Top

Viajar - España

Diez pueblos mágicos de la ruta del Cid por Guadalajara

Localidades con calles empedradas, castillos con historia y recónditas plazuelas que esconden una historia de siglos

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
Navegue usando los números

Miedes de Atienza

Miedes de Atienza-

El Cid se adentra en la Provincia de Guadalajara, procedente de tierras sorianas, por la Sierra de Pela, concretamente por Miedes de Atienza, según reza el propio Cantar de Mío Cid. Precisamente, muy cerca de Miedes se halla la denominada «Peña del Cid», donde la tradición sitúa el lugar donde acampó el Cid tras entrar en tierras de Guadalajara camino de su destierro hacia la costa levantina.

Se trata de una de las más importantes villas de las Tierras de Atienza. Dando un paseo por las calles de su conjunto urbano se contemplan sus casas típicamente serranas y algunos palacios del siglo XVII. Resulta llamativa su señorial Plaza Mayor.

Patrimonio histórico-artístico

Miedes de Atienza cuenta con un patrimonio histórico-artístico en donde destaca la Casa-Palacio de los Beladiez Trujillo, obra de sillería del siglo XVII. La iglesia Parroquial de la Natividad, del siglo XVII, que conserva restos de su origen románico, como, por ejemplo, la cabecera. Resalta la talla existente del llamado «Cristo del Miserere». El turista que se acerque hasta Miedes de Atienza tampoco puede dejar de visitar la Ermita de la Virgen del Puente.

Además , existen en el término numerosos yacimientos del neolítico superior, con abundancia de restos de talla de piedra así como de cerámica.

Más información, aquí

Atienza

Plaza del Trigo, en Atienza-

La villa se levanta en la ladera de un cerro en el que destaca la imponente silueta de su legendario castillo roquero, que el propio Cid Campeador esquivó a su paso por estas tierras en su destierro, y al que se refirió como una «peña mui fuert», según refleja el Cantar de Mío Cid.

Tras la reconquista, Atienza pasó a formar parte del Reino de Castilla, gozando de gran prosperidad en aquel período. Cabecera de una extensa comarca Común de Villa y Tierra, llegó a contar con catorce iglesias, además de un castillo, murallas y torres defensivas, dada su gran fidelidad a los reyes de Castilla, como quedó demostrado con el episodio acaecido en la mañana del domingo de Pentecostés del año 1162, cuando los arrieros atencinos salvaron la vida al niño rey Alfonso VIII, hecho histórico que cada año se rememora en su tradicional festividad de La Caballada.

Su bello trazado urbano eminentemente medieval, declarado conjunto Histórico-Artístico desde el año 1962, es fiel testigo de su rico pasado histórico, guardando uno de los conjuntos de iglesias románicas más importantes de Castilla.

Arco románica rural, en Atienza
Arco románica rural, en Atienza

Patrimonio histórico-artístico

La Villa de Atienza tiene mucho que ver. Dentro de su patrimonio histórico-artístico destaca su castillo roquero del siglo XI; la Iglesia de San Bartolomé del XIII con el Museo de Arte Sacro y Paleontológico, con una de las colecciones de fósiles más completas de España o las Iglesia del siglo XII de San Gil (Museo de Arte Sacro), la Iglesia de la Trinidad (Museo de la Caballada y afamada talla del Cristo del Perdón, de Luis Salvador Carmona, s. XVIII), Iglesia de Santa María del Rey y la de Santa María del Val o la Iglesia de San Juan del Mercado del siglo XVI

Tampoco se puede dejar de visitar la Plaza del Trigo o el Arco de Arrebatacapas

Más información, aquí

Robledo de Corpes

Robledo de Corpes-

En medio de un paisaje agreste, en la ladera del pico del Otero, se encuentra la localidad de Robledo de Corpes, bello ejemplo de arquitectura popular serrana, con las típicas lajas de pizarra cubriendo sus antiguas casas de piedra y adobe.

El Cantar de Mío Cid sitúa en el paraje del Robledal de la Lanzada, en las proximidades del pueblo, el mítico pasaje de la Afrenta de Corpes, en el que las hijas del Cid, Doña Elvira y Doña Sol, fueron golpeadas y abandonadas por sus maridos, los Infantes de Carrión.

Dentro de su patrimonio histórico artístico destaca la Iglesia Parroquial de San Gil Abad, de origen románico y construida en pizarra.

Más información, aquí

Jadraque

Castillo de Jadraque-

Situada en pleno valle del Henares, destaca desde la lejanía su legendario castillo, denominado Castillo del Cid, que se alza esplendoroso sobre «el cerro más perfecto del mundo...», en palabras de Ortega y Gasset.

Para un buen número de estudiosos e investigadores, Jadraque sería la localidad de Castejón, citada en el Cantar de Mío Cid, la que «está junto al Henares...», según el poema cidiano. Pero además del origen árabe de su nombre, las calles y plazas de Jadraque guardan celosamente el testimonio de un sinfín de avatares históricos. Su período de mayor progreso se remonta a los tiempos de doña María de Castilla, nieta del rey Pedro I El Cruel, del Cardenal Mendoza y de su hijo primogénito, Rodrigo Díaz de Vivar y Mendoza, Marqués de Zenete y Conde del Cid, que hizo de Jadraque un centro señorial, comercial y militar de primer orden.

Patrimonio histórico-artístico

Destaca el Castillo del Cid del siglo XV

La Iglesia de San Juan Bautista del siglo XVI, con el Cristo de los Milagros de Pedro de Mena y el lienzo original de Francisco de Zurbarán «Cristo recogiendo las vestiduras después de la flagelación».

La Casa de los Verdugo con su afamada Saleta de Jovellanos del siglo XVII, donde estuvo alojado, en el verano de 1808, el ilustrado Gaspar Melchor de Jovellanos, que era visitado por el pintor Francisco de Goya, a quien se atribuyen algunas de las pinturas de la Saleta.

Destacan también las Ermita del Santo Cristo y la de San Isidoro

Más información, aquí

Castejón de Henares

Castejón de Henares-

Asentado en el fondo de un barranco que se orienta hacia el valle del Henares, Castejón de Henares ocupa un lugar estratégico que le ha otorgado una notable importancia histórica desde tiempos remotos. Así se narra en el Cantar de Mío Cid, donde El Campeador decide tomar la plaza de Castejón con cien de sus caballeros en una celada para abastecerse de víveres, siendo la primera población que conquista el legendario caballero en tierras de Guadalajara.

El mito cidiano tiene en Castejón su representación más patente en la conocida «Casa del Cid», una vieja vivienda de adobe y mampostería, situada a la entrada del pueblo, de la que cuenta la leyenda que, debajo de una roca situada en su patio, el Cid escondió un importante tesoro, al que se puede acceder también desde una de las cuevas que se encuentran en la falda de la montaña.

Patrimonio histórico-artístico

La Iglesia Parroquial de San Miguel Arcángel, del siglo XVI, construida en la parte alta del pueblo, en el lugar conocido como El Castillo. La leyenda dice que la iglesia se construyó con las piedras del castillo que hubo antiguamente en la localidad.

También forma parte de l patrimonio histórico artístico el Rollo Jurisdiccional, de casi cuatro metros de altura, convertido en fuente pública.

Más información, aquí

Hita

Puerta de Santa María, en Hita-

Situada a las faldas de un espectacular cerro que se levanta de forma llamativa en las llanuras alcarreñas, Hita es la primera plaza que es atacada por Álvar Fáñez de Minaya en su famosa algarada por la cuenca del Henares, según cuenta el Cantar de mío Cid, y que posteriormente le llevaría a conquistar Guadalajara.

La historia de Hita aparece ligada a la literatura, siendo bien conocida su relación con el gran poeta del medievo español Juan Ruiz, del siglo XIV, quien fue largos años Arcipreste de Hita en el cabildo catedralicio de Toledo. Su universal obra el «Libro de Buen Amor», una de las obras más importantes de la literatura medieval española, han hecho de Hita lugar muy propicio para rememorar el medievo, como así lo pone de manifiesto su reconocido Festival Medieval, el más antiguo de España, que cada primer Sábado del mes de Julio convierte a la villa en un extraordinario escenario de la cultura popular medieval de Castilla.

Un siglo después del Arcipreste de Hita, Íñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana y Señor de Hita impulsó el definitivo progreso de la villa, llevando a cabo su fortificación y la reconstrucción de su antiguo castillo.

Patrimonio histórico-artístico

Forman parte de su patrimonio histórico-artístico la Iglesia de San Juan Bautista, gótico-mudéjar del siglo XIV.

Las ruinas de la Iglesia de San Pedro de origen medieval.

La Puerta de Santa María, arquitectura militar gótica del siglo XV.

La Plaza del Arcipreste de Hita; el Palenque, junto a la muralla medieval o los restos del Monasterio de Sopetrán del siglo XIV.

Más información, aquí

Guadalajara

Palacio de Antonio de Mendoza, en Guadalajara-

La capital de la Provincia y se encuentra a 55 kilómetros de Madrid, accediéndose por la Autovía de Aragón A-2. Se ubica en un lugar privilegiado, sobre un cerro situado en la orilla izquierda del fértil valle que conforma el río Henares, situación que le ha conferido el valor estratégico que siempre ha tenido desde la antigüedad.

Cuenta la tradición que la noche de San Juan del año 1085 Álvar Fáñez conquista la ciudad de Guadalajara, pasaje que ha pasado a formar parte de la seña de identidad de la ciudad, siendo el emblema histórico que figura en el escudo heráldico de Guadalajara. El Cantar de mío Cid narra la algarada que realizó Álvar Fáñez por la cuenca del Henares, que le permitió llegar hasta Alcalá de Henares tras tomar las plazas de Hita y Guadalajara. En la actualidad, el Torreón de Álvar Fáñez, atalaya de la antigua muralla de la ciudad, guarda el recuerdo del legendario caballero castellano, pues, según la leyenda, fue por esta puerta por la que entró con sus tropas para conquistar la ciudad.

Patrimonio histórico-artístico

Todo aquel que llegue hasta Guadalajara tiene una obligada visita al Palacio del Infantado (Museo de Guadalajara), gótico-renacentista del siglo XV.

Concatedral de Santa María, mudéjar del siglo XIII.

Convento de la Piedad y Palacio de Antonio de Mendoza, renacentista del siglo XVI

Panteón de la Condesa de la Vega del Pozo, ecléctico del XIX; la Cripta de los Mendoza (Iglesia de San Francisco), s. XVI; la Capilla de Luis de Lucena, del siglo XVI; el Palacio de la Cotilla y Salón Chino, del siglo XVI; el Torreón de Álvar Fáñez, s. XIV o el museo Francisco Sobrino.

Más información, aquí

Sigüenza

Catedral de Sigüenza, al atardecer-

Situada en el alto valle del río Henares, su estratégico emplazamiento le ha concedido a lo largo de la historia un papel preeminente.

Tras la restauración del Obispado de Sigüenza en el año 1121 por orden de la reina Doña Urraca, hija de Alfonso VI, a favor del obispo francés Bernardo de Agen, tres años más tarde este eclesiástico aquitano reconquista definitivamente la ciudad para la corona castellana, iniciándose al poco tiempo las obras de su espléndida Catedral, y con ello el comienzo del mayor apogeo de la villa seguntina, uno de los conjuntos histórico-artísticos más bellos de todo el itinerario cidiano.

En ese impulso y progreso de Sigüenza tuvo un papel preponderante Don Pedro González de Mendoza, conocido como Gran Cardenal de España, que fue Obispo de la villa seguntina durante 27 años, período en el que articuló el nuevo urbanismo renacentista de la ciudad, como, por ejemplo, la Plaza mayor, y engrandeció sobremanera la Catedral, con obras tan destacadas como su afamado y prodigioso coro.

Entre su entramado de calles estrechas (sus conocidas «travesañas») e iglesias románicas, se erige majestuoso su castillo medieval y su grandiosa Catedral románica, que guarda en su interior una de las grandes joyas de la escultura funeraria universal, el Doncel de Sigüenza.de la que Ortega y Gasset la calificó como «una de las esculturas más bellas del mundo...»

Castillo de Sigüenza
Castillo de Sigüenza

Patrimonio histórico-artístico

- Catedral, de origen románico del siglo XII

- Iglesia de Santiago, románica del siglo XII

- Iglesia de San Vicente, románica del siglo XII

- Castillo (hoy Parador de Turismo) del siglo XII

- Casa del Doncel, gótica del siglo XV

- Iglesia de Nª Sª de los Huertos del siglo XVI

- Palacio Episcopal del siglo XVII

- Plaza Mayor del siglo XV

Además de su riqueza monumental, Sigüenza es la cabecera del Parque Natural del Barranco del río Dulce, uno de los grandes tesoros de la biodiversidad de Castilla-La Mancha, con un altísimo grado de conservación, siendo un hábitat perfecto para una rica y variada avifauna. Es un enclave muy recomendado para hacer cómodas rutas senderistas y en bicicleta.

Más información, aquí

Anguita

Iglesia de San Pedro, en Anguita-

Se encuentra enclavada en el ancho valle que va formado a su paso el río Tajuña, asentada en una rocosa e inclinada lastra, en un paraje de enorme atractivo ubicado en las estribaciones de la Sierra Ministra. El pasado musulmán de Anguita queda bien patente en vestigios como la popular Torre de la Cigüeña, espectacular torreón vigía que se alza desafiante sobre el bello paraje de la hoz del río Tajuña.

Anguita ha pasado a formar parte de la leyenda cidiana a través de las conocidas como «Cuevas del Cid», pasaje narrado en el Cantar de mío Cid según el cual el caballero castellano descansó con sus tropas en ese paraje.

El nombre de Anguita figura igualmente en la memoria histórica de España por ser el lugar en el que, en el año 1813, se firmó, en el palacete que ocupa el actual Ayuntamiento, el Acta de Constitución de la Diputación Provincial de Guadalajara con Molina, que fue la primera de España conforme a la Constitución de Cádiz de 1812, conocida popularmente como La Pepa.

Patrimonio histórico-artístico

- Iglesia de San Pedro, origen románico del siglo XII

- Ermita de Nuestra Señora de la Lastra, románica del siglo XIII

- Ermita de la Soledad del siglo XVI

- Torre de la Cigüeña, atalaya islámica del siglo X

- Castro celtíbero Los Castillejos

- Necrópolis celtíbera «El Altillo» (pedanía de Aguilar de Anguita).

- Yacimiento «La Cerca», asentamiento romano (pedanía de Aguilar de Anguita).

Más información, aquí

Molina de Aragón

Río Gallo, en Molina de Aragón-

Capital de la histórica comarca del Señorío de Molina, la ciudad de Molina de Aragón se encuentra asentada a la orilla derecha del río Gallo, siendo un enclave con una densa historia que ha sido facilitada por su estratégica situación geográfica, continuando en la actualidad desempeñando su papel como punto clave en las comunicaciones de un amplio territorio dominado por extraordinarios recursos naturales.

La tradición cidiana ha dejado plasmada para siempre la amistosa relación que mantuvo el Cid Campeador con el rey moro de Molina Abengalbón, e incluso el Cantar de mío Cid alude expresamente a la actitud hospitalaria que mantuvo el líder musulmán con su esposa, doña Jimena, y sus hijas, doña Elvira y doña Sol, en sus múltiples viajes entre Castilla y Valencia.

El cruce de culturas que ha protagonizado Molina de Aragón a lo largo de la historia ha permitido el legado una extraordinaria riqueza monumental, entre las que destaca su Castillo-Alcázar, con uno de los perímetros amurallados más grandes de España.

Castillo de Molina de Aragón
Castillo de Molina de Aragón

Patrimonio histórico-artístico

Castillo, origen islámico del siglo X al XII

Torre de Aragón del siglo XII

Iglesia de Sta. Clara, románica del siglo XII

Iglesia de Santa María la Mayor de San Gil del siglo XVI

Puente Viejo sobre el río Gallo, del siglo XIII

Convento de San Francisco, gótico, con su popular veleta «El Giraldo» del siglo XIII

Iglesia de San Pedro, origen románico, rehecha en el siglo XVI

Palacio del Virrey de Manila, del siglo XVIII

Museo Comarcal de Molina de Aragón (Convento de San Francisco).

Molina de Aragón es igualmente la localidad de referencia del cercano Parque Natural del Alto Tajo, que con sus 176.265 hectáreas es el espacio protegido de mayor extensión de Castilla-La Mancha y el tercero de España. Su gran diversidad tanto de paisajes como de seres vivos, y su excelente estado de conservación, hacen del Alto Tajo uno de los grandes referentes de la biodiversidad en España.

Destaca de igual manera su magnífico y singular patrimonio geológico, que ha motivado la reciente declaración por parte de la Unesco como Geoparque Global de la Comarca de Molina - Alto Tajo, cuyo epicentro es la capital molinesa.

Más información, aquí

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios