San Pedro Cultura, en Becerril de Campos
San Pedro Cultura, en Becerril de Campos - ABC

Arte mudéjar y renacentista por descubrir en la provincia de Palencia

Ruta por Becerril de Campos, Paredes de Nava, Fuentes de Nava, Cisneros y Astudillo, en la provincia de Palencia

PALENCIAActualizado:

Magníficas joyas del patrimonio palentino permanecen, todavía hoy, lejos de gozar del reconocimiento que merecen dado su valor y calidad artística. Auténticos tesoros que demuestran el esplendor que tuvo la Provincia en el pasado y que son testimonio de infinidad de estilos artísticos, desde el románico hasta el barroco, pasando por el arte mudéjar que tiene en la zona terracampina de la provincia alguno de los mejores exponentes de Castilla y León.

Tablas de los Reyes de Israel, de Pedro Berruguete, en la Iglesia de Santa Eulalia
Tablas de los Reyes de Israel, de Pedro Berruguete, en la Iglesia de Santa Eulalia

Palencia es también una provincia de Renacimiento. Un arte que fluye entre las localidades de Becerril de Campos, Paredes de Nava, Fuentes de Nava y Cisneros. Es el propio estilo el que «te lleva» y «te invita» a viajar entre estas cuatro localidades palentinas que pueden presumir de atesorar el legado de Jorge Manrique, Pedro Berruguete y su hijo Alonso, o el Cardenal Cisneros.

El punto de partida a esa ruta puede ser San Pedro Cultural en Becerril, que acaba de cumplir su segundo aniversario y ya atesora más de 55.000 visitantes. Una ruina reconvertida en maravilla turística gracias a su fantástico cielo nocturno estrellado, que es ya un referente del turismo en la provincia de Palencia en parte gracias a su sorpréndete manera de fusionar la arquitectura y la astronomía.

Un lugar que desde su inauguración, no ha dejado de evolucionar incorporando nuevos atractivos como reclamo de los turistas. El interior de San Pedro Cultural alberga una parte del meteorito que en 2004 cayó en la zona norte de la provincia de Palencia.

En Becerril, declarada conjunto histórico artístico, es de obligada visita también, la Iglesia y el museo de arte sacro de Santa María donde las tablas de Alonso Berruguete y las obras de Alejo de Vahía y Juan de Juni lucen bajo un espectacular artesonado mudéjar.

El municipio de Cisneros, por su parte, es capaz de sorprender al visitante con su maravilloso Conjunto Histórico Artístico que anima a recorrer las calles y plazas de la localidad sin dejar pasar la oportunidad de acercarse a la iglesia de San Pedro y ver su retablo mayor renacentista, obra de Francisco Giralte. El recorrido continúa por Fuentes de Nava donde la «Estrella de Campos» da la bienvenida a los visitantes. Se trata de la espectacular torre de la Iglesia de San Pedro que mide 65 metros.

Imposible no acercarse también hasta Paredes de Nava ya que un paseo por este municipio permite descubrir sus casas señoriales y rincones con sabor castellano hasta llegar a la iglesia-museo de Santa Eulalia, donde, aparte de su órgano barroco y su retablo renacentista, destaca su particular torre, en la que conviven los estilos gótico y mudéjar y cuyo tejado está realizado a base de coloridas baldosas esmaltadas.

Y es que también el estilo mudéjar, fruto de la convivencia entre las culturas hispana y musulmana durante la Edad Media, encontró en la provincia de Palencia el entorno perfecto para su desarrollo debido, en parte, a la existencia de materiales adecuados como el yeso, la madera o el ladrillo.

Iglesia de San Facundo y San Primitivo, en Cisneros
Iglesia de San Facundo y San Primitivo, en Cisneros

En plena Tierra de Campos se levanta el templo de San Facundo y San Primitivo de Cisneros, un trabajo que data del siglo XVI y que es uno de los exponentes más llamativos de la comarca dado el rico artesonado que cubre la techumbre de la iglesia.

Sin duda, es el más importante legado mudéjar que hay en la Comunidad, pero no es el único ya que en el municipio palentino de Astudillo radica otro de los ejemplos de la alta calidad de este estilo. Y es que, el convento de Santa Clara, del siglo XIV, fundado por María de Padilla, tiene anexo a esta construcción un palacio que se erige como uno de los aspectos más interesantes del conjunto.

Precisamente, la Diputación de Palencia ha editado una guía donde se recogen todos estos testimonios artísticos para dar cuenta así, de la importancia de este estilo que, en la época, debió su riqueza a la importancia de la ganadería en Palencia, un sector que entonces era una valor al alza.