El mirador de la Torre Willis, roto
El mirador de la Torre Willis, roto - twitter

Se rompe a sus pies el cristal de un mirador de la Torre Willis a 103 pisos de altura

Una familia observaba las vistas de Chicago cuando oyeron cómo el soporte se resquebrajaba

Actualizado:

Por unos segundos, a una familia de California se le debió cortar a respiración cuando vio que el suelo de cristal sobre el que estaban a casi medio kilómetro sobre la ciudad se resquebrajaba. Ocurrió el pasado miércoles, cuando el mirador del piso 103 de la Torre Willis de Chicago se rompía bajo sus pies.

Según declararon a medios locales, Alejandro Garibay, su hermano y dos primos se encontraban sobre uno de los balcones cuando escucharon cómo el vidrio se quebraba. Salieron del mirador rápidamente y acudieron a alertar a los encargados, quienes a su vez mostraron su sorpresa.

La Torre Willis, con sus 442 metros, es uno de los rascacielos más altos de Estados Unidos, así como unos de los lugares de peregrinación obliglatoria para todo turista que pise Chicago. Lo más llamativo son sus balcones de cristal a más de 400 metros de altura, inaugurados en 2009 bajo el nombre de «La cornisa».

Los administradores del edificio han informado de que los miradores tienen una plataforma con un vidrio de tres pulgadas y medio de espesor que aguanta hasta cinco toneladas de peso.

«El resquebrajamiento se produjo en la capa de pintura que protege el vidrio de la plataforma, no afectó la estructura y en ningún momento supuso un peligro para los visitantes», ha asegurado Bill Utter, portavoz del edificio.

Por su parte, el Departamento de Edificios de Chicago ha enviado inspectores al lugar y ha informado de que la atracción continuará cerrada mientras se realizan las reparaciones del caso.