AÑO NUEVO CHINO

¿Cómo se celebra el año nuevo chino?

Las Fiestas del Año Nuevo Lunar son las más importantes del calendario oriental. Cada año está dedicado a un signo del zodiaco chino: este es el del Perro de Tierra

Actualizado:

Los chinos ultiman los preparativos para recibir el próximo 16 de febrero el Año del Perro con diversos festivales en toda la geografía nacional, algunos con el hielo como protagonista, mientras que en otros el fuego es el que domina los festejos. En la ciudad central de Chongqing, a orillas del Yangtsé, por ejemplo, se ha recreado la llamada danza del dragón de fuego, en la que un armazón de tela que encarna el mítico animal bailaba bajo una lluvia de limaduras de hierro incandescentes. En este reportaje incluimos las tradiciones que siguen más fielmente en aquel país.

12345678
  1. La llamada de Buda

    El 16 de febrero comienza el Año Nuevo Chino, una tradición que tiene 5.000 años de historia y que se basa en el calendario lunar y en las prácticas del taoísmo. Cada año está dedicado a un signo del zodiaco chino, compuesto por doce animales. Este año es el del Perro de Tierra.

    En China las Fiestas del Año Nuevo Lunar son las más importantes y reciben el nombre de Fiesta de la Primavera (Chun Jie) en la que lo principal es la reunión de las familias a ser posible en el lugar de origen.

    ¿De donde surgen estos animales zodiacales? Hay varias versiones, la más extendida hoy es que Buda, en su lecho de muerte, llamó a todos los animales de la Tierra. Primero llegó la rata, después el buey, el tigre, el conejo, el dragón, la serpiente, el caballo, la cabra, el mono, el gallo, el perro y el cerdo, por este orden. Como recompensa los convirtió en los doce signos del zodiaco

    Otra versión, en vez de Buda, hace protagonista de esta historia al Emperador de Jade (Yu Di) uno de los principales dioses del panteón taoísta.

  2. El Perro de Tierra

    Este año corresponde al Perro de Tierra. El horóscopo chino se basa en docenios, ciclos de doce años, que se repiten indefinidamente. Del 16 de febrero de 2018 hasta el 4 de febrero de 2019 le corresponde al perro, animal que representa la ternura, la fidelidad y la felicidad.

    En 2018 el Perro está dominado por la Tierra, un elemento conservador poco dado a los grandes cambios. Es decir, será un año en el que la seguridad será lo más importante y estará marcado por el aumento de los movimientos sociales conservadores.

    Estos son los doce animales y alguno de los años en los que se celebran:

    La Rata

    ...1936, 1948, 1960, 1972, 1984, 1996, 2008, 2020...

    El Buey

    ...1937, 1949, 1961, 1973, 1985, 1997, 2009, 2021...

    El Tigre

    ...1938, 1950, 1962, 1974, 1986, 1998, 2010, 2022...

    El Conejo

    ...1939, 1951, 1963, 1975, 1987, 1999, 2011, 2023...

    El Dragón

    ...1940, 1952, 1964, 1976, 1988, 2000, 2012, 2024...

    La Serpiente

    ...1941, 1953, 1965, 1977, 1989, 2001, 2013, 2025...

    El Caballo

    ...1942, 1954, 1966, 1978, 1990, 2002, 2014, 2026...

    La Cabra

    ...1943, 1955, 1967, 1979, 1991, 2003, 2015, 2027...

    El Mono

    ...1944, 1956, 1968, 1980, 1992, 2004, 2016, 2028...

    El Gallo

    ...1945, 1957, 1969, 1981, 1993, 2005, 2017, 2029...

    El Perro

    ...1946, 1958, 1970, 1982, 1994, 2006, 2018, 2030...

    El Cerdo

    ...1947, 1959, 1971, 1983, 1995, 2007, 2019, 2031...

    Según el horóscopo occidental es imposible saber la edad de una persona solo conociendo el signo que le corresponde. Un Aries, por ejemplo, puede ser de cualquier edad. Pero con el zodiaco chino, al ser periodos de 12 años, es muy fácil saber la edad de una persona si sabemos su signo. Si alguien nos dice que es Conejo, pongamos por caso, y por su aspecto parece que está en los 60 más o menos, según la tabla anterior vemos que podría haber nacido en 1939, 1951 o 1963. Si fuera de 1939 tendría 79 años, demasiado viejo. Si fuera de 1963 tendría 55 años, pero aparenta más. Sin duda es de 1951 y en 2018 cumplirá 67 años.

  3. Todos quieren ser dragones

    El Dragón es el único animal mítico de los doce del zodiaco chino. En China se asocia al Emperador Divino, la salud, la buena suerte... y se piensa que serán los líderes del futuro. Por eso la mayoría de los padres quieren que sus hijos sean dragones y hacen lo posible para que nazcan en ese año.

    Esto supone que últimamente haya más dragones que cualquier otro animal zodiacal (hasta un 20%), con lo que las quintas de este signo, al ser más numerosas, tienen más dificultades para conseguir plaza en las guarderías y escuelas privadas, por ejemplo, y tienen que esforzarse más en una sociedad de por sí muy competitiva y con 1.400 millones de habitantes.

  4. Fiesta de la Primavera

    Todos los festejos que rodean al Año Nuevo Lunar se conocen como Fiesta de la Primavera (Chun Jie). Su origen está en el Norte de China, en la época que acababan los fríos invernales y las temperaturas empezaban a suavizarse. En una sociedad eminentemente agrícola, hace más de 4.000 años ya estaban arraigados los sacrificios anuales a las deidades para pedir una buena cosecha.

    Hoy en estas fechas se produce el mayor éxodo del año. Millones de chinos, que tienen 7 días de vacaciones, viajan a sus lugares de nacimiento para reunirse con sus familiares atiborrando carreteras, aviones y ferrocarriles.

    Las celebraciones giran siempre en torno a banquetes familiares, generalmente compuestos por 8 platos o múltiplos de 8, el número de la buena suerte. No pueden faltar los «jiaozi», empanadillas al vapor rellenas de verduras y carne que confeccionan todos los miembros de la familia, y algún plato de pescado, que en chino se dice «yu» y suena igual que «abundancia».

  5. Petardos y cohetes

    Sabido es que los chinos inventaron la pólvora, que ya empleaban con fines medicinales y recreativos en el siglo IX.

    La pasión por las explosiones controladas ha llegado hasta nuestros días y se ha exportado a todo el mundo. Ya casi no se concibe una fiesta popular sin una exhibición de fuegos artificiales. Para los chinos, el estruendo que causan espanta a los malos espíritus y dejan el paso libre a la buena suerte.

    La parte negativa es que los petardos usados sin control muchas veces provocan accidentes e incendios. Por eso su uso está regulado, al menos eso se pretende. En toda China, los fuegos artificiales privados están fuertemente restringidos.

  6. Faroles

    La Fiesta de la Primavera dura quince días y acaba con el llamado Festival de los Faroles (Yuan Xiao Jie). En todas las casas, los farolillos, principalmente de color rojo, sirven de adorno para recibir al Año Nuevo. También se regalan a los niños.

    Los tradicionales están hechos de seda o papel y en su interior llevan una vela. Los más modernos son de plástico con una linterna led. Empezaron siendo esféricos en forma de globos o cuadrados en forma de cajas, pero hoy representan todo tipo de estructuras, desde el animal del año hasta el sempiterno dragón.

    A pesar de las bajas temperaturas del norte de China, en muchos parques se celebran estos días concursos de faroles al aire libre.

  7. Acerolas

    Otra de las características de estas fiestas es la venta de acerolas en puestos callejeros. No son exclusivas de la Fiesta de la Primavera, pero sí muy representativas de ella.

    En chino se llaman Tang Hulu (Acerola Azucarada). Las acerolas son frutas parecidas a las manzanas, pero más pequeñas, y se venden cubiertas de caramelo y ensartadas en unas brochetas de palo.

    No pueden faltar en las ferias que se realizan estos días junto a los templos y son el regalo que piden todos los niños a sus abuelos, además de los también tradicionales molinillos de papel.

    Dicen que nacieron en la dinastía Song (960-1279) y con el tiempo han variado muy poco, salvo que hoy se realizan con otras frutas, siempre caramelizadas.

  8. Felicitaciones

    Así que Xin Nian Hao, Xinnian Kuaile, Guonnian Hao, Gongxi Facai, o Bubu Gaosheng, que de todas estas formas y alguna más se puede felicitar el Año Nuevo en China.