Turistas en el Long Walk del Castillo de Windsor
Turistas en el Long Walk del Castillo de Windsor - AFP PHOTO / Daniel LEAL-OLIVAS

BODA REAL INGLESALos secretos que esconden las piedras del castillo de Windsor

El Príncipe Harry y Meghan Markle contraerán matrimonio en la Capilla de San Jorge, la gran joya del Castillo de Windsor

Actualizado:

El enlace matrimonial que protagonizaran el Príncipe Harry, segundo hijo de los príncipes Carlos y Diana de Gales, con su prometida, la actriz y modelo norteamericana Meghan Markle, promete ser la gran «boda del año» en el Reino Unido. La ceremonia que se desarrollará el sábado 19 de mayo en la Capilla de San Jorge, la gran joya histórica del Castillo de Windsor, supone todo un acontecimiento para el pueblo británico y se cree que tendrá una audiencia millonaria en todo el mundo a través de la pequeña pantalla. Un nuevo evento real que se vivirá de una manera especial en la residencia favorita de la Reina Isabel, hogar de los monarcas británicos durante los últimos 1000 años. Conozcamos Windsor ahora con más detalles, números y curiosidades del presente y de su historia.

1234567
  1. La capilla de San Jorge y los caballeros de la Orden de la Jarretera

    Capilla de San Jorge
    Capilla de San Jorge - Ian Jones / HM Queen Elizabeth II 2018

    La Capilla de San Jorge, escenario de la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle el 19 de mayo, es un edificio real muy peculiar ya que no está sujeto a a la jurisdicción de ningún Obispo o Arzobispo, sino a la de la propia Reina, quien puede nombrar al deán y los canónigos de Windsor. El templo está dedicado a San Jorge, San Eduardo y la Virgen María, se autofinancia con sus medios y no recibe dinero de la Iglesia o del Estado

    En su interior destacan los restos mortales de 10 Reyes, incluido Enrique VIII y su tercera reina favorita, Jane Seymour; Jorge VI y la difunta Reina Madre. De su aspecto exterior sorprende una serie de animales en lo alto de los arbotantes: unicornios, halcones, leones, dragones…

    Al igual que el príncipe Harry, otros miembros de la familia real han contraído matrimonio en esta capilla. Las últimas han sido las del Príncipe Eduardo y Sophie Rhys-Jones (1999), el príncipe Carlos y Camilla Parker Bowles (2005) y Peter Phillips, hijo de la princesa Ana y Mark Phillips, y Autumn Kelly (2008).

    Todos los años en junio, 26 Caballeros de la Jarretera, la orden de caballería británica más antigua del país, se reúnen en el Castillo de Windsor, donde cualquier nuevo caballero toma el juramento y se le otorga la insignia. Después del almuerzo, los caballeros asisten a un servicio en la Capilla de San Jorge, vistiendo sus túnicas de terciopelo azul y sombreros de terciopelo negro con plumas blancas. La Reina asiste siempre al servicio junto con otros miembros de la familia real en la Orden.

    A diario, se organizan al menos tres servicios en la capilla (todos los días del año), abiertos al público, y la capilla puede albergar a unas 800 personas.

    [Diez secretos de Londres que todos los turistas quieren conocer]

  2. Qué ver en el castillo y fuera de él

    Miembros de Household Cavalry durante la ceremonia del Cambio de Guardia
    Miembros de Household Cavalry durante la ceremonia del Cambio de Guardia - REUTERS/Toby Melville

    Además de la magnífica Capilla de San Jorge, el castillo habitado más grande del mundo propone otras atracciones en su visita. Son estas:

    Los Apartamentos del Estado. Son las estancias que usan los miembros de la Familia Real para eventos más formales. Además, están adornadas y decoradas con obras de arte de la Royal Collection, entre las que destacan varias pinturas de Rembrandt, Rubens y Canaletto. Aunque ha sido el hogar de 39 monarcas, Carlos II y Jorge IV son los soberanos más presentes en el castillo. El primero, gran rival de Luis XIV, porque modernizó los interiores de la residencia real y el segundo porque instaló una nueva entrada y escalera, añadiendo la magnífica Cámara Waterloo, en conmemoración de la derrota de Napoleón Bonaparte en 1815.

    La Casa de Muñecas de la Reina María de Inglaterra. Está considerada la casa de muñecas más grande, más bonita y más famosa del mundo, pues se trata de una réplica perfecta en miniatura de una casa británica aristocrática. La concibió Sir Edwin Lutyens la construyó en 1920 y destaca en ella la biblioteca, la bodega y un jardín. La casa cuenta con electricidad, agua corriente y ascensores.

    El Relevo de la Guardia. Tiene sus orígenes en 1660 y se desarrolla en días alternos a las 11.00 horas y, sobre todo, cuando el tiempo lo permite. Entre abril y julio se puede ver a diario, excepto el domingo.

    La Ruta de la Reina. Para conmemorar que el 9 de septiembre de 2015 la reina Isabel se convertía en el soberano reinante británico más duradero de la historia británica se inauguró este nuevo Paseo de la Reina. Su longitud es de 6,373 kilómetros (63 años, 7 meses y 3 días de reinado) y enlaza 63 de las mejores atracciones y vistas de Windsor. Fue inaugurado por la soberana el 21 de abril de 2016, el día de su 90 cumpleaños.

    La Tienda de la Granja de Windsor. Ideada por el Duque del Edimburgo, esta tienda vende la producción de la Finca Real: ternera, cerdo, leche, mantequilla, nata y carnes de caza, todo procedente de Windsor. El cordero procede del cercano Bagshot Park, el venado de BalBagshot Park y las manzanas y el zumo de manzana, de Sandringham. La Tienda de la Granja seca su propio beicon, jamones cocidos y elabora más de 20 variedades de pasteles salados y dulces. La encontrarás junto al Home Park e incluye una cafetería.

  3. El momento más trágico de Windsor

    Un visitante mira el techo en St. George Hall, en 1997, tras la millonaria restauración
    Un visitante mira el techo en St. George Hall, en 1997, tras la millonaria restauración - AP Photos/Max Nash

    El castillo sufrió un grave incendio el 20 de noviembre de 1992 que afectó a más de 100 habitaciones del recinto. El fuego, que duró unas 15 horas, se inició hacia las once y media de la mañana en el ala noreste del castillo, en la Capilla Privada de la familia. Las causas del incendio no quedaron del todo esclarecidas, pero se piensa que pudo deberse a un cortocircuito, ya que en aquel momento se estaban llevando a cabo obras de restauración del conjunto y se estaba renovando el circuito eléctrico del castillo. El príncipe Andrés, duque de York, era el único miembro de la familia real que se encontraba en el momento de esta catástrofe, la peor de la historia de la residencia, esperando a su madre, la reina Isabel, que acudía a su residencia favorita todos los fines de semana. No obstante, la restauración realizada en el castillo hasta 1997 ha sido magnífica gracias en buena parte los artesanos europeos que trabajaron en ella.

  4. Windsor y el Príncipe Harry

    Eton Bridge
    Eton Bridge

    La vida del Príncipe Harry ha estado muy vinculada al Castillo de Windsor casi desde su nacimiento ya que fue bautizado en la Capilla de San Jorge el 21 de diciembre de 1984, cuando tenía poco más de 3 meses. Catorce años después, asistió al prestigioso Eton College en el periodo comprendido entre 1998 a 2003, siguiendo los pasos de Earls Spencer y su hermano William. El Museo de Eton está abierto al público los domingos por la tarde.

    En el terreno deportivo, Harry aprendió a remar en Eton Dorney Lake, lugar de prestigio de los eventos de remo olímpico y paralímpico de Londres. Aunque es un sitio privado, se permite el acceso al público salvo que se desarrolle un evento deportivo o privado. Los visitantes pueden disfrutar libremente del hermoso parque y del arboreto. Harry también juega juega en el Club de polo de la Guardia con los mejores profesionales del mundo. A lo largo del verano hay partidos regulares para presenciar y también oportunidades para aprender a jugar este deporte muy popular en las Islas Británicas

    Por otro lado, Harry se estableció en la ciudad ya como militar con su regimiento del ejército, los Blues y los Reales, luego de completar el Curso de Líderes de Tropa en octubre de 2006.

  5. Windsor, en autobús descapotable o barco

    Desde el 10 de febrero, los visitantes pueden disfrutar de un tour en autobús descapotable por esta ciudad británica y real, descubrir el interior del castillo, bajar del autobús para admirar los jardines del palacio y, si tienen suerte, pueden incluso ver aunque sea de lejos a la Reina Isabel. La excursión pasa por el famoso Eton College, el ilustre colegio en el que estudiaron 19 primeros ministros británicos, varios miembros de la familia real entre los que destacan los príncipes Guillermo y Harry y un puñado de actores conocidos como Eddie Redmayne, Hugh Laurie y Tom Hiddleston. Los visitantes pueden también detenerse y disfrutar de la ceremonia del Cambio de Guardia, que tiene lugar cada dos días, mientras Windsor High Street cobra vida con un desfile tradicional, e incluso existe la posibilidad de descubrir Windsor a bordo de un crucero de 40 minutos navegando por el río Támesis y disfrutado de las impresionantes vistas de la campiña inglesa tradicional y de esta residencia de los reyes y reinas británicos durante más de 1000 años desde este punto de vista único.

  6. Los pueblos de Windsor

    Iglesia de Cookham
    Iglesia de Cookham - Doug Harding

    Además de visitar el Castillo de Windsor, el viaje invita a recorrer algunos pueblos próximos a la residencia real. La más conocida es la villa de Ascot, célebre por la famosa carrera de caballos que organiza durante cinco días a mediados de junio, un evento con más de tres siglos de historia que recibe 300.000 visitantes, muchos de ellos con los sombreros más grandes y coloridos del Reino Unido, en el que se se consumen 51.000 botellas de champán, 160.000 vasos de Pimm's, 5.000 kilos de salmón, 2.400 kilos de solomillo de ternera, 35.000 lanzas de espárragos ingleses, 7.000 canastillas de bayas y 30.000 chocolates. A lo largo de esos días el hipódromo organiza festivales de comida y de cerveza y un espectáculo de fuegos artificiales. La ruta puede continuar por Bray, el único pueblo del mundo que cuenta con dos restaurantes con tres estrellas Michelin -The Waterside Inn y The Fat Duck- para terminar en Cookham, pueblo natal del pintor inglés Sir Stanley Spencer, famoso por sus obras cargadas de escenas bíblicas que presentan a los aldeanos de Cookham y la vida del pueblo. Más de 100 de sus obras se pueden ver en la Galería Stanley Spencer, una antigua Capilla Metodista a la que asistió de niño en esta villa

  7. Windsor en números

    El hogar. Incluyendo a la Reina Isabel II , 40 reyes han llamado al Castillo “su hogar”.

    Canchas de tenis. El castillo se extiende sobre el equivalente de 269 canchas de tenis y se parece más a una ciudad fortificada.

    Relojes. La propiedad de Windsor Castle (que incluye Windsor Great Park) cuenta con más de 450 relojes.

    La Gran Cocina. The Great Kitchen es la cocina de trabajo más antigua del país y ha servido a 32 monarcas, incluida a la Reina Isabel.

    La comida, a punto. Los relojes en la Gran Cocina son siempre cinco minutos rápidos para garantizar que la comida servida a la Reina nunca llegue tarde.

    Vino. Alrededor de 18.000 botellas de vino se guardan en la bodega.

    La mesa más larga. Los banquetes estatales se llevan a cabo en St George's Hall, en el Castillo de Windsor, en una mesa de 53 metros con capacidad para 160 personas. La Reina aprueba el menú e inspecciona la sala y la mesa antes del banquete.

    Staff. Se necesitan entre 8 y 10 personas dos días para preparar la mesa para un banquete estatal. Cada invitado tiene 46 centímetros asignados a ellos en la mesa.

    Más información: Visit Britain.