La muñeca del Titanic, en el museo de Ayamonte y en manos de su primera dueña, Eva Hart
La muñeca del Titanic, en el museo de Ayamonte y en manos de su primera dueña, Eva Hart
MUSEOS

La histórica muñeca del Titanic sale a subasta en España

Tras años expuesta en el Museo de Ayamonte (Huelva), su propietaria la pone a la venta en una subasta pública en internet

Actualizado:

Durante cuatro años, Teresa Martín expuso su colección de trescientas muñecas en el Museo de Ayamonte (Huelva). Ese museo -ya cerrado- tenía una estrella que ahora vuelve a la actualidad.

El 1 de abril de 1912, Eva Hart, una niña de 7 años, viajaba con su familia de Southampton a Nueva York en el transatlántico más grande de la época, el Titanic. Como se sabe, el barco se hundiría antes de llegar a su destino, y así pasaría a la historia. Eva sobrevivió, aunque antes de salir dejó en el camarote su muñeca favorita. No volvió a saber nada más de ella.

No fue hasta 1977 que un marino de la compañía Argenbel rescató la cabeza de la muñeca a 2.000 metros de profundidad en una expedición por el Atlántico. Fue él quien la conservó hasta su muerte en 1992, cuando pasó a custodia de su familia. Eva Hart murió en 1996 y no pudo volver a ver su muñeca, pero Teresa Martín se puso en contacto con la familia del pescador y tras un acuerdo, se hizo con ella.

Es así como la muñeca del Titanic fue a parar al Museo de Ayamonte. Ahora, Teresa la ha sacado a la venta en el portal especializado Catawiki. «Al no tenerla ya expuesta -señala a ABC Viajar Teresa Martín- he decidido que la tenga alguien a quien le pueda interesar esta cabeza tan especial, que se pueda volver a exponer. Es una pieza única y actualmente la tengo simplemente guardada en su cofre. La subasta empezó el viernes 1 de junio y estará abierta hasta el día 5 a las 20.00 h. Este lunes, la puja estaba en 6.500 euros, aunque los expertos la valoran entre 8.000 y 10.000.

Para confirmar que la cabeza pertenecía a la muñeca de Eva Hart, comprobaron que correspondía al molde Shoenau & Hoffmeister 1906, el mismo de la muñeca de la pasajera. Por otro lado, se realizó un estudio para saber quiénes eran los pasajeros que llevaban alguna muñeca y viajaban en la misma clase que Eva. Solo había dos, y los restos de la otra muñeca ya habían sido encontrados. La de Eva era la única que permanecía desaparecida.

El museo y la colección

La colección de muñecas de Teresa Martín, tal como están ahora, en su domicilio de Sevilla
La colección de muñecas de Teresa Martín, tal como están ahora, en su domicilio de Sevilla

El museo de las muñecas de Ayamonte cerró hace algún tiempo, según confirma a ABC Teresa Martín, que explica así lo ocurrido: «Efectivamente tuve que trasladar la colección a mi domicilio en Sevilla. A finales de año realizamos saneamiento de las instalaciones, pero muchas piezas requerían de restauración debido a la humedad de la zona costera, por lo que de momento no se encuentran expuestas y permanece cerrado, tristemente con poca posibilidad de reapertura muy a nuestro pesar»

«No está previsto la reapertura en ningún otro local -añade la propietaria de la colección-. Apostamos por Ayamonte y de hecho hicimos ahi el Primer Congreso de Coleccionistas de muñecas antiguas. Ha sido muy triste tener que cerrar nuestra exposición por los daños de la humedad de la costa que afecta como hemos comprobado a las muñecas antiguas. Por ello la colección la mantengo expuesta en privado actualmente en mi domicilio. En estos momentos me encuentro trabajando con ellas, ya que podrán visionarse en mi proximo libro Manual del Coleccionista de Muñecas Antiguas».