite recorrer pasajes privados, oratorios y salas exclusivas de los arzobispos, como la terraza que se muestra a la Residenzplatz, divisar desde las alturas la Plaza de la Catedral y ver desde el interior el gran templo a la misma altura de su gran órgano catedralicio. O simplemente deleitarse por primera vez con los increíbles tesoros artísticos de la iglesia de San Pedro que hasta ahora nunca se habían expuesto

Y para los que les encanta el shopping, las calles del viejo casco medieval están salpicadas de tiendas de artesanía, maestros panaderos, peleteros, productores de licores, pasteleros o sastres que proporcionan un encanto fuera de lo común a este gran escenario del mundo, también a la última con una oferta única de restaurantes, premiados por Gault-Millau y Michelin, y más de diez fábricas de cerveza. La cervecería más antigua de la ciudad es Stiegl, pues su origen se remonta al año 1492, año de la primera expedición de Colón a las Indias, y ya entonces se producía la popular «Salzburger Märzentyp». A los pies de la famosa fortaleza Hohensalzburg, tiene una capacidad para mil visitantes, contando con sus salas interiores y con su terraza exterior repleta de mesas, desde la que se disfruta de una vista diferente de la ciudad.

Más información sobre Salzburgo, aquí.

Más información sobre La Ruta Romántica (Romantikstrasse), aquí.

El ferrocarril más empinado de Austria y los barcos del Wolfgangsee

Panorama desde el Monte Schafberg- TURISMO DE AUSTRIA

Salzburgerland, la región de Salzburgo, y Salzkammergut, el paraíso de los lagos austriacos, ofrecen a los visitantes suficientes atractivos para hacer una tranquila visita. En Salzburgerland, surge inmediatamente St Wolfgang, la villa más pintoresca del Wolfgangsee con St. Gilgen, el más importante centro de peregrinación de la región. El objetivo de los caminantes -unos 70.000 en el siglo XVI- era llegar hasta la iglesia del siglo XIV para rezar ante el santo obispo, al que se atribuye la fundación de este templo. Hoy la iglesia continua recibiendo muchos visitantes por su afamado altar mayor gótico, obra de Michael Pacher en 1481, y sus tesoros religiosos. Pero el pueblo favorito de Helmut Kohl para sus vacaciones merece un tranquilo paseo a pie o en alguno de los coches de caballos que recorren sus encantadoras calles y se prefiere alguna excursión en barco hay que pisar el vapor de ruedas «Kaiser Franz Josef I», histórico barco que marcó el inicio del turismo náutico en el lago en 1873, o si no subirse el tren cremallera del Monte Schafberg (1893). Este último sigue siendo el tren cremallera más inclinado de Austria y permite en su recorrido de casi 6 kilómetros salvar una altura de 1.190 metros. En la cima del monte (1.783 m.) se disfruta de la montaña panorámica más hermosa de la región y esta fama cobra aún más importancia si se tiene en cuenta que hay 120 cumbres de más de 3.000 metros de altitud en la región. En la del Monte Schafberg se pueden divisar once lagos en un día claro, entre ellos el Traunsee, el Wolfgangsee, el Attersee y el Mondsee, este último con su forma de medialuna, los cuatro lagos más populares y concurridos de Salzkammergut. Aunque siempre es posible encontrar zonas aisladas, las aguas de estos proponen todo tipo de experiencias deportivas. Nadar, remar, pescar, practicar vela en las propias zonas acuáticas, descubrir la rutas de trekking y mountain bike o jugar al tenis...

Más información sobre La Ruta Romántica (Romantikstrasse), aquí.

Diecisiete enclaves históricos de la Ruta Romántica

Vista de Viena, ciudad clave en la ruta romántica- Wien Tourismus _Christian Stemper

Basta con tomarse cinco días para disfrutar de uno de los recorridos más bellos de Europa Central. Se trata de la Ruta Romántica Austriaca (Romantikstrasse) y se extiende a lo largo de 380 kilómetros lejos de las autopistas, como un hilo de perlas entre Salzburgo y Viena, con los paisajes más hermosos del país, magníficas vistas panorámicas de lagos y montañas, y 17 poblaciones históricas y llenas de encanto

Durante el recorrido, los paisajes llenos de contrastes, la diversidad cultural y las atracciones culinarias, acompañadas de catas de vinos, a lo largo de la Ruta Romántica Austriaca (Romantikstrasse) invitan siempre a detenerse, pues en muchas ocasiones van acompañadas de fiestas tradicionales, como las procesiones del Corpus Christi en Salzkammergut, festivales de música como el de Salzburgo, uno de los más afamados del mundo, pero sobre todo mucho que descubrir: ciudades medievales, 11 preciosos palacios y fortalezas, 53 museos, 5 conventos y monasterios, 8 teleféricos, 2 compañías de turismo fluvial, 2 minas de sal y cuevas de hielo que completan una oferta exclusiva.

Un cuento llamado Hallstatt

Hallstatt, con su lago, uno de los pueblos más bonitos de Austria- TURISMO DE AUSTRIA

Poniendo rumbo hacia el sur de Salzkammergut, impacta a los visitantes la cordillera de Dachstein que se presenta como una auténtica barrera natural de 3.000 metros de altura, con picos desafiantes como el Hoher Dachstein o el Gjadstein, y una serie de lagos de extremada belleza. El más grande en este área es el Hallstattersee, a una altitud de 508 metros, flanqueado por un puñado de villas entre las que brilla a gran distancia de las demás Hallstatt. A esta pequeña población de 800 habitantes y unas decenas de casas color pastel con tejados de pizarra negra se le considera «el pueblo más bonito de Austria». Su fama ha llegado especialmente a Oriente y prueba de ello es el número de turistas japoneses, chinos y coreanos que la abarrotan a diario en temporada alta, muy por encima del de sus residentes fijos. La villa forma parte de la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1997.

Al visitar este pueblo de postal, encajonado en las montañas del lago, el visitante se percata de que sólo hay una calle principal abarrotada de turistas. Por este motivo sus habitantes se desplazan habitualmente en los zille o platte, unas típicas barquitas que antiguamente eran de remos y que ahora ya disponen en algunos casos de motor, cosa que se agradece especialmente durante la temporada invernal.

Más información sobre La Ruta Romántica (Romantikstrasse), aquí.

Gmunden, el lugar favorito para casarse

Castillo de Schloss Ort, en el lago de Traunsee- Ferienregion Traunsee

Gmunden fue el centro administrativo de los Habsburgo y del comercio de la sal en esta zona y en la actualidad es la localidad más poblada de Salzkammergut con 15.000 habitantes. Hoy su antiguo centro histórico concentra algunos edificios y patios históricos que se remontan en algún caso al siglo XI, aunque lo más vistoso es su Ayuntamiento, situado en la plaza junto al lago, con un carillón de 24 campanas de porcelana de Meissen. Desde hace siglos, Gmunden produce su propia cerámica, famosa en toda Europa, y en un principio sus gobernantes querían utilizarla para estas campanas de la casa consistorial, pero como el sonido no era tan fino decidieron instalar piezas de porcelana de Meissen, procedentes de Alemania.

Durante el paseo destacan también la Iglesia de la Asunción y, sobre todo, el Seeschloss Ort, su vistoso castillo construido sobre una antigua fortaleza romana en una islita del lago. Este palacio no es solo la atracción más visitada de esta ciudad a orillas del Traunsee, sino también uno de los escenarios reales favoritos para casarse entre los habitantes de la región. Cada año 300 parejas contraen matrimonio en su bonita iglesia situada en el interior del recinto. Gmunden pasó a la historia por instalar el primer ferrocarril tirado por caballos entre esta ciudad y Budweis (1836-1856) y alcanzó una gran fama por la calidad de su cerámica, algo que puede comprobarse en el centro de la villa descubriendo las tiendas y talleres que recuerdan ese pasado artesano.

Steyr: el brillo de la Ruta Romántica Austriaca

Vista de Steyr- Wolfgang Hack. TUROSMO DE AUSTRIA

Una ciudad como Steyr, en pleno corazón de Austria y dentro de lo que se conoce como «La Ruta Romántica» (Romantikstrasse) no deja indiferente al viajero. Son muchos los encantos que esta ciudad recoge y que esperan al visitante para sorprenderle. Esta ciudad que tiene una antigüedad datada en más de mil años, ha sobrevivido siempre gracias al agua que dos ríos, el Steyr y el Enns, llevan hasta sus puertas y ahora concentra en su interior un grupo de muy bellos dignos de descubrir. Uno de ellos es su plaza mayor rodeada por decenas de casas de los más diferentes estilos, pero que hacen del conjunto una postal digna de guardar. Además de las casas burguesas que tiene toda la ciudad, merece la pena acercarse a visitar las iglesias de estilo gótico y barroco salpicadas entre las calles. Estas construcciones de carácter religioso guardan en su interior y en sus fachadas pequeños tesoros del arte hechos escultura. La más importante se encuentra precisamente en la plaza mayor. De corte gótico, la Bummerlhaus se ha convertido en el emblema de la ciudad.

Si la iglesia en el corazón de la plaza mayor es un emblema, no lo deja de ser el impresionante castillo de Lamberg. Su existencia se remonta al siglo X, cuando fue mencionado por primera vez en un texto. Edificado sobre los cimientos de la fortaleza Styraburg, fue restaurado en 1727 tras un gran incendio que afectó a toda la ciudad y actualmente acoge entre sus muros una de las bibliotecas privadas más extensas de toda Austria. Así el castillo de Lamberg se convierte en el mayor custodio de la cultura en Steyr, cuya biblioteca que puede ser visitada por los turistas. El castillo acoge el Festival de música de Steyr que se celebra cada año en la época veraniega y al que presta el marco perfecto entre sus muros.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios