Un tramo de la N-222 que va desde Peso Da Régua a Pinhao
Un tramo de la N-222 que va desde Peso Da Régua a Pinhao

Y la mejor carretera del mundo para conducir es...

Un grupo de expertos analiza con una fórmula matemática las mejores carreteras del mundo para disfrutar del coche, la carretera y los paisajes. Este es su veredicto

Actualizado:

Hay carreteras perfectas. Amplias, con muchos carriles, seguras, con áreas de servicio... Y hay carreteras perfectas... para conducir. A simple vista, puede parecer una cuestión de gustos, como los colores. Pero la compañía de alquiler Avis ha reunido a un grupo de expertos para aclarar de manera científica este enigma.

En el experimento han participado el físico cuántico Mark Hadley, responsable de dirigir la operación; el legendario diseñador de circuitos de Fórmula 1, Hermann Tilke, y el reconocido diseñador de montañas rusas John Wardley. «En la conducción existen cuatro frases principales -comenta Mark Hadley-. Las curvas, la aceleración, la velocidad y el frenado. Una gran carretera radica en el justo equilibrio entre estas fases que ofrecen la emoción de la velocidad y aceleración, mientras que las curvas prueban las capacidades de conducción y las rectas hacen posible disfrutar del escenario. Nosotros hemos calculado un balance óptimo entre estos componentes para poder determinar, científicamente, la mejor carretera del mundo».

Avis y sus expertos han aplicado su fórmula matemática a 25 carreteras que han sido consideradas habitualmente como las mejores del mundo por profesionales del motor, clubes de conductores y medios de comunicación, ya sea por su excepcional belleza, localización o su carácter desafiante.

De acuerdo a esta nueva fórmula, la mejor carretera del mundo es la N-222 que va desde Peso Da Régua a Pinhao, a medio camino entre Oporto y la frontera española, en Portugal. Recorre el río Duero ofreciendo unas impresionantes vistas de las laderas que se acercan al Ratio de Conducción Avis ideal de 10:1 (10 segundos en una recta por cada segundo en una curva) con un ratio de 11:1, y ofrece así la mejor experiencia de conducción del mundo.

«El tiempo dedicado a recorrer una recta es el momento adecuado para apreciar los alrededores de la carretera antes de llegar a la próxima curva, que otorga al conductor la emoción y excitación que se obtiene en una carretera desafiante», continúa el Dr. Hadley.

Para informar y desarrollar este ratio, el Dr. Hadley ha utilizado la geometría de la carretera y el estilo de conducción junto a otros detalles. Los componentes fundamentales han sido estos: Aaceleración, deceleración de frenado, permite reducir la velocidad en una curva, aceleración lateral, sostiene el coche a la carretera durante la curva, aceleración en línea recta, ermite volver a velocidad de crucero, radio de las curvas, ongitud de las rectas y velocidad (velocidad de crucero).

«Nuestra carretera ganadora otorga a los conductores el correcto equilibrio entre las curvas cerradas y largos tramos rectos de carretera. Esto crea una experiencia de conducción emocionante y variada que pone a prueba las habilidades de conducción y proporciona la oportunidad de experimentar el rendimiento del vehículo, al tiempo que ofrece a los conductores tiempo para disfrutar de impresionantes vistas panorámicas», señala Ramón Biarnés, quien encargó esta investigación.

La carretera lleva a los conductores a lo largo de una magnífica carretera que abraza el río Duero, disfrutando de unas espectaculares vistas de los viñedos y termina en la pintoresca ciudad del vino de Pinhão. El tramo de 27 km de trazado incluye 93 curvas, lo que mantiene a los conductores en estado de constante alerta y les permite experimentar el poder de manipulación del coche, mientras que ofrece diferentes visiones de la carretera. El valle del Duero es el origen del vino de Oporto, y esta región se convirtió en la primera de todo el mundo en tener una delimitación formal. Esta región vinícola fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2001.

Otras carreteras

En segundo y tercer lugar han quedado el Big Sur en California y la A535 que atraviesa el río Dane, en Reino Unido, con ratios de 8,5:1 y 8,4:1, respectivamente. Para los conductores que buscan un desafío, la Carretera Nihon Romantic en Japón con un ratio de 2:1 está llena de curvas cerradas, mientras que en Europa, la carretera de la Costa amalfitana, cerca de Nápoles (Italia), tiene un ratio de 1:1 y mantiene a todos los conductores conteniendo la respiración al conducir por curvas cerradas y disfrutar de vistas impresionantes. La carretera Overseas Highway, en Florida, ofrece un ratio de 1240: 1, por lo que es el camino perfecto para aquellos que buscan una baja intensidad pero una hermosa experiencia de conducción.