Así son los hoteles donde se alojaron el príncipe Harry y Meghan Markle antes de la boda

Coworth Park Hotel y Cliveden House Hotel son dos exclusivos alojamientos de cinco estrellas con mucha historia

Actualizado:

La boda del príncipe Harry de Inglaterra con Meghan Markle acaparó todo tipo de titulares dirigidos no solo para los curiosos sino también para los aficionados a los viajes. La pareja que se casó el sábado 19 de mayo pasó la noche de antes de la boda en dos hoteles diferentes, ambos dignos de reyes y que sin duda merece la pena visitar.

El Coworth Park Hotel en la localidad de Ascot, en el condado de Berkshire es el alojamiento que eligió el príncipe Harry para pasar la noche del viernes al sábado. Este palacio de campo de finales del siglo XVIII fue reconvertido en un hotel de lujo en 2010.

La propiedad consta de varios edificios, incluida la casa original de Coworth de 1776. Construido en un estilo arquitectónico georgiano, el hotel conserva los techos altos, grandes proporciones y ventanas de época originales.

Las obras de restauración de este histórico edificio duraron dos años en los que se reconvirtieron los establos y la casa de campo cercana en un alojamiento de cinco estrellas con un total de 70 habitaciones y suites de diseño contemporáneo con esculturas y obras de arte, de mayoría británica, en todas las habitaciones. Además tiene cinco bares y restaurantes donde disfrutar de un ambiente tranquilo. En total la propiedad abarca cerca de 100 hectáreas e incluye instalaciones tales como un spa, polo y terrenos ecuestres, establos para 30 caballos, piscina climatizada y plataforma para helicópteros. Es el único hotel en el Reino Unido que tiene sus propios terrenos de polo.

El hotel también fue el primer hotel de este tipo en el Reino Unido en incorporar medidas sostenibles, como una caldera de biomasa dentro de un centro de energía subterránea que se alimenta de la quema de los sauces.

Cliveden House Hotel

A unos 24 kilómetros de Coworth se alojaba la novia, Meghan Markle. La futura del príncipe Harry eligió Cliveden House Hotel, una lujosa mansión mandada construir en 1666 por el segundo Duque de Buckingham como regalo a su amante. El hotel de cinco estrellas conserva esa atmósfera clásica de siglos pasados gracias a una decoración a base de antiguedades combinada con elementos modernos que le convierten en un lugar perfecto para desconectar y disfrutar de un entorno natural gracias a sus 152 hectáreas de terrenos.

Los jardines cuentan con un parterre, famoso por sus exhibiciones florales y una colección de esculturas excepcionales.

Suites Princesa de Gales
Suites Princesa de Gales

El hotel tiene 38 habitaciones y suites, cada una con el nombre de una figura histórica. Las mejores suites son Lady Astor y Princesa de Gales ambas en el primer piso de la casa principal y con un precio que ronda los 1.700 euros la noche.