Fotografía del castillo de la Mothe-Chandeniers, una joya de la arquitectura romántica decimonónica, testigo de una historia nacida en el siglo XIII, situado en el centro de un lago artificial en la ribera del Loira francés
Fotografía del castillo de la Mothe-Chandeniers, una joya de la arquitectura romántica decimonónica, testigo de una historia nacida en el siglo XIII, situado en el centro de un lago artificial en la ribera del Loira francés - EFE

El revolucionario castillo que tiene 25.000 propietarios

Situado en el Loira francés, joya de la arquitectura romántica decimonónica, el castillo de la Mothe-Chandeniers es un símbolo del micromecenazgo

CORRESPONSAL EN PARÍSActualizado:

Un total de 19.000 contribuyentes procedentes de 115 países se han convertido en copropietarios de un castillo centenario de la región del Loira. Han conseguido reunir 1.619.429 euros con los que esperan salvar de la ruina esta antigua residencia nobiliaria, víctima de la usura del tiempo, las sucesivas ventas siempre desafortunadas y la dificultad de calcular su mantenimiento.

[Te interesará: Ocho increíbles castillos hechos a mano por una persona]

Los cimientos del castillo de La Mothe-Chandeniers, en la diminuta localidad de Les Trois-Moutiers (1.100 habitantes) –en el departamento de la Vienne, entre Aquitania y la región de los países del Loira–, se sitúan en el centro de un lago artificial y datan del siglo XIII. A lo largo de su historia esta residencia tuvo muchos propietarios: nobles, aristócratas, grandes burgueses… Desde su último incendio, en 1932, y hasta 1982, el castillo fue propiedad de un industrial de la región que soñó con una restauración finalmente demasiado onerosa. Hace treinta años, un profesor de matemáticas intentó salvar esta joya de la arquitectura regional. Hasta que decidió venderla por 500.000 euros.

[¿Sabes cuál es? La provincia española con más fortalezas]

Hace meses, una asociación de benévolos que decidió llamarse Los Dartagnans, en recuerdo al personaje célebre de Alejandro Dumas en «Los tres mosqueteros», decidió lanzar una campaña mundial de «crowdfunding» (micromecenazgo). Aportando un mínimo de 50 euros, tuvieron un éxito fulgurante. Muchos de los contribuyentes llegaron a aportar en dos ocasiones, con la intención de regalar una participación a familiares o amigos, por lo que el número final de propietarios asciende a 25.000. La asociación Los Dartagnans comienza ahora una nueva y larga batalla: cómo organizar la multipropiedad y cómo buscar fondos para restaurar y mantener «vivo» un castillo nobiliario.

[Seis espectaculares castillos de Segovia]

Jean-Pierre Raffarin, ex primer ministro y figura política regional, cree posible un «futuro turístico» para el castillo, convertido en símbolo espectacular de las posibilidades del micromecenazgo. Muchos otros castillos y antiguas residencias nobiliarias, en Francia y España, deben afrontar problemas similares. Un especialista francés ha llegado a imaginar la creación de una Lotería Nacional para financiar amenazados monumentos. En España, unos 10.000 castillos o residencias feudales o renacentistas buscan comprador o inversores para que estas memorables reliquias de lejanos fastos aristocráticos o militares no sucumban al paso del tiempo.