Viajar - África

La isla en ruinas que un día estuvo construida en coral

La ciudad sudanesa de Suakin fue un importante puerto comercial hasta principios del siglo XX

La isla en ruinas que un día estuvo construida en coral

A orillas del Mar Rojo la ciudad de Suakin duerme en un sueño en el que espera recuperar, al menos en parte, su esplendor pasado. Esta abandonada isla de Sudán, -conectada al continente por una carretera-, fue en otros tiempos símbolo de lujo y prosperidad con un casco antiguo construido en coral y un importante puerto comercial y cultural.

Son distintas las referencias que sitúan el nacimiento de Suakin en la Edad Antigua convirtiéndola en una próspera ciudad. A partir de siglo VII fue una de los principales conexiones con Arabia y en los siglos XII y XIII se convirtió en punto de partida de las rutas comerciales.

La ciudad creció hasta convertirse en una próspera isla con edificios de dos y tres alturas construidos en magnífico coral blanco, grandes ventanas protegidas con persianas decoradas y grabados de piedra.

Comerciantes y artesanos se asentaron en la isla hasta que nuevas rutas comerciales desbancaron el puerto de Suakin que perdió definitivamente su hegemonía con la apertura de Port Sudan en 1922.

A partir de entonces, esta ciudad medieval que sirvió de refugio durante 50 años al pachá de la provincia otomana de Habeş, fue perdiendo habitantes hasta convertirse en una ciudad fantasma.

En tan solo 10 años, el esplendor del pasado dio paso a la decadencia y su muelle, símbolo de la riqueza y el progreso de antaño fue derrumbándose impidiendo a su vez la entrada a puerto de grandes barcos. Poco a poco los buques dejaron de acercarse a Suakin y a finales de la década de 1930, la isla estaba desierta.

Hoy en día, a pesar de los esfuerzos por rehabilitar la ciudad, de los lujosos edificios tan solo quedan ruinas y por las calles pasean algunos intrépidos turistas que se acercan en ferries desde Jeddah en Arabia Saudita para imaginar la mezcla de culturas que un día pobló Suakin.

Toda la actualidad en portada

comentarios