Castaños del Temblar, cerca de Segura de Toro, en el valle del Ambroz
Castaños del Temblar, cerca de Segura de Toro, en el valle del Ambroz - TURISMO DE EXTREMADURA

El increíble bosque extremeño con cinco árboles de más de 500 años

Los Castaños del Temblar, en pleno valle del Ambroz, son el centro de una de las rutas más espectaculares y especiales en cualquier época del año

Actualizado:

Con la caída de sus hojas y entrega de sus nutritivos frutos, las castañas, comienzan a desnudar su belleza sin complejos. En su busca llegamos a los castaños del Temblar, protagonistas de uno de los más bonitos parajes del valle del Ambroz.

Ubicados en las inmediaciones del pueblo de Segura de Toro, en Cáceres, para verlos hay que caminar durante 1,8 km por una senda que, cuesta arriba y con desdibujadas señales blancas y verdes de sendero de corto recorrido, atraviesa un magnífico rebollar, ahora de tonos oxidados, gracias al abrazo del otoño. Entre ellos sobresale el rojizo y dorado de arces y saúcos para, entre tan cálido panorama, divisar finalmente, desde lo alto, el bonito conjunto de los castaños.

[Otras rutas por la naturaleza de Mar Ramírez: Diez grandes paisajes de España que aman los animales]

Se refugian en una pequeña vaguada a orillas del arroyo del Temblar en una finca privada que antaño fuera huerta. Ahora, en época de cosecha de castaña, la finca permanece cerrada a las visitas -desde comienzos de octubre y hasta el 10 de enero- puesto que es la única manera que las propietarias han encontrado de preservar el singular fruto de los árboles centenarios.

Sin embargo, desde el perímetro de la finca, se puede disfrutar sin obstáculos de tan bello espectáculo natural. Ya que sus copas imponentes aparecen superando un perímetro de 26 metros, si aún conservan sus hojas aferradas a las ramas. Similar es su altura y el contorno de su tronco difícil de abarcar si no se enlazan varias personas, pues sobrepasan los nueve metros. Todos cuentan con más de 500 años de edad y alguno se estima que ya ha superado los 800 años, situándose entre los seres más viejos del planeta.

Castaños del Temblar, en el valle del Ambroz
Castaños del Temblar, en el valle del Ambroz-TURISMO DE EXTREMADURA

Aún siendo de la misma especie y crecidos en un mismo entorno, cada uno tiene un aspecto vegetal muy diferente, casi se podría definir su carácter por la apariencia única e inconfundible de cada longevo castaño. Así, El Hondonero, asentado en la zona más baja de la finca, es el que da la bienvenida con sus 700 años de historia, después de cruzar el arroyo. No es para menos pues nos hallamos ante el de más imponente porte entre estos árboles singulares de Extremadura.

Inconfundible es la huella en su tronco de las sucesivas podas. La técnica, conocida como la cruz, permitía obtener largas ramas útiles para ser empleadas en las vigas de las casas; mientras que su crecimiento en la vertical permitía que el árbol recibiese más luz y con ello se favorecía una mayor producción de castañas.

Sus 25 metros de altura no logran ocultar ladera arriba a El Bronco, reconocible por las espirales de su tronco y sus ramas retorcidas, incluso algunas creciendo hacia el suelo, contra la gravedad, que demuestran su tenacidad de ser vivo durante el largo paso del tiempo, ya que cuenta con más de 700 años.

[Te interesará: Los árboles más viejos y bellos de España]

Es El Retorcío reconocible con los grande nudos y fibras curvadas que caracterizan su hermosa corteza, surcada de profundas estrías crecidas en una perfecta espiral envolvente.

Cercano al regato queda el Castaño del Arroyo que muestra su tronco abierto en cinco rebrotes entre los que se conserva un tronco seco donde su vida comenzó. Los avatares del tiempo han dejado una profunda huella en el aspecto de este ejemplar que es el más viejo de todos, ya que se ha estimado que supera los 800 años de edad.

En lo más alto de esta finca hortelana donde antaño se explotaron las castañas y cultivaron hortalizas queda El Menuero, así conocido por dar las castañas más pequeñas de todos ellos, estrategia natural razonable, ya que es el que dispone de menos suelo y agua al alcance de sus raíces.

Tierras vetonas

Castaños del Temblar, en el Valle del Ambroz
Castaños del Temblar, en el Valle del Ambroz-TURISMO DE EXTREMADURA

Cuesta dejar la hermosa estampa de los castaños a la espalda sin echar un último vistazo al mosaico de ocres y amarillos con que se adornan en esta época. Los gavilanes volando rasante sobre el robledal, el curioso trepador azul ascendiendo la vertical de sus troncos o el sonido inconfundible del pico menor talandrando su duramen serán compañeros de sendero hasta retornar a Segura de Toro.

De su origen veton presume la villa pues es el núcleo más antiguo del valle. Sus vistas panorámicas y los restos de la muralla de su castillo templario, así como el toro de piedra que es el símbolo urbano por el que cualquier visitante acaba pasando ya que una réplica del mismo está ubicada en la plaza del pueblo. Completarán este recorrido por uno de los rincones del Ambroz con más personalidad rural.

Para seguir disfrutando del otoño en el valle nada mejor que seguir los pasos del festival «Otoño Mágico del Ambroz». El 28 y 29 de octubre comenzó la programación dándole la bienvenida al otoño para continuar cada semana con una atractiva cita de disfrute hasta que finalice noviembre. Así, la histórica Ruta de la Plata, cuyo trazado fue impulsado por el emperador romano Trajano, se conmemora realizando el sendero que enlaza las localidades de Béjar, Baños de Montemayor y Hervás. Son 25 km a recorrer a pie sin dificultad y acompañados de los clubes deportivos de la zona, para lo que se requiere inscripción previa.

Bajo la denominación «Rutas y paisanaje» hay un completo programa de fines de semana de senderismo para disfrutar tanto de los valores naturales como culturales que hacen al valle del Ambroz un destino diez en cuanto a turismo sostenible. Conciertos musicales, fotografía, jornadas gastronómicas, fiesta de la trashumancia, itinerarios de bicicleta, encuentro solidario y carrera de montaña completan un otoño muy mágico en el Ambroz sin perder de vista a sus árboles más queridos, los castaños.

Más información. Sendero de corto recorrido SL-CC-93. Distancia 1,8 kilómetros. Dificultad media. Oficina Turismo Hervás. www.turismodehervas.com. Tel. 927 473 618