Así es la primera tabla de surf con motor

Una empresa incorpora a la tabla un motor de propulsión que minimiza el esfuerzo físico y mejora la experiencia del aficionado

Actualizado:

En el surf, la destreza física y la técnica, además del estado del mar, son elementos que se tienen en cuenta para remontar un pico, deslizarse sobre las olas o «cazar» la ola perfecta que todo surfista desea. Hace algunos años, era difícil imaginar que una tabla de surf pudiese incorporar un motor con propulsión que ayude al surfista a minimizar estos esfuerzos físicos y hacer más fácil deslizarse sobre las olas. Un invento que ha despertado la curiosidad de muchos surfistas en la actualidad e incluso ha creado una nueva modalidad: el boosted surf o surf impulsado.

La idea revolucionaria llega de la mano de Jetson, una empresa española con sede en Barcelona que ofrece una tabla de propulsión, que ayuda al surfista en aquellos momentos críticos de remontar las olas rompientes y sobre todo para coger la ola, el llamado «take off». La tabla es intuitiva, y a través de varios botones se consigue calcular las diferentes velocidades y potencias. «Todos los que la han probado lo han entendido desde el primer baño», nos comenta, Íñigo Barrón, resposable de la firma Jetson.

Pero, ¿qué ocurre si la tabla se parte en el medio del mar? Según Íñigo, las tablas son bastante fiables ya que se han llevado a cabo pruebas a lo largo de cuatro años en mares muy complicados y situaciones de olas peligrosas, y siempre han salido ilesas. «En el surf nunca estás muy lejos de la playa porque las olas rompen cuando llegan a la orilla, en el improbable caso de que se rompiera algo la tabla sigue flotando y remarías a la orilla como con una tabla normal. También es raro que se parta, va más reforzada que una tabla normal».

Este modelo puede ser mejor que una tabla convencional, ya que «el surf consiste en coger olas, cuantas más mejor, no en remar mucho, en estar flotando encima de la tabla o en pasearte. Y nuestra tabla permite coger muchas más olas», comenta Íñigo.

¿Qué encontramos de especial en estas tablas para que el surfista se interese en ellas? «Por ponerte una comparación, Jetson es como un remonte en el ski. Hace 100 años no existían los remontes y el que quería esquiar en nieve tenía que ascender andando y descender esquiando. En resumidas cuentas esquiaban cuatro valientes y aprendían poco porque pasaban poco tiempo esquiando y mucho andando. Con los remontes pasas mucho tiempo esquiando y poco subiendo, es la forma de aprender. Pues en el surf pasa lo mismo, con Jetson puedes disfrutar mucho más de coger olas», añade Íñigo Barrón.

¿Cuáles son la ventajas y desventajas que encontramos con esta tabla? «Para mi las ventajas son todas, es una tabla de surf, como dice nuestro lema, «Simply More Surf», me permite hacer más surf, de manera más segura, surfear olas más grandes, estar más tiempo en el agua...» Y desventajas… «pues si tuviera que decir alguna diría el peso, pero realmente en el agua no se nota, y la tecnología actual de baterías de Polímero de Litio no nos permite bajarlo mucho más».

El coste de cada tabla ronda los 1.800 euros, dependiendo del modelo.

Aquí va un vídeo resumen de algunos surfistas que lo han probado: