50.710 turistas chinos visitaron España de enero a marzo de 2014
50.710 turistas chinos visitaron España de enero a marzo de 2014 - ROBER SOLSONA

Las curiosas reglas de oro que siguen los hoteles con los turistas chinos

Supersticiones y costumbres que diferencian a los clientes asiáticos a la hora de valorar un hotel

Actualizado:

La luz, el clima, las playas, las montañas, la gastronomía y el trato amable de sus gentes hacen de España un destino de primera fila para el turista europeo o americano pero aún tiene que meterse en el bolsillo al viajero asiático que aunque está ganando adeptos -50.710 turistas chinos visitaron España en el primer trimestre de este año, un 24,7% más que en el mismo periodo del año anterior- le queda trabajo por hacer.

Lucía Zhang, jefa de Grupos de Viajes Extremo Oriente, explicó, en el tercer encuentro nacional de la Asociación Española de Directores de Hotel celebrado en Madrid, las curiosas reglas de oro que los hoteles deben atender para captar al turista chino.

1 Supersticiones a tener en cuenta

Los hoteles deben conocer bien las supersticiones de los clientes asiáticos y nunca darles una habitación en la planta 13 o, peor aún, en una habitación que contenga el número 4 -su pronunciación es casi idéntica a la de la palabra «muerte».

2 Cepillo de dientes

El turista de China, normalmente de gran poder adquisitivo, no entenderá un alojamiento en el que no se le facilite un cepillo de dientes, uno de esos imprescindibles que dan por hecho tendrá en su cuarto de baño.

3 Albornoz y zapatillas

El turista chino hace sus reservas según las recomendaciones de otros clientes de su misma nacionalidad con lo que será importante conocer la importancia que dan a descalzarse y usas zapatillas, algo que hasta los establecimientos más humildes de China ofrecen. Algo similar ocurre con el albornoz aunque este si es verdad está reservado para hoteles de 4 o 5 estrellas.

4 Dispensadores de agua caliente

Los chinos suelen beber agua caliente, sobre todo antes de acostarse, y están acostumbrados a disponer de dispensadores. Un alojamiento que quiera ganarse la confianza de estos clientes deberían atender esta petición antes de que el cliente lo solicite.

5 Enchufe, plancha y tintorería

Viajar a Europa supone para el turista asiático un fuerte cambio no solo de costumbres si no también de tecnología. Poner a disposición enchufes transformadores, plancha de la ropa y tintorería rápida ahorrará tiempo y preocupaciones al cliente a la vez que dará una brillante imagen del alojamiento.

6 Desayuno chino

La hora del desayuno es un momento importante ya que los turistas asiáticos no están acostumbrados al típico bufet continental a base de jamón, queso, huevos o ensaladas. El chino agradecerá un pequeño apartado con sopa de arroz o huevos cocidos.